martes 18/1/22

ALMERÍA.- Antonio Sánchez de Amo ha ganado nuevamente las elecciones convocadas y ha sido reelegido presidente de la Asociación de Personas con Discapacidad Verdiblanca, en la asamblea extraordinaria celebrada en la tarde de ayer en el Paraninfo de la Universidad de Almería. La candidatura liderada por Antonio Sánchez de Amo ha ganado claramente a la opositora, por 142 votos a 38, y uno en blanco. De esta manera, será el presidente de la Asociación durante los próximos cinco años, con el objetivo de “seguir siendo un referente para las personas con diversidad funcional en toda Andalucía, defendiendo sus intereses, concienciando sobre la inclusión y generando empleo”. 

El reelegido presidente Antonio Sánchez de Amo estará acompañado por una Junta Directiva compuesta por Paco Sedeño, María Mercedes Moreno, Sara Hernández, Pepa Morilla, María del Mar Bretones, Juan Navarro y Sergio Morales. Antes de la asamblea extraordinaria para las elecciones, se celebraron las asambleas ordinarias para aprobar las cuentas de 2019 y 2020, que no se pudieron celebrar presencialmente por la pandemia del Covid y que salieron adelante con una amplia mayoría.

El presidente de Verdiblanca ha anunciado que pondrá en marcha el primer Plan Estratégico de la asociación para el periodo 2022-2025, basado en cinco aspectos: “nuevas líneas de financiación, más trabajo, nuevas alianzas estratégicas, nuevos negocios y mejor gobernanza”. 

En su intervención, ha informado que se dedicarán más de 200.000 euros para prácticas no laborales de la Junta de Andalucía, a través del Programa de Experiencias Profesionales para el Empleo y becas de prácticas de empresa. A la vez, seguirá luchando para reducir la brecha digital. “Las personas con diversidad funcional también tienen derecho a acceder a las nuevas tecnologías, y para eso llevaremos a cabo un ambicioso programa formativo digital”, afirma Sánchez de Amo. En la misma línea se enmarca la nueva web, que contribuirá al posicionamiento digital de la marca Verdiblanca.

La tecnología también estará presente con la adquisición de nuevas maquinarias y microbuses para equipar a la asociación de mejores recursos con los que atender a los asociados. Igualmente, habrá más ayudas a personas dependientes a cargo, y para los hijos e hijas con discapacidad universitarios.

La gestión es otro aspecto importante de la nueva etapa del equipo liderado por Sánchez de Amo, quien ha anunciado que “llevamos cinco años ahorrando, y ahora tenemos los recursos económicos para protegernos con una reserva de 1,5 millones de euros para imprevistos y, aparte, contamos con tesorería para poder abordar la construcción de una nueva sede”. En la nueva ubicación en la Vega de Acá, “construiremos la Verdiblanca del futuro para todos y todas. Más accesible, más amplia, más eficiente, más innovadora y más ecológica”. En estas instalaciones se encontrará el centro ocupacional, el centro de fisioterapia, aulas de formación y atención temprana”.  

Un periodo de crecimiento

Antonio Sánchez de Amo es presidente de la Asociación Verdiblanca desde el año 2016. Por eso, en su intervención ha hecho un repaso de los avances experimentados en estos cinco años. “Hemos consolidado nuestra misión a través de la inclusión, nuestra visión siendo un referente social y nuestros valores apostando por la profesionalidad”. Esta frase se ha traducido en la práctica con un dato muy gráfico: el 50% de los socios activos actuales han llegado en estos cinco años. 

Así mismo, se ha aumentado la plantilla de gestión social, con orientadores laborales, trabajadores sociales, terapeuta ocupacional, psicóloga, auxiliar de ayuda a domicilio, atención a socios y socias, técnico de igualdad, gestor de proyectos, asesor jurídico, fisioterapeuta, monitores, y técnico de formación.

Además, Verdiblanca ha desarrollado un plan de expansión con el fin de captar ayudas a través de los fondos europeos. Esta estrategia ha permitido que “actualmente Verdiblanca esté presente en quince países de Europa con diferentes acuerdos”. 

Como consecuencia de la gestión, “hemos duplicado las subvenciones para programas sociales pasando de 356.000 euros en el año 2016 hasta 705.477 euros en el año 2020”. Paralelamente, la plantilla ha crecido de 531 hasta 700 trabajadores repartidos en las provincias de Almería, Granada, Málaga y Sevilla. En esta línea, la Asociación ha incrementado por cuatro cuatro las becas de estudios para los hijos e hijas de trabajadores. 

Tras ganar las elecciones, el presidente ha agradecido “el trabajo y confianza tanto de los técnicos y trabajadores, como de los socios de Verdiblanca”, y mira al futuro “con optimismo a través del primer Plan Estratégico de nuestra asociación”. Como resume Antonio Sánchez de Amo, “más personas, más proyectos y más subvenciones para Verdiblanca y sus socios”.

Antonio Sánchez de Amo, reelegido presidente de Verdiblanca
Comentarios