miércoles. 21.02.2024

ALMERÍA.- El Área de Gestión Sanitaria Norte de Almería ha organizado un año más diversas actividades con motivo de la celebración del Día de La Inmaculada, que da nombre al hospital comarcal, ubicado en la localidad de Huércal-Overa. El evento ha contado con la ponencia ‘La gestión con emoción es posible’, así como con el tradicional homenaje al personal jubilado, a profesionales a título póstumo y la tradicional entrega de los premios ‘La Inmaculada’ de investigación enfermera.

El director gerente del Área de Gestión Sanitaria Norte, José Miguel Medina, ha sido el encargado de inaugurar el acto en el que ha puesto en valor el esfuerzo y la dedicación de todos los profesionales del Área y los nuevos retos que se plantean”. Medina ha recordado a los fallecidos en el último año, así como a los profesionales jubilados en el último año, “a quienes reconocemos toda una vida de dedicación plena al cuidado de la salud del ciudadano, valor que nunca debemos de perder”.

Consuelo Rodríguez, médico especialista Anestesiología y Reanimación en el Hospital Universitario Poniente, ha sido la encarga de impartir la ponencia ‘La gestión con emoción es posible’ en la que ha incidido en “somos conocedores de que los mejores profesionales (y el resto también) somos seres básicamente emocionales, nuestros cerebros toman decisiones complejas basándose en la intuición”.

Ha definido inteligencia emocional como “la habilidad para reconocer, comprender y regular nuestras emociones y las de los demás”, “es una de las habilidades blandas más requeridas en los entornos laborales”. Tal y como ha señalado la ponente, para Daniel Goleman, “la inteligencia emocional es precisamente una de las claves para el éxito: En el mejor de los casos, el CI (cociente intelectual) parece aportar tan solo un 20% de los factores determinantes del éxito”. “Es la combinación entre el talento razonable y la capacidad de perseverar ante el fracaso lo que conduce al éxito”.

Así ha señalado que “la clave del éxito no reside tanto en el coeficiente intelectual y la aptitud; sino más bien en la empatía y la actitud. Es decir, en la capacidad para concentrarse, esforzarse a diario, aprender de los errores, trabajar en equipo o motivar a los empleados”.

Rodríguez ha añadido que “durante mucho tiempo, dentro de los hospitales se ha dado importancia a los conocimientos técnico-científicos, pero se han dejado un poco de lado esos factores más intangibles pero que pueden ser claves para evitar situaciones como la del burnout, que afecta a tantos profesionales de la salud”.  En este sentido, “es importante que los líderes del sector sanitario se hagan responsables de su propia situación y la de sus equipos, incluyendo una gestión consciente de la inteligencia emocional: manteniendo los ojos bien abiertos y cuidando de las emociones”. 

En el acto se ha hecho entrega de los premios ‘La Inmaculada de investigación enfermera’ otorgados por el Colegio de Enfermería de Almería a:

*Análisis del nivel de humanización del personal de enfermería del Hospital La Inmaculada mediante el uso de Tealthcare Humanization Scale( Humas),  a Verónica Díaz Sotero, María Isabel Torregrosa Galera, María José Martinez García.

*Satisfacción y resultados de los profesionales de enfermería en la consulta de acogida, a Laura Alonso Lopez, Mónica Archilla Castillo, Vanesa Fernández Humanes, Rosario Gimeno Mora.

*Percepción de los cuidados domiciliarios en los pacientes paliativos. Los árboles mueren de pie a Rocío Pérez Rodríguez.

En el acto se ha realizado un especial homenaje a título póstumo a trabajadores del Área de Gestión Sanitaria Norte de Almería, así como al personal jubilado durante el pasado año.

El Hospital La Inmaculada conmemora su festividad con un emotivo acto a sus profesionales
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad