miércoles. 12.06.2024

ALMERÍA.- La Sala de Grados del Edificio de Gobierno ha acogido este lunes un evento organizado desde la Facultad de Psicología por parte del profesor Pablo Sayans, que ha contado con la colaboración del Vicerrectorado de Estudiantes a través del programa UAL Joven 2024. Su título ha sido ‘Encuentro intercultural en la Universidad desde narrativas afrocentradas’, y ha tenido una amplia respuesta social y académica. Ha consistido en una charla-mesa redonda que ha contado con Antumi Toasijé, presidente del Consejo para la Eliminación de la Discriminación Racial o Étnica, Patricia Rocu, profesora de la Facultad de Educación de la Universidad Complutense de Madrid e IP del equipo ‘Universidad y Afrodescendencia’, Samuel Mendes, de la asociación ‘Alcemos la Voz África’, e Ivie Uyi, de la asociación ‘Aisad Mbolo’. También ha participado el profesor Juan Sebastián Fernández.

Además de la numerosa asistencia de un público heterogéneo, formado por jóvenes preuniversitarios, universitarios y sus familias, así como profesorado, PTGAS e investigadores, ha sido emitido en directo a través del enlace https://bit.ly/ual-cine. Su objetivo ha sido el de promover y mejorar el acceso y la inclusión de alumnado afrodescendiente en la Universidad de Almería en particular y en el sistema universitario nacional en general. Adicionalmente, esta actividad ha buscado romper con las dinámicas que consolidan la condición de minoría de las personas afrodescendientes ya no solo en la UAL, sino en el contexto nacional. De hecho, la actividad, que ha tenido extensión por la tarde con una visita guiada al campus, ha logrado abrir camino y ha fortalecido una reflexión que no se había afrontado tal abiertamente hasta el momento.

De hecho, Antumi Toasijé ha valorado muy positivamente la iniciativa de la UAL “porque es la primera vez que se organiza un acto orientado a la población afro para invitarles a entrar en la universidad, participar de la universidad, para darles a conocer que la universidad es suya también”. En este sentido, “la UAL se ha convertido en pionera en esta cuestión y es muy de valorar y es muy necesario, porque España destaca por su falta de inclusión en muchos ámbitos, entre ellos en el universitario, ya lo han dicho en las Naciones Unidas, y hay que abrir este espacio a la realidad social”. Se ha querido referir no solo a que falta alumnado, sino también a que “tampoco hay profesorado, o sea, faltan docentes diversos a pesar de que hay personas preparadas, que eligen irse fuera a trabajar, así que este evento es un paso adelante frente a la problemática”.

Pablo Sayans ha situado el origen del evento en la detección de que “no está llegando a la Universidad de Almería un porcentaje ni mucho menos razonable de toda esa cantidad de población de origen subsahariano que hay en la provincia”, una cuestión que ha afrontado como profesor en el campus, y que como investigador ha trabajado con la asociación ‘Aisad Mbolo’, de Roquetas de Mar: “Ellos mismos me dijeron, ‘Pablo, ¿te has dado cuenta de que no hay negros en la UAL?’, y la respuesta es que sí hay, pero no se corresponde con la proporción existente en el alumnado de los institutos”. El hecho que se produce es que “a partir de la Secundaria, el alumnado migrante generalmente empieza a dejar de lado la opción de carrera universitaria”.

En su mayoría “empieza a centrarse más en módulos de formación, que es algo completamente legítimo y muy útil para la inserción laboral, pero nosotros echamos en falta que llegue alumnado y, sobre todo también, que se incorporen como trabajadores de la UAL como profesorado y como personal de administración y gestión y servicios”, ha dicho textualmente. En ese sentido, “consideramos que es importante que nuestra provincia sea diversa y capaz de representar a su población, y que además tenga una sensibilidad bicultural, porque está en la frontera con África y que la universidad tenga profesionales y alumnado con perfiles biculturales es lo que más se adapta a la lógica de su posición geográfica”. No ha dudado en sostener que “mejoría la competitividad internacional”, definiéndolo como “una oportunidad para la UAL y tiene que esforzarse en seducir a ese alumnado también”.

Uno de esos alumnos, en el Grado de Derecho, es Samuel Mendes, que ha insistido en la misma idea: “Teniendo en cuenta la cuota poblacional, no se representa lo que es la realidad social”. En su propia experiencia, “en las clases todo el mundo piensa que soy Erasmus porque supongo que no se normaliza que los chavales de aquí, que ya tienen la edad, pasen de estudios secundarios a la formación universitaria, y eso es preocupante porque luego los profesionales que tendremos no van a reflejar esa realidad social”. Es por ello que ha aplaudido la realización de este evento y ha abogado por la creación de referentes: “Las profesiones de los padres tienen mucho que ver con las perspectivas de los hijos, y tenemos la ocasión de abordar el tema y romper con ello, de promover un cambio desde las instituciones”.

Patricia Rocu ha expresado su satisfacción por participar en el encuentro por la misma idea de fondo: “Me parece que es un evento muy necesario para visibilizar la cuestión étnico-racial con enfoque afrocentrado en el contexto universitario”. Ha aportado datos que dicen que “a medida que van subiendo los niveles educativos, de Primaria a Secundaria, hasta llegar a la universidad, se ve que las personas migrantes van descendiendo paulatinamente”. Es por ello su deseo de que “desde la universidad se tenga el compromiso y la responsabilidad de trabajar en estas cuestiones, en hacer un enfoque afrocentrado, y que ese enfoque afrocentrado vaya dirigido al alumnado, al profesorado, al personal de administración y servicios”. Sencillamente, “para tener una sociedad plural, se necesita también una universidad plural y que se cuente con esa perspectiva para que sea lo más real posible, teniendo en cuenta la sociedad en la que vivimos”. Ha enfatizado en que “es importante que el alumnado preuniversitario se vea proyectado hacia la universidad”.

El objetivo es que “lo contemple como una opción más de salida profesional, porque influye también mucho la educación que reciben con respecto a la infrarrepresentación de referentes”. Ha presentado una guía elaborada “a partir de un proyecto de cooperación para el desarrollo” que ella misma lideró en la Universidad Complutense de Madrid: “Realizamos entrevistas a chicas universitarias afrodescendientes de varias universidades españolas para que nos contaran cuáles eran sus preocupaciones y problemáticas, qué necesitaban”. En la información recogida “se ve claramente las desigualdades que viven como mujeres negras”, y ante ello “se dan soluciones a cada una de las carencias en interacciones sociales, discriminaciones, académicas, falta de contenido, falta también de referentes, expectativas… es algo muy útil porque de forma básica se identifica el problema y se generan soluciones”.

La UAL reflexiona sobre el necesario aumento del alumnado afrodescendiente en la...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad