jueves. 08.12.2022

COGITIAL celebra un nuevo triunfo en los tribunales sobre sus competencias

La polémica por la discriminación de los ingenieros de grado empezó con la implantación del Plan Bolonia a los estudios de ingeniería, que generó confusión en las titulaciones universitarias
Francisco Lores, Decano de COGITIAL
Francisco Lores, Decano de COGITIAL

ALMERÍA. – El Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Almería (COGITIAL) continúa siguiendo toda la jurisprudencia que desde los juzgados y tribunales se está creando en torno a la garantía de sus competencias, frente al intrusismo laboral de algunos otros colectivos en un caso, o en la apropiación indebida de exclusividad en otros.  De esta forma, desde la junta directiva de COGITIAL han aplaudido la nueva resolución judicial que viene desde Barcelona, pero que esperan que sea tenida en cuenta por todos aquellos municipios de la provincia en los que todavía a veces se encuentran con una problemática muy similar.

El Ayuntamiento de la Ciudad Condal ha dado la razón los ingenieros técnicos industriales y permitirá finalmente que los graduados en ingeniería puedan acceder a plazas de concurso público del Grupo A1 en igualdad de derechos que los ingenieros de segundo ciclo. El Ayuntamiento ha desestimado las alegaciones presentadas por cuatro Colegios profesionales de ingenieros de segundo ciclo, y evita así una discriminación a todo un colectivo que desde hace años reivindica sus derechos amparados en la Ley del Estado del Estatuto Básico del Empleado Público.

La polémica por la discriminación de los ingenieros de grado empezó con la implantación del Plan Bolonia a los estudios de ingeniería, que generó confusión en las titulaciones universitarias. En España existen dos niveles profesionales de ingeniería a diferencia de lo que sucede en el resto de los países europeos. 

El presidente de COGITIAL, Francisco Lores, valora muy positivamente el criterio adoptado por el Ayuntamiento de Barcelona “que no solo obedece al cumplimiento de la Ley, sino a la necesaria competitividad en las administraciones y la evolución surgida de Bolonia, manifestando que este es un gran paso”. En línea con los presidentes de INGITE y METGEC, José Antonio Galdón y Miquel Darnés, respectivamente, espera que “esta decisión del Ayuntamiento de Barcelona sea ejemplo para muchos otros ayuntamientos y administraciones que todavía discriminan a los ingenieros graduados para determinados puestos de trabajo”. 

El Instituto de Graduados en Ingeniería e Ingenieros Técnicos de España (INGITE) y la Mesa de Ingeniería Técnica y de Graduados en Ingeniería de Cataluña (METGEC), que agrupan a más de 350.000 profesionales de la ingeniería, se reunieron el pasado mes de junio con el Ayuntamiento de Barcelona para abordar la polémica sobre la convocatoria de plazas de técnico superior en ingeniería del Ayuntamiento de Barcelona; un concurso de oposición publicado el 10 de marzo que inicialmente estaba abierto a todos los graduados en ingeniería y que fue suspendido provisionalmente a causa de las alegaciones presentadas por los colegios profesionales de ingenieros de segundo ciclo.

En esta reunión pidieron al Ayuntamiento de Barcelona que reabriera el concurso lo antes posible ya que no estaba en absoluto justificado que en las plazas ofertadas por el Ayuntamiento de la categoría del Grupo A1, se discriminara a los ingenieros graduados ya que, por formación y competencias, están perfectamente habilitados para desarrollar las tareas de estos puestos de trabajo.

COGITIAL celebra un nuevo triunfo en los tribunales sobre sus competencias
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad