jueves 23/9/21

Condenan a una fábrica de cítricos de Gádor por vertidos de aguas residuales sin depurar al medio natural

Un juzgado de Almería ha condenado a prisión y multa a Cítricos del Andarax y a su gerente por "vertidos de aguas residuales sin depurar" al medio natural que se detectaron en inspecciones realizadas en 2018 y 2019.
Archivo - Ciudad de la Justicia de Almería

ALMERÍA.- Un juzgado de Almería ha condenado a prisión y multa a Cítricos del Andarax y a su gerente por "vertidos de aguas residuales sin depurar" al medio natural que se detectaron en inspecciones realizadas en 2018 y 2019 a la fábrica ubicada paraje de El Llano del Ron del municipio de Gádor.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, impone al gerente penas de seis meses de prisión y de un año de inhabilitación especial para profesión u oficio relacionado con gestión de aguas residuales industriales como autor de un delito contra el medio ambiente y multa de 1.500 euros.

El fallo, que puede ser recurrido en apelación ante la Audiencia Provincial y que considera que concurre en este caso la atenuante analógica de reparación del daño, condena a la organización de productores agrícolas por el mismo delito a multa de seis meses con una cuota diaria de 50 euros, lo que comporta un total de 9.000 euros.

La magistrada remarca que, en el acto de juicio, "no ha quedado acreditado" que los vertidos que se detectaron "ocasionasen un grave riesgo para el equilibrio de los sistemas naturales".

En las conclusiones, el Ministerio Público interesó penas de dos años de prisión y multa de 12 meses a razón de 20 euros al día para el gerente, y multa de 24 meses con una cuota diaria de 100 euros para la empresa. La defensa por su parte solicitó la libre absolución.

Añade en la resolución, notificada recientemente a las partes, que "a día de hoy" la factoría donde se tratan y transforman materias primas vegetales para fabricar zumos, gazpachos, sopas y cremas "cumple escrupulosamente la normativa en materia de vertidos" y subraya que ha realizado "una notable inversión en el sistema de depurado de la planta".

La magistrada indica que, de acuerdo a lo declarado por un agente de Medio Ambiente, los vertidos se "debieron a problemas puntuales, en la actualidad corregidos" y recoge que en esa testifical, el citado agente "refirió que frecuenta la zona cada dos meses", "que la última vez que vio las instalaciones fue 10 o 15 días antes del juicio" y que "todo funciona bien ya que se nota la inversión realizada para garantizar la depuración de los residuos".

Según se recoge en los hechos probados, 'Cítricos del Andarax' recibió en noviembre de 2011 autorización para realizar vertidos de aguas residuales industriales "en un punto concreto, y sometida a determinados condicionantes relativos al caudal máximo diario, procedimiento para la depuración y límites máximos de PH, sólidos en suspensión, DB05 y DQO".

Detalla la magistrada que los días 1 y 13 de febrero de 2018 y los días 27 de marzo y 1 de abril de 2019 se produjeron "vertidos de aguas residuales se depurar que procedían de la estación de bombeo" y los atribuye tanto a "un deficiente funcionamiento de la depuradora" como a que "no se adaptó la producción de la planta a las obras de mejora que se estaban acometiendo en la misma".

Concluye señalando que los dos agentes de Medio Ambiente que practicaron las inspecciones en los que días en los que se detectaron estos vertidos declarados constitutivos de un delito contra el medio ambiente relataron en sala que comprobaron "como se vertía agua sin depurar desde el aliviadero existente en la zona de bombeo".

EUROPA PRESS

Condenan a una fábrica de cítricos de Gádor por vertidos de aguas residuales sin...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad