viernes. 21.06.2024

CÁDIZ, 28 (EUROPA PRESS)

El Servicio Integral de Medio Abierto (SIMA) ha señalado que atiende a 460 menores que están cumpliendo alguna medida judicial de este tipo en la provincia de Cádiz. Este recurso de la administración autonómica, que también cuenta con instalaciones en Algeciras, se encarga de gestionar la ejecución de las acciones judiciales no privativas de libertad que imponen los jueces de menores, ha recordado la Junta.

En una nota, la delegada territorial de Justicia, Administración Local y Función Pública de la Junta de Andalucía, Ana Bertón, ha realizado una visita técnica a la sede del Servicio Integral de Medio Abierto (SIMA) en Jerez de la Frontera, que también cuenta con instalaciones en Algeciras, siendo adjudicataria de la coordinación la UTE Ginso-Imeris.

Bertón ha señalado que "el SIMA es necesario en la provincia y se encarga de coordinar los centros y servicios donde los menores infractores cumplen las medidas no privativas de libertad impuestas por los jueces".

En el recorrido técnico por estas instalaciones del SIMA en Jerez, la delegada territorial de esta Consejería ha podido despachar con los integrantes de este servicio y ha estado acompañada por el jefe de Servicio de Justicia, Pablo Muñoz; la jefa del Departamento de Justicia Juvenil, Claudia María Rivero, y la directora del SIMA, Aida Molina. También han estado, en representación de Ginso, Carmen Belinchón y Alfredo Dobarro, y por parte de Imeris, Marisol Lozano y María José Espigares.

En una mesa de trabajo posterior, Ana Bertón ha puesto de relieve la labor que realizan los integrantes del Servicio Integral de Medio Abierto, destacando el componente vocacional de su trabajo, teniendo como destinatarios a aquellos jóvenes que han tenido algún comportamiento que ha requerido sanción judicial.

La Junta ha señalado que el trabajo que desarrollan los técnicos del SIMA, durante el tiempo de cumplimiento de la medida judicial, persigue que los jóvenes sean conscientes del comportamiento antisocial que han tenido y por tanto modifiquen su conducta para el futuro, todo ello bajo la supervisión de la autoridad judicial.

La Junta de Andalucía es la administración competente para facilitar la ejecución de las medidas que imponen los jueces a los menores infractores, que pueden ser privativas de libertad, que los jóvenes cumplen en los Centros de Internamiento de Menores Infractores (hay 13 CIMI en Andalucía con 701 plazas), o de régimen abierto, como la libertad vigilada, las prestaciones en beneficio de la comunidad, las tareas socioeducativas, la asistencia a actividades y talleres o la estancia temporal en Grupos Educativos de Convivencia.

FUNCIONAMIENTO DE LOS SIMA

Según ha explicado la Junta, los SIMA coordinan la ejecución de las medidas de medio abierto y se encargan del seguimiento de los menores mientras las cumplen. Así, existen ocho servicios, uno en cada provincia, formados por equipos interdisciplinares de psicólogos, educadores, orientadores laborales o trabajadores sociales.

Por su parte, las entidades adjudicatarias cuentan con dilatada experiencia en el ámbito de la intervención psicosocial y la reeducación de jóvenes en situaciones de conflicto.

Una vez que el juez dicta una medida de medio abierto para un menor, los profesionales de los SIMA se encargan de hacer una evaluación del joven, su entorno familiar, circunstancias sociales y hábitos conductuales para elaborar un Programa Individualizado de Ejecución de la Medida.

En este sentido, son responsables de garantizar que cumpla lo dictado por el juez, bien en recursos propios o en coordinación con ayuntamientos y ONG donde realizan las prestaciones en beneficio de la comunidad y tareas socioeducativas. Cada menor cuenta con un profesional referente único durante todo el periodo de ejecución de la medida, ha señalado la Junta.

Además, los equipos de los SIMA trabajan también con las familias y elaboran los informes de seguimiento para los juzgados, con los que están en permanente coordinación.

La Junta ha recordado que la reciente implantación del nuevo sistema de información de Justicia Juvenil Prisma permite integrar en un expediente único digital toda la documentación sobre un menor, tanto la del juzgado como la de los equipos de los SIMA o los de los CIMI en el caso de los que cumplen medidas de internamiento.

Así, según ha apuntado, este sistema facilita las comunicaciones entre los jueces y los profesionales que trabajan con los menores durante la ejecución de las medidas, así como el control y seguimiento de su evolución durante todo el proceso.

El Servicio Integral de Medio Abierto atiende a 460 menores que cumplen medidas...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad