viernes. 21.06.2024

ALMERÍA.- La gacela mohor tiene asegurada su supervivencia tras más de 50 años de implantación del programa europeo de cría en cautividad en la Estación Experimental de Zonas Áridas (EZZA) de Almería.

Así lo indica un estudio realizado por investigadoras del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en colaboración con la Universidad Complutense de Madrid, que evaluado la evolución de la variabilidad genética de la población de gacela mohor, utilizado los datos de su libro genealógico, registrados entre 1971 y 2021.

Segun ha informado el CSIC, a pesar del reducido número de individuos fundadores con los que comenzó el programa de conservación ex situ de la gacela mohor con tan solo un macho y tres hembras, y de los altos niveles de consanguinidad alcanzados, la población ha ido creciendo progresivamente hasta superar en la actualidad los más de 300 ejemplares en cautividad.

Ha explicado que el proceso de purga genética ha contribuido muy probablemente a eliminar alelos deletéreos, es decir, aquellos que pueden tener efectos nocivos asociados a la consanguinidad, como la aparición de un mayor número de enfermedades, o la reducción en las tasas de reproducción y supervivencia.

Además, según ha precisado, la estrategia de selección de apareamientos seguida dentro del programa de cría también ha ayudado a controlar los niveles de consanguinidad de la población.

El estudio revela que que el continuo intercambio de individuos entre las instituciones participantes en el programa de conservación ha permitido minimizar las pérdidas de variabilidad genética dentro de la población global, evitando grandes subdivisiones de la población.

"La incorporación de nuevos ejemplares de gacela mohor al programa de cría en cautividad para aumentar la diversidad genética de la población no es posible, pues se encuentra extinta en libertad", ha apuntado Sonia Domínguez, coordinadora del programa europeo en la EZZA.

Domínguez ha afirmado que, por ello, un "correcto control de los emparejamientos, así como un adecuado manejo genético, son fundamentales para intentar preservar al máximo la variabilidad genética presente en la población, y así asegurar una población cautiva viable a largo plazo".

El objetivo final del Programa Europeo de Cría en Cautividad de la gacela mohor es llevar a cabo proyectos de reintroducción en sus áreas de distribución original, localizadas en la zona occidental del norte de África.

Cuanto mayor sea la diversidad genética que tengan los individuos que se reintroduzcan, mayor será su capacidad de adaptación a su nuevo entorno y, por tanto, mayor será también su probabilidad de prosperar en libertad.

El Programa Europeo de Cría en Cautividad de la gacela mohor a día de hoy cuenta con la participación de 30 instituciones zoológicas repartidas entre España, Francia, Portugal, Italia, Bélgica, Alemania, Países Bajos, Austria, Hungría, República Checa, Polonia y Suecia.

EUROPA PRESS

CSIC concluye que la gacela mohor tiene garantizada supervivencia tras 50 años de cría...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad