domingo. 19.05.2024

TELEPRENSA.- Las empresas hortícolas almeriense se sitúan nuevamente en el disparadero tras un reportaje del programa Reporteros, de La 2  de RTVE, que pone en alerta a las empresas alemanas sobre el incumplimiento de la Ley de Debida Diligencia de la Cadena de Suministro en Almería. No se trata de una información más, sino de una absolutamente concluyente, ofrecida desde un medio público con la intervención de funcionarios, miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, sindicatos, ongs y afectados, lo que en la sociedad alemana tiene un impacto muy distinto al que podría darse en España.

La Ley de Debida Diligencia de la Cadena de Suministro (LkSG por sus siglas en alemán) obliga a las empresas que quieran comercializar productos en su país a publicar un informe anual que describa los pasos que han tomado para identificar y abordar riesgos como trabajo forzoso, trabajo infantil, discriminación, violaciones a la libertad sindical, empleo poco ético, condiciones de trabajo inseguras o degradación ambiental.

La nueva ley no puede sancionar a las empresas incumplidoras en los países desde los que importa, pero sí que contiene toda una batería de medidas concretas para sancionar a las sociedades alemanas que se nutran de esos proveedores que incumplan los requisitos de esta norma, abriendo la puerta a la modificación de contratos y la terminación de la relación contractual posible.

Las medidas afectan tanto a proveedores directos, los afectados directamente por las obligaciones de las empresas alemanas, así como a los proveedores indirectos, que son aquellos que se entienden como afectados indirectamente a través de la cadena de suministro y en el caso de "conocimiento fundado".

Para una mayor accesibilidad de aplicación, la LKSG contempla el derecho de un individuo que cree que sus derechos humanos han sido violados a demandar a la empresa alemana en Alemania por daños y perjuicios ante un tribunal civil alemán a través de una ONG alemana o un sindicato alemán. Tanto es así, que cualquier trabajador inmigrante en situación de precariedad, sin contrato o habitante de un asentamiento de infraviviendas, puede iniciar un proceso de reclamación de daños y perjuicios desde el extranjero si la plantación o envasadora para la que trabaja incumple los preceptos de la ley.

El reportaje publicado en la televisión pública española en horario de máxima audiencia e impecable producción, muestra, según la sinopsis hecha por su propio equipo de redacción de Reporteros “las experiencias de explotación laboral y la vida en la clandestinidad e infraviviendas de algunos de los migrantes que buscan un trabajo en los invernaderos de la provincia de Almería. Denuncian que en el proceso para regularizar su situación se ven abocados a pagar por cada trámite. Como ejemplo, explican que hay quien les pide 4.000 euros para conseguir un contrato laboral.

Son personas que han sufrido a menudo una experiencia traumática de migración y que buscan un medio de vida mientras tratan de obtener 'papeles' para vivir en Europa.

La mano de obra que emplea el sector agrícola en Almería es principalmente de origen marroquí y subsahariana. En la última campaña el sector agrícola almeriense ha incrementado la producción y sus beneficios rondan los 3.000 millones de euros. Da empleo a 35.000 personas extranjeras de forma regular para el cultivo y casi el mismo número en las plantas de manipulado.

Pero las cifras oficiales de la inspección de Trabajo revelan casos de trabajadores sin alta a la seguridad Social. Sindicatos y ONG hacen distintas estimaciones que cifran entre un 10 y un 30% los trabajadores empleados sin regularizar, lo que quebranta sus derechos como trabajadores y los ingresos del Estado.

Un equipo del programa ha estado con algunos de estos migrantes y ha buscado el contexto con organizaciones agrarias y sindicatos, ministerios de Trabajo e Interior y ONG's.”, explica textualmente la web de RTVE.

Alerta televisiva sobre el incumplimiento de la ley alemana de Debida Diligencia de la...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad