jueves. 30.05.2024

ALMERÍA.- Volver a producir la receta medieval de vidriado con las formas de la vajilla andalusí y recuperar el ajuar cerámico vidriado andalusí de la primera época. Este es el objetivo marcado por investigadores de la Universidad de Almería que trabajan en el proyecto ‘HANTAM, Transferencia tecnológica de la cerámica vidriada andalusí: recuperando el papel económico, social y cultural de las Alfarerías almerienses del siglo XXI’.

Para ello cuentan con la colaboración de alfareros tradicionales de la provincia que tendrán el papel de intentar replicar la alfarería andalusí con los materiales y técnicas utilizados en el ápoca al objeto de documentar este proceso del que, hasta la fecha, no existe ninguna referencia escrita que lo explique de forma completa.

Este viernes, investigadores y alfareros han mantenido una primera reunión para aunar investigación histórica y arqueológica con etnografía y ciencia de los materiales.  A la cita han acudido alfareros de Albox, Sorbas, Níjar, Alhabia y Benahadux, que aún conservan el conocimiento de la alfarería medieval que se lleva fabricando en la provincia de Almería desde hace más de 1.000 años.

“Tienen ese conocimiento que es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Y la idea es trabajar con ellos para dar con la receta de la alfarería andalusí. Queremos recuperar tanto la técnica como las formas. El primer sitio donde se fabricó cerámica vidriada fue en Pechina, en el taller de Bayyana, en el siglo IX. Vamos a reproducir esas técnicas, la forma de producir el vidriado y las formas que se hacían en aquella época con la ayuda de estos alfareros”, ha explicado Mª Elena Salinas, investigadora principal de proyecto.

La originalidad del proyecto HANTAM reside en conectar la industria alfarera andalusí con el sector alfarero almeriense del siglo XXI mediante un enfoque innovador e integrador. El objetivo es desentrañar estas conexiones para realizar una transferencia completa y exitosa. Rastrear las diferentes técnicas y tradiciones de todos los procesos de producción del trabajo de la cerámica vidriada almeriense a través de los siglos, permitirá arrojar más luz sobre el papel de los distintos sectores económicos y qué patrones de distribución y consumo siguió este tipo de cerámica.

Uno de los resultados principales será volver a producir la receta medieval de vidriado con las formas de la vajilla andalusí y recuperar el ajuar cerámico vidriado andalusí de la primera época. Todo ello irá unido a un mayor conocimiento histórico, económico, social y cultural del oficio de alfarero. Asimismo, conllevará una revitalización del sector alfarero almeriense, puesto que se le dotará de nuevas herramientas y conocimientos que pueda utilizar para alcanzar mayor beneficio económico en las diferentes empresas del sector.

La situación del sector es muy crítica. Desde que empezó a producirse cerámica en época prehistórica hasta los años 80 del pasado siglo, el tejido artesanal e industrial que se creaba en torno a los centros productores de cerámica tuvo un papel muy importante en el desarrollo de núcleos de población, especialmente urbanos, con la producción, distribución y comercialización de los productos manufacturados. Sin embargo, con el auge de la cultura del plástico que vivimos en nuestra sociedad actual y el abaratamiento de otros productos, como el vidrio, el sector alfarero andaluz ha ido perdiendo fuerza no solo en nuestra región, sino también a nivel global.

Esto ha derivado en un dramático cierre de talleres y fábricas, muchos de los cuales mantenían el oficio familiar de generación en generación (en ocasiones 5 o 6 generaciones) que habían ido transmitiendo este conocimiento y conservando el Patrimonio Inmaterial de Andalucía.

El proyecto de transferencia HANTAM busca contribuir a la sensibilización social sobre la importancia del sector alfarero en Andalucía.  La mayoría de los integrantes de la UAL que forman parte de HANTAM son historiadores del Grupo de Investigación ABDERA (HUM-145 del PAIDI). Los investigadores externos a la UAL que colaboran en el mismo son Carlos Garrido, del Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra-CSIC (Granada); Trinitat Pradell, de la Universitat Politècnica de Catalunya; Judit Molera, de la Universitat de Vic y Patrice Cressier del Centre national de larecherche scientifique.

Las empresas que están colaborando en el proyecto son Alfarería Juan Simón (Sorbas), Alfarería Los Puntas (Albox), Alfarería Ángel y Loli (Níjar), Alfarería Baldo García (Níjar), Alfarería Rafael Granados (Níjar) y Alfarería González Castellón (Alhabia).

HANTAM está financiado por la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta de Andalucía. Programa de Ayudas I+D+ia actividades de transferencia de conocimiento entre los Agentes del Sistema Andaluz del Conocimiento y el tejido productivo, en el ámbito del Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI 2020).

Investigadores de la UAL buscan recuperar la receta de la alfarería andalusí
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad