lunes 25/10/21

Nuevo varamiento de un calderón común en la playa de Rodarquilar

La Guardia Civil presta seguridad y apoyo a los técnicos de Equinac

Nuevo varamiento en Almería
Nuevo varamiento en Almería

ALMERÍA.- Agentes de la comandancia de la Guardia Civil de Almería prestaron protección y apoyo a personal técnico de Equinac en el varamiento de un calderón común en la playa de Rodarquilar dentro del Parque Natural del Cabo de Gata-Nijar (Almería).

Equinac es la ONG autorizada por Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar del Ministerio de Transición Ecológica para atender los varamientos de tortugas marinas y cetáceos en el litoral de la provincia de Almería que cuenta con más de quince años de experiencia velando por la conservación de la fauna marina.

En la tarde del pasado día 13 el servicio de emergencias 112 activaba la red de varamientos de Equinac y a los agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Almería al producirse el varamiento de un Calderón común en playa de Rodarquilar del Parque Natural del Cabo de Gata-Nijar (Almería)

Los agentes llegan al lugar y prestan apoyo a los técnicos de Equinac que se encuentran examinando un calderón común (Globicephala melas) dentro del agua.  A nivel macroscópico se identifica con un ejemplar adulto, hembra, de una envergadura de 3,65 metros.

Este cetáceo odontocento (con dientes), de la familia de los delfines, presentaba una alta carga parasitaria externa e interna, muy delgada, débil y con insuficiencia respiratoria.  Despues de la valoración clínica y ante el mal estado del animal, los técnicos de Equinac decidieron sedarla y la atendieron hasta sus ultimos momentos de vida.

 En la necropsia macroscópica inicial se observó que no había comido en varios días y que presentaba lesiones compatibles con patologías asociadas, que serán contrastadas posteriormente en el laboratorio.

Es habitual que los cetáceos, tanto delfines como calderones, cuando varan en la playa, ya se encuentran en malas condiciones, con heridas severas y las posibilidades de su recuperación son escasas.

Por esta circunstancia no se debe reintroducir al animal ya que se aumenta su agonía y se aumentaría el riesgo de sufrir mayores lesiones.

En este caso no se pudo hacer nada por salvar al animal, siendo acompañado en sus últimos momentos por los técnicos de Equinac. Posteriormente, en colaboración con la Universidad de Almería y apoyados por efectivos de Protección Civil de Roquetas de Mar se ha efectuado y registrado la necropsia del calderón común.

Los calderones presentan un cuerpo robusto y son  fáciles de reconocer por su coloración negra, con una única mancha ventral blanca en forma de ancla, su característica cabeza globosa y la aleta dorsal que tiene forma de hoz.  Los machos llegan a superar los seis metros de tamaño y más de dos toneladas de peso, y las hembras no suelen exceder los cuatro metros y  una tonelada.

Consejos ante varamientos de animales marinos en la playa:

Con objeto de evitar mayor sufrimiento a los animales y en su caso posibilitar su recuperación y devolución al medio marino, desde Equinac y Guardia Civil de Almería se facilitan los siguientes consejos que son de gran importancia en todos los casos:

  • Cuando un cetáceo vara es porque tiene un problema, igualmente ocurre con una tortuga marina. Si lo reintroduces y lo manipulas sin autorización, aparte de incurrir incluso en una infracción administrativa, evitarás que sea atendido por personal especializado.
  • Los cetáceos y tortugas marinas están altamente protegidos. No se les puede dañar, molestar, perseguir, manipular, ni reintroducir sin autorización expresa de la administración competente. En el caso de Almería, es Equinac la entidad autorizada para ello por el Ministerio de Transición Ecológica.
  • En caso de varamiento contactar con 112 ó 062 lo más rápido posible.
  • No reintroducir a los animales, ya que se pueden causar lesiones de mayor entidad.
  • En caso de captura accidental en actividad pesquera avisa al 112 y el animal será recogido. 

Nuevo varamiento de un calderón común en la playa de Rodarquilar
Comentarios