jueves. 30.05.2024

ALMERÍA.- La secretaria general de CCOO de Andalucía, Nuria López; el secretario general de CCOO Almería, Antonio Valdivieso; el secretario general de la Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO de Andalucía, Alfonso Vidán; y su homólogo estatal, Juan Sepúlveda, han presentado en Almería el Observatorio de las personas mayores 2023. Un libro que Vidán ha definido como “el instrumento que nos permite visibilizar la problemática que vivimos las personas mayores de 65 años que en estos momentos somos 1.500.000 personas, representando el 18% del conjunto de la población en Andalucía”.

En el informe se constatan, una vez más, las carencias que sufre este sector de la población en Andalucía, “lo que va en contra de lo que la Organización Mundial de la Salud define como envejecimiento activo que es el conjunto de oportunidades y bienestar físico, mental y social que permite una esperanza de vida saludable y de calidad sustentado en la salud, la participación social y la seguridad a través de las políticas de cuidado”.

La secretaria general de CCOO de Andalucía ha sido tajante en ese punto al aseverar que “es necesario que la sociedad en su conjunto y los gobiernos en particular reconozcan la importancia de la aportación de las personas mayores al conjunto de la sociedad y a la economía del país”. “Las personas mayores han demostrado su capacidad de fortaleza y de resistencia luchando contra el régimen, conquistando derechos y siendo pilares de sustento de la economía familiar durante las crisis recientes a través de sus pensiones”.

Unas pensiones que, según se recoge en el Observatorio, son de 1.119 euros de media en Andalucía; 132 euros menos que la media estatal.

Los dirigentes han hablado especialmente de tres puntos “altamente sensibles” que son la dependencia, las listas de espera en sanidad y la falta de inversión por parte del Gobierno andaluz.

En ese sentido, López Marín ha alertado de la devaluación a pasos agigantados que está sufriendo el sistema de dependencia en Andalucía. “Cuando más personas mayores hay en nuestra comunidad autónoma, menos derechos y recursos por parte del Gobierno andaluz”. Prueba de ello es que el tiempo de espera para que se resuelva una solicitud es ya de 564 días frente al plazo legal que es de 6 meses.

Una demora que ha provocado, entre otras cuestiones, que en 2023, 8.771 personas fallecieran antes de poder cobrar la prestación en Andalucía y que en lo que va de año ya sean más de 1.000 fallecidas sin acceder a este derecho. “Es evidente que el Gobierno andaluz no cuida a las personas mayores de Andalucía. No tiene corazón”, denuncia la sindicalista.

Además, una vez reconocida la prestación, también hay que tener en cuenta, según apunta el sindicato, que “los servicios que se prestan se hacen en condiciones precarias, ya que las plantillas, mayoritariamente mujeres, cobran poco y sufren un estrés enorme”.

Por otro lado, CCOO ha advertido que las trabas administrativas “también dificultan el acceso a este derecho porque cada vez hay menos personas dedicadas a ayudar a las personas mayores en esa tarea y eso hace que desistan”. “La realidad demuestra que la Ley de simplificación administrativa del Gobierno andaluz es solo para las empresas, además de un parche que no resuelve las demoras en el sistema de dependencia”, argumenta Vidán.

Asimismo, las listas de espera suponen otro escollo para las personas mayores en Andalucía ya que nuestra comunidad sufre la más elevada de España, solo superada por Cantabria.

CCOO ha exigido al Gobierno andaluz conocer el presupuesto que destina a las personas mayores y le ha recordado la necesidad de unos servicios de dependencia gratuitos y de calidad, prestaciones que les permitan tener una vida con plenitud y con derechos, un sistema público sanitario y especialmente una atención primaria que les dé cobertura y garantía y una apuesta por residencias públicas que acabe con la colmatación existente.

Sobre esta última cuestión, los dirigentes han apuntado que el 73% son privadas y solo 27 son públicas; de manera que de la 43.585 plazas que hay en Andalucía, 9.600 son públicas y 33.955 son privadas. La ocupación media es del 9%, por lo que “no hay plazas suficientes y haría falta un mínimo de 3.400 plazas para quitar la lista de espera”.

Si tomamos como referencia las recomendaciones de la OMS de que el porcentaje razonable de residencia tendría que ser de un número de plazas equivalente al 5% de personas mayores de 65 años, en Andalucía se necesitarían 70.000 plazas, por lo que harían falta 30.000 plazas más de las actuales para cumplirla”.

En cuanto a los centros de participación activa, el secretario general de la federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO de Andalucía ha aseverado que las plantillas no son adecuadas porque no se respeta la relación de puestos de trabajo y hay menos trabajadores de los que marca la propia RPT. “Hay 83 plaza sin cubrir y 59 centros que no dan la atención necesaria a las personas mayores, lo que lleva a que cierren de 14:00 a 16:00 horas y los fines de semana”.

CCOO denuncia desde Almería que el Gobierno andaluz trata a las personas mayores con...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad