lunes 8/3/21

Piden 23 años de cárcel al acusado de asesinar a la mujer hallada en la planta de residuos de Gádor

La Fiscalía Provincial de Almería va a solicitar 23 años de prisión para K.K., el hombre de 32 años y de nacionalidad mauritana que fue detenido como presunto autor del crimen machista de su pareja A.B., cuyo cuerpo fue encontrado por un operario en la planta de residuos de Gádor (Almería) tres días después de su muerte en avanzado estado de deterioro.
La Guardia Civil detiene al hombre acusado de asesinar a su pareja y arrojar su cuerpo a un contenedor en Roquetas de Mar (Almería)
Imagen de la detención

ALMERÍA.- La Fiscalía Provincial de Almería va a solicitar 23 años de prisión para K.K., el hombre de 32 años y de nacionalidad mauritana que fue detenido como presunto autor del crimen machista de su pareja A.B., cuyo cuerpo fue encontrado por un operario en la planta de residuos de Gádor (Almería) tres días después de su muerte en avanzado estado de deterioro.

El acusado, que será enjuiciado a través de un tribunal de jurado popular, se enfrenta además a otros diez años de libertad vigilada por estos hechos que tuvieron lugar en septiembre de 2018 y que conllevaron su detención nueve días después del crimen, cuando trataba de tomar un avión con destino Casablanca (Marruecos) en el aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid-Barajas para evadir la acción de la justicia.

Según el escrito provisional de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, el crimen se habría producido entre las 2,00 y las 3,00 horas del 25 de septiembre de 2018, cuando el acusado se encontraba con la mujer de 28 años en el que domicilio que ambos compartían en Las 200 Viviendas de Roquetas de Mar (Almería) en el que se produjo una "fuerte discusión" después de que ella anunciara que "iba a dejar la relación".

Así, como un "último acto de venganza y control" sobre la víctima y "con el firme propósito de causarle una muerte cierta", el acusado habría atacado con un cable a la víctima de manera sorpresiva cuando esta se encontraba totalmente desarmada. La mujer, a pesar de sus gritos y su resistencia, falleció por asfixia a consecuencia de la agresión.

Según el relato policial, que no recoge el Ministerio Público, el hombre se deshizo del cadáver tras el crimen, con lo que lo arrojó a un contenedor de basura tras haber transportado el cuerpo en su coche hasta una zona diseminada del Poniente almeriense, esto es, a unos 70 kilómetros del lugar en el que apareció la mujer tres días después, cuando un camión de basura lo llevó hasta la planta de residuos de Gádor.

El acusado habría interpuesto además una falsa denuncia por la desaparición de la mujer ante la Guardia Civil una vez que trascendió en hallazgo del cadáver a través de los medios de comunicación para tratar de montar una coartada antes de intentar fugarse del país, según trasladó en su momento el capital jefe de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de Almería.

Este aspecto levantó recelos entre los investigadores, quienes ante la aparición del cadáver ya habían realizado una consulta a la base nacional de datos de personas desaparecidas y restos humanos con la que se descartó la relación del cuerpo con casos recientes en Almería y otras provincias limítrofes. Cabe recordar el mal estado en el que se encontraba el cuerpo, en avanzada descomposición tras varios días en un contenedor, dificultó la identificación del mismo.

El sospechoso ofreció a los investigadores distintas versiones orientadas a hacer creer que la mujer "se había ido de casa" y orientado su posible presencia en Murcia. Asimismo, el hombre habría negado que su pareja, con la que llevaba apenas dos meses de relación, ejerciera la prostitución aunque "era él mismo el que iba al local, la llevaba, la recogía y permanecía a veces en el mismo mientras que ella seguía trabajando".

El hombre, que también ocultó a los agentes de la Guardia Civil el lugar de residencia donde se habría producido el crimen, se deshizo también del vehículo que había empleado para transportar el cuerpo hasta un contenedor, de forma que lo habría vendido a un amigo suyo a fin de evitar que fuera objeto de exploración.

El detenido a través de la operación 'Dump' de la Guardia Civil habría tratado de obtener un "salvoconducto" de la Embajada de Mauritania para permanecer en Marruecos, toda vez que se había hecho con un billete de avión como parte de su plan de huida. Fue detenido en la propia T4 tras alcanzar la zona de embarque.

La víctima tenía cuatro hijos de otra relación en la fecha de los hechos. Su madre reclama una indemnización por su fallecimiento que la Fiscalía cifra en 120.000 euros.

El teléfono 016 es el número de información y asesoramiento jurídico para las víctimas de violencia machista y su entorno. Funciona las 24 horas, es gratuito y no deja rastro en la factura telefónica, aunque puede quedar registrado en ciertos terminales. Las personas con discapacidad auditiva o del habla pueden contactar por mensaje de texto en el número 900116016.

EUROPA PRESS

Piden 23 años de cárcel al acusado de asesinar a la mujer hallada en la planta de...
Comentarios