domingo. 03.03.2024

ALMERÍA.- Cerca de 4.000 menores de 76 municipios de la provincia de Almería están participando durante los meses de julio y agosto en las Escuelas de Verano impulsadas por el Área de Bienestar Social de la Diputación.

El vicepresidente de Diputación y diputado de Bienestar Social, Ángel Escobar, acompañado por la alcaldesa de Canjáyar, Toñi Urrutia, ha participado en el acto de despedida de la Escuela de Verano del municipio en la que los menores que han participado han realizado una exhibición de los talleres en los que han participado con la representación de escenas de teatro o del juego del ajedrez.

Escobar ha destacado que este tipo de proyectos "promueven la conciliación y dan cobertura a las familias en una época muy propicia para ello con un repertorio de actividades muy variadas como manualidades, refuerzo escolar, piscina, juegos deportivos, entre otros, y son impartidas por profesionales con experiencia en animación lúdico-educativas".

"Este tipo de servicios refuerzan el papel de Diputación como ayuntamiento de ayuntamientos y nos ayudan a materializar dos de los objetivos más importantes para la Diputación de Almería, igualar oportunidades entre almerienses, vivan donde vivan, y fijar la población", ha afirmado el vicepresidente.

Las Escuelas de Verano de Diputación se llevan a cabo a través de un programa de ayudas económicas a los ayuntamientos de los municipios de hasta 20.000 habitantes. Este año se ha aumentado tanto el número de escuelas como de menores que se benefician de estas ayudas que se entregan a los ayuntamientos por valor de 130.000 euros.

Los objetivos de las Escuelas de Verano que promueve la Diputación a través de estas ayudas son fomentar el desarrollo de recursos y habilidades personales para la convivencia y la integración social, y apoyar a las familias trabajadoras en la conciliación de su vida laboral y familiar, desarrollar actuaciones de apoyo para el aprendizaje.

Este proyecto se enmarca en la Linea 2 de Prevención y Tratamiento de 6º Plan Provincial de Servicios Sociales Comunitarios y está dirigido a cubrir las edades entre 3 y 12 años.*Las Escuelas de Verano ofrecen alternativas a la ocupación del tiempo libre, un espacio de convivencia y crecimiento en valores sociales.

También pretende contribuir a la conciliación de la vida familiar y laboral con actividades y talleres que potencian el desarrollo educativo de los menores como deporte y naturaleza manualidades, teatro, música, cine, utilización de nuevas tecnologías, y refuerzo y apoyo escolar con excursiones.

EUROPA PRESS

Unos 4.000 menores de 76 municipios participan en las escuelas de verano de la Diputación
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad