domingo. 05.02.2023

La ilustradora e historietista Marika Vila narra su lucha por un cómic sin estereotipos

La artista ha presentado un recorrido por sus más de cincuenta años de carrera. En la Transición fue una de las pioneras que rompieron con los estereotipos del cómic, eminentemente masculino por aquel entonces
La ilustradora Marika Vila
La ilustradora Marika Vila

ALMERÍA.- Los estudiantes de la Universidad de Almería han tenido este viernes la oportunidad de disfrutar de la experiencia de la ilustradora e historietista Marika Vila (María del Carmen Vila) una de las pioneras en romper con el cómic tradicional, que durante décadas “ha reproducido estereotipos y ha usado un lenguaje homófobo y androcéntrico”.

Marika Vila ha sido pionera, como autora, en un mundo eminentemente masculino. También ha pasado por numerosas categorías profesionales en el mundo del cómic y la historieta gráfica, así como la animación, el diseño y la gestión editorial, dejando clara siempre su voz de persona comprometida. 

Acompañando su paso por la UAL, estará en el hall del Aulario IV la exposición ‘Voz de mujer. Rompiendo estereotipos en el cómic español’ que hace un repaso cronológico sobre su obra y los diferentes estilos que usa en cada una de ellas, pues las encara como “obras experimentales”.

En su conferencia ha hecho un resumen de su tesis doctoral que es una investigación que va más allá de la misma, que comienza cuando empieza su profesión, recoge su experiencia y su documentación académica. Es un análisis del discurso de cómic “demostrando que es masculino, que ha sido históricamente un diálogo entre chicos y cómo a partir de la Transición las pioneras rompemos el techo de cristal donde nos habían arrinconado en lo rosa (un espacio pequeño en el cómic y de muy corto espacio pues culminaba con la boda porque las niñas cuando crecían ya no leían). Las autoras rompemos ese espacio en ese momento en el que también estamos reclamando para el cómic un espacio académico, un espacio de consideración y dignificación artística como lenguaje comunicativo. Queremos expresarnos como nosotras mismas y expresar que ese estereotipo no nos representa y que se reproduce en la realidad, se nos encarna en la repetición como imposición, y empezamos a trabajar rompiendo esos patrones”.

En su tesis rescata el cómic transgresor, primero analizando todo el discurso masculino desde el inicio hasta la Transición, explicando “qué  ocurre, por qué se generan, a qué nos conducen, y cómo nosotras luchamos contra ellos desde ese momento hasta que ahora empiezan a recoger nuestro testigo autoras jóvenes en masa. Todo el mundo dice que qué casualidad que salgan ahora autoras jóvenes en masa, pero no lo es, es un trabajo que tiene unas largas raíces”.

En la actualidad parece que la situación de la mujer en el mundo del cómic está muy bien porque en comparación con el pasado se ha avanzado mucho, porque las mujeres están consiguiendo acercarse a la paridad “pero en los dos últimos años, no antes”. Sin embargo, explica Marika Vila,  los premios importantes siguen siendo masculinos, aunque cada vez hay más premios para mujeres. “Seguimos siendo minoría, teniendo dificultades de editar (los hombres también).  Pero me gustaría destacar que entre los nuevos autores hay un gran porcentaje que cuestiona también el discurso y tienen unas nuevas masculinidades, crean nuevos patrones y luchan contra el estereotipo”.

Pese a los avances conseguidos en los últimos años, la ilustradora explica que “el discurso homófobo, androcéntrico, no se ha ido y, según en qué sectores, se reaviva para contrarrestar que ahora hay más mujeres y se dicen cosas como que ahora por ser mujer ya te dan un premio. Estamos en ese punto, muy vivo, en el que las autoras hemos creado un colectivo para crear redes y hacer cosas comunes para ser más fuertes”.

Para continuar avanzando,  la artista señala que lo más importante es la autocrítica y la crítica hacia los discursos que vamos construyendo. “Se trata de modificar el discurso del arte, no solo en el cómic, incluyendo la voz de la mujeres, pero de forma crítica, y fundamentalmente autocrítica porque no hay que olvidar que nosotras somos fruto de una sociedad machista y tenemos todas las mismas cosas que cuestionarnos que ellos. Estamos influenciadas por todo eso y somos las primeras interesadas en practicar la autocrítica para que no se repitan esos patrones que desde niñas hemos naturalizado. Tenemos que ser libres para ir construyendo nuestra identidad cada día para hacer un mundo un poquito mejor”.

Marika Vila ha desarrollado una importante actividad como investigadora y divulgadora, siendo responsable de la tesis doctoral ‘El cuerpo okupado: iconografías del cuerpo femenino como espacio de la transgresión masculina en el cómic’ (Universidad de Barcelona, 2017), y numerosos proyectos de investigación e iniciativas de divulgación enmarcados en el mundo del cómic la historieta, y su enfoque en perspectiva de género. 

La ilustradora e historietista Marika Vila narra su lucha por un cómic sin estereotipos
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad