lunes 29/11/21

ALMERÍA.- El juez que investiga si hubo negligencia municipal en la muerte en Almería de T.K., el hombre que quedó atrapado en su vehículo en el interior de un túnel durante las riadas de 2019, ha solicitado a la Junta de Andalucía que le informe sobre la "fecha y hora exacta" de declaración de emergencia, y al Ayuntamiento de la capital que detalle la "señalización que hubiera" ese día "cerca" del paso subterráneo.

En una providencia consultada por Europa Press, el magistrado David Villagrá acuerda, asimismo, librar oficio a la Policía Nacional para que remitan al juzgado las grabaciones de las cámaras de seguridad "operativas" en los establecimientos mercantiles ubicados en el entorno del túnel del 13 de septiembre de 2019 y "singularmente", según concreta, las del hotel próximo, ahora cerrado, el Centro Diocesano y una estación de servicio.

El instructor, que acepta apenas cuatro de la veintena de las diligencias de prueba interesadas por la familia de la víctima, solicita también a la Junta que informe respecto a la declaración de emergencia por lluvia ese día, así como de la evolución en la declaración de los niveles hasta que se llegó al cese de esa situación.

Entre la batería de diligencias solicitadas al Juzgado de Instrucción 5 de Almería que reabrió la causa, la familia de TK pidió no lo que el Ayuntamiento detallase la señalización que había en el paso subterráneo, sino también que aclarase si su construcción fue concebida "como una balsa de tormentas" ya que, según habrían declarado los testigos en instrucción, "el agua entró de manera abrupta y rápida".

En esta línea, interesó también que se oficiase a Bomberos y Guardia Civil para informar de la actuación que ambos cuerpos realizaron para rescatar el cadáver.

El archivo de las diligencias llegó después de que el anterior juez instructor concluyese que la Policía Local actuó "diligente y eficaz" aunque solo llegó a balizar una de las entradas y que la víctima y su hermano, que salvó la vida, "incumplieron todo tipo de precaución" ya que "debían haber evitado entrar ante la tremenda tromba de agua".

Consideró que no procedía investigar una "pretendida" responsabilidad penal del Ayuntamiento de Almería por el hecho de que no existieran "barreras móviles" para impedir el paso a vehículos por no haber quedado acreditado en modo alguno" que existiese "norma, reglamento, disposición u ordenanza" que obligase "a colocar dichas barreras móviles".

Por otro lado, en un informe al juez, el jefe de la Policía Local aseguró que no se activó un dispositivo especial porque se produjo "un fenómeno meteorológico imprevisto por cuanto no se comunicó a la Policía Local ninguna alerta activada por las distintas administraciones" y trasladó que "no tuvo constancia de ningún tipo de comunicación de alerta activada"; "tan solo", según dijo, un "mail de un aviso amarillo de la Aemet por lluvia en Poniente y Almería capital, que no dio paso a una alerta en cualquiera de sus niveles".

La familia de T.K. considera que el ayuntamiento debe aclarar si existió cuando se abrió el paso subterráneo en la carretera Los Molinos-Níjar valla o barrera de accionamiento automático para poder cerrar el acceso en situaciones de emergencia; Si en esa fecha existía, y fecha y resolución administrativa de retirada de dicha valla o barrera o si estaba previsto reponer en el paso subterráneo de la carretera Los Molinos-Níjar valla o barrera de accionamiento automático para poder cerrar el acceso en situaciones de emergencia.

El magistrado anterior apoyó el sobreseimiento en el informe emitido por la Jefatura de la Policía Local de Almería y las testificales de agentes que se encontraban de servicio en la madrugada del 13 de septiembre de 2013 y el auto hizo suyo el contenido del citado informe.

La resolución infería de la declaración de los agentes de la Policía Local de servicio cuyas declaraciones han provocado ahora la reapertura que se "actuó de manera diligente y eficaz" porque "procedieron a balizar una de las entradas al túnel, no pudiendo balizar la otra por cuanto recibieron un aviso urgente de una mujer que se encontraba en peligro en la rambla de El Alquián".

"Los agentes que acudieron con posterioridad a balizar la otra entrada al túnel, cuando llegaron al lugar, observaron dos vehículos ya dentro del túnel, no pudiendo hacer nada más que auxiliar al hermano del fallecido y al conductor del otro vehículo", finalizó.

El servicio unificado de emergencias 112 informó de que la delegada de la Junta de Andalucía en Almería, Maribel Sánchez, había activado el 12 de septiembre a las 23,31 horas la Situación 1 del Plan de Emergencias ante el Riesgo de Inundaciones (PERI) e indicó que este nivel hacía alusión "a la presencia de anegaciones en zonas localizadas cuya atención puede quedar asegurada mediante el empleo de los medios y recursos locales".

El Ayuntamiento de Almería concluyó en agosto de 2020 las obras para el cierre automático de los túneles de La Goleta y del cruce de la Avenida del Mediterráneo y Carretera de Níjar, este último donde se produjo el accidente mortal. Se han instalado paneles que informan de si túnel está abierto o cerrado, señales luminosas en ambos carriles a 50 metros y una barrera luminosa con cierre automático en la propia boca de los túneles.

EUROPA PRESS

Juez ordena nuevas pruebas para determinar si hubo negligencia municipal en la muerte...
Comentarios