lunes. 26.09.2022

Más de 700 escolares forman una cadena humana en un barrio almeriense para pedir una movilidad sostenible

En el marco de la Semana Europea de la Movilidad varios colegios y colectivos han organizado esta iniciativa para pedir que los entornos escolares se conviertan en Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) seguras y adaptadas a la infancia
Escolares de Almería piden una movilidad sostenible y segura
Escolares de Almería piden una movilidad sostenible y segura

ALMERÍA.- En el Día sin Coches alumnado, profesorado y familias del barrio almeriense de Nueva Andalucía (CEIP Madre de la Luz, IES Alborán, CEIP Rosa Relaño, CEIP Freinet, CEIP Adela Díaz, CC Ciudad de Almería, IES Azcona y CP Divina Infantita) han realizado, junto a Greenpeace, una cadena humana en la zona. Lo han hecho en el marco de la Semana Europea de la Movilidad, para reivindicar que los entornos escolares de su zona se conviertan en Zonas de Bajas Emisiones (ZBE), seguras y adaptadas a la infancia.

La actividad, a la que han asistido más de 700 alumnos y alumnas, ha comenzado en la avenida Padre Méndez de Almería, donde se han escuchado cánticos y se han exhibido carteles en pro de la movilidad sostenible, saludable y segura. Entre los lemas se ha escuchado “Al cole quiero ir, en bici o en patín” y “Más pedalear y menos contaminar” y se han visto en los carteles “Aceras más grandes”, “Por un barrio sin barreras” o “Zona de Bajas Emisiones YA”.

La iniciativa parte del proyecto “Nueva Andalucía Barrio Amable”, que los organizadores de la cadena humana están llevando a cabo en los centros educativos del barrio desde hace más de un año para concienciar a las familias de la importancia de tener entornos escolares libres de humos y se les invita a desplazarse de forma más sostenible a los centros educativos. 

Desde el proyecto señalan la importancia de que el Ayuntamiento se implique de forma activa en el mismo, realizando mejoras en las infraestructuras del barrio (agrandar aceras, mejorar el carril bici y eliminar sus puntos negros, mejorar el transporte público y adaptarlo a los horarios de los centros, etc.). Así, se han reunido ya en dos ocasiones con el área de movilidad del Ayuntamiento (en octubre de 2021 y junio de este año). En las reuniones la concejala María del Mar García Lorca se comprometió a llevar a cabo una serie de mejoras, de las cuáles aún no se ha llevado a cabo ninguna. Entre los compromisos se encontraban la eliminación de cedas el paso erróneos en los carriles bici, la eliminación de bolardos peligrosos, la supresión de varias plazas de aparcamiento en las puertas de los centros para los tramos horarios de entradas y salidas, la implantación de una red de caminos escolares, la aprobación de señales de tráfico que avisen de la existencia de un colegio de sordos en el barrio, la colocación de aparcabicis frente a todos los centros educativos del barrio, así como completar los tramos de carril bici para asegurarse que dicha infraestructura llegue a las entradas de todos los centros educativos. 

Asimismo, el consistorio se comprometió a estudiar la eliminación de ángulos de 90º en el trazado de carril bici de la calle Padre Méndez y a proyectar ciclocalles en las calles Limoneros, Lópe Rueda y Alcázar. También a la puesta en marcha de bonos de aparcamiento gratuito en el parking de Padre Méndez durante las entradas y salidas.

Por otro lado, el profesorado se ha quejado de la negativa del Ayuntamiento a cortar la calle durante el tiempo que ha durado el acto. “Está clara la prioridad del Ayuntamiento, cuando no permite si quiera cortar una calle durante una hora para hacer una actividad de concienciación con el alumnado. Sin duda los coches están por delante de los niños y niñas”, ha lamentado Sara Ortuño, voluntaria de Greenpeace.

Así, este barrio no ha sido el único en sumarse a la Semana de la Movilidad. En el centro de la ciudad el centro educativo Stella Maris se ha sumado a la iniciativarealizando otra cadena humana en la que han participado alrededor de 380 escolares. Ambas iniciativas esperan seguir sumando participantes y despertar la conciencia de la ciudadanía y del Ayuntamiento y que la futura implantación de la Zona de Bajas Emisiones, que ha de llevarse a cabo para 2023, contemple la vulnerabilidad de los entornos escolares y tome medidas contundentes para la disminución de la contaminación ambiental y acústica en dichos entornos. 

Almería, la ciudad peor parada en el observatorio de La Lupa Verde, de Greenpeace

Precisamente hoy Greenpeace ha presentado un análisis de las ayudas europeas de los fondos ‘Next Generation’ a los ayuntamientos españoles. A través del observatorio ‘La Lupa Verde’ la organización ecologista ha analizado y valorado el carácter ambiental de los proyectos presentados por los ayuntamientos para hacerse con parte de las ayudas. A pesar del buen resultado a nivel global, con un 92 % de inversiones calificadas como “verdes” en toda España, la ciudad de Almería sale especialmente mal parada de este examen: tan solo el 3 % de las inversiones en movilidad son consideradas sostenibles según Greenpeace, que afirma que además proyectos como “Almería Smart City” o la construcción de un aparcamiento en el casco histórico contribuyen a perpetuar la predominancia del automóvil en la capital almeriense.

Más de 700 escolares forman una cadena humana en un barrio almeriense para pedir una...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad