domingo. 26.06.2022

Once detenidos y 1.000 kilos de hachís intervenidos en una operación contra el tráfico de drogas en Almería

El intento de introducción de la droga estaba garantizado mediante un dispositivo de seguridad específico de la organización, extremadamente peligrosa, que la Guardia Civil debió esquivar para lograr la incautación de la droga y detención de los responsables 
Fardos de hachís intervenidos por la Guardia Civil
Fardos de hachís intervenidos por la Guardia Civil

ALMERÍA.- Personal de la comandancia de la Guardia Civil de Almería, implementando sus capacidades tanto de recursos humanos, medios terrestres, marítimos, aéreos y tecnológicos, así como los recursos específicos que permite el SIVE (Sistema integrado de vigilancia exterior)  identifica objetivos susceptibles de realizar operativas de narcotráfico o tráfico de personas desde el mar.

Entre estos objetivos, se detecta una embarcación semirrígida de alta velocidad que navega frente a la costa entre Cabo de Gata y Punta Sabinar.

La Guardia Civil diseña un dispositivo específico para su interceptación en la costa, iniciándose cuando se prevé que la embarcación puede tocar tierra en la zona de la Ermita de Torregarcía.

Con el objetivo de neutralizar la descarga e intervenir la sustancia estupefaciente, los agentes observan a su llegada a los vehículos de la organización, comprobando la existencia de miembros encapuchados y equipados con chalecos antibala y un fusil de asalto.

Al percatarse de la presencia policial, los miembros de la organización delictiva abren fuego contra los agentes tanto con el fusil de asalto como con arma corta.

Dada la agresividad y peligrosidad de la situación, el personal de la Guardia Civil extrema las medidas de seguridad, y se dispone a realizar la intervención de la droga y la detención de los miembros de la organización.

En una primera fase de persecución policial, dos vehículos de la organización vuelcan huyendo sus ocupantes a pie, por lo que se despliega un importante dispositivo en el que participan patrullas de seguridad ciudadana, Usecic, médios aéreos, grupo de actividades subacuáticas, servicio marítimo, así como la coordinación con Policía Nacional y Policía Local de Almería.

En la fase final del operativo, todos los integrantes de la organización son detenidos, se interviene gran cantidad de fardos de hachís, un subfusil preparado para disparar, vehículos de alta cilindrada cuyo valor llega a superar los 100000 euros y que para encubrir aún más sus desplazamientos estaban equipados con placas falsas de matrícula.

En el lugar del alijo se intervienen más fardos de hachís, lo que supone una cantidad de hachís cercana a los 1000 kgs, así como numerosas garrafas de gasolina  para reabastecer a la embarcación.

En el dispositivo participan un centenar de agentes de la Guardia Civil coordinados por el Centro Operativo de Servicios (COS – 062). Gracias a la rápida intervención policial, unida a la colaboración ciudadana que traslada información sobre el paradero de algunos de los miembros de la organización que se daban a la fuga, la operación se salda con la detención de once personas.

Los detenidos y las diligencias instruidas se ponen a disposición del juzgado de instrucción número cuatro de los de Almería, ingresando diez de ellos en prisión y quedando otro a disposición de la fiscalía de menores de Almería.

Once detenidos y 1.000 kilos de hachís intervenidos en una operación contra el tráfico...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad