miércoles 20/10/21

Una juez de Almería condena a un hombre por maltratar y acosar a su expareja con "decenas de llamadas diarias"

Tras conformidad de las partes es condenado a un año de cárcel por acoso, un año más por maltrato en el ámbito de la violencia de género y a 36 días de trabajo a la comunidad por los delitos de coacciones e injurias leves

ALMERÍA.- Una juez de Almería ha condenado a dos años de prisión y trabajos en beneficio a la comunidad a un hombre acusado de acosar, maltratar y coaccionar su expareja una vez finalizada la relación, sentido en el que llegó a llamarla por teléfono "de forma masiva" con "decenas de llamadas diarias", así como a perseguirla en su vivienda, su trabajo y los lugares que frecuentaba.

El fallo, consultado por Europa Press y dictado en firme tras la conformidad de las partes, condena al hombre a un año de cárcel por un delito de acoso, un año más por maltrato en el ámbito de la violencia de género y a 36 días de trabajo a la comunidad por los delitos de coacciones e injurias leves, toda vez que dicta un alejamiento de la víctima de once años y seis meses, en los que tampoco podrá comunicarse con ella.

Según recoge la sentencia, el acusado mantuvo una relación sentimental con la víctima durante nueve años que se rompió en junio de 2020 sin que llegara a aceptarlo, por lo que desde entonces ha insistido "de forma constante" para que la mujer le diera explicaciones y para que retomase la relación, con amenazas y seguimientos constantes que han ocasionado "angustia" en la mujer.

En este sentido, el acusado hacía "de forma constante" recriminaciones sobre su conducta a la perjudicada, a la que dentro de ese "proceso de exigencia" la llamaba por teléfono "de forma masiva, con decenas de llamadas diarias" a pesar de las "continuas peticiones y ruegos de ésta" para que la dejase tranquila y no la molestase.

El acusado buscó también "de forma intencionada" el contacto con la mujer, para lo que acudía de forma habitual a su vivienda, "incluso asomándose por la ventana o intentando entrar en ella".

Asimismo, la ha seguido en su vehículo y ha acudido de forma habitual a los lugares frecuentados por ella, causando a la víctima sensación "de miedo, de agobio y de terror" con "diversas crisis de ansiedad" por las que tuvo que ser asistida e incluso, desplazada de su casa para ir a dormir con sus familiares.

A pesar de las continuas negativas de la mujer, en el momento en que esta cortaba todo contacto, el acusado realizaba la misma conducta con sus familiares para lograr con ello que la víctima volviera a atender las llamadas.

En el curso de estas conversaciones, el acusado profirió contra la víctima "de forma habitual" insultos. Asimismo, consta que al menos en una ocasión, una vez que la mujer salió de su trabajo, la siguió hasta su casa y una vez en la misma "la agarró por la muñeca y la arrojó al sofá" para volver a amenazarla

En otra ocasión en la que el acusado se dirigió al domicilio de la mujer, ella, "asustada salió por la puerta de atrás y se dirigió a su vehículo", de modo que fue seguida por el acusado, quien le dijo que para dejar de molestarla "tendría que volverse a su casa", lo que provocó que "por miedo" la mujer regresara a su domicilio.

La juez, que también ordena el pago de una indemnización por daños morales de 2.000 euros a la víctima, acuerda la suspensión de la pena privativa de libertad por un periodo de dos años con la condición de que el acusado no vuelva a delinquir en ese tiempo.

El teléfono 016 es el número de información y asesoramiento jurídico para las víctimas de violencia machista y su entorno. Funciona las 24 horas, es gratuito y no deja rastro en la factura telefónica aunque puede quedar registrado en ciertos terminales. El servicio 016 ha incorporado un servicio permanente de WhatsApp al número 600000016 y el correo electrónico [email protected]

EUROPA PRESS

Una juez de Almería condena a un hombre por maltratar y acosar a su expareja con...
Comentarios