lunes 6/12/21

ALMERÍA.- Ricardo Pumar, presidente del Grupo Inmobiliaria del SUR- INSUR, ha sido el empresario que ha protagonizado hoy la segunda sesión de Una Mañana con... dedicada al análisis de la situación del sector inmobiliario y el negocio patrimonial.

Pumar, quien ha explicado su experiencia, trayectoria y conocimiento en el mundo empresarial ante una treintena de directivos y profesionales almerienses, se ha referido a la incertidumbre que rodea el futuro del sector; a su juicio, está motivada y dependerá de varios factores como:
 

  • Evolución de la enfermedad y sus remedios
  • Medidas de contención
  • Respuestas monetarias, fiscales y regulatorias que se implanten
  • Cambios de hábitos de la vida familiar, trabajo y consumo
     

Durante su ponencia el presidente ejecutivo de Inmobiliaria del Sur ha atribuido el impacto de la crisis en la promoción residencial más a una reducción de la financiación que a la caída en la demanda. 

Según ha señalado, la obra de nueva promoción ya estaba bajo mínimos antes del COVID 19  y considera que no hay exceso de oferta de vivienda nueva.
El análisis que ha realizado en el transcurso de Una Mañana con… indica que el comportamiento del sector inmobiliario está siendo variable en función del segmento del que se trate: mientras que se está produciendo un ajuste de precio tanto en vivienda de segunda mano como en segunda residencia, fundamentalmente para el cliente extranjero, el precio de la vivienda nueva está registrando un ajuste reducido.

De igual forma, Pumar ha señalado un impacto muy significativo de la crisis en los segmentos de retail y hotelero y algo menos intenso en el de oficinas. Por contra, ha señalado que se observa un comportamiento expansivo en el segmento logístico.

El presidente de Insur ha detallado algunos de los efectos sufridos en la promoción inmobiliaria durante el estado de alarma por el confinamiento y consiguiente cierre de oficinas de ventas:

·        Reducción actividad comercial que se ha recuperado posteriormente

  • Retrasos en las tramitaciones de licencias de obra y de primera ocupación por la práctica paralización de las administraciones
  • Retrasos en la entrega de viviendas y productos inmobiliarios por retrasos en las LPO y dificultad de movimientos de compradores extranjeros
  • Paralización de obras durante 10 días y posterior ralentización por las extraordinarias medidas de seguridad sanitaria.  Como consecuencia, subcontratistas con empleados en ERTE o registros de descensos de productividad de entre un 10% y 15%.
  • Solicitud de aplazamientos de pago y bonificaciones por arrendatarios afectados por cierre en el estado de alarma, especialmente en inmuebles dedicados a la moda, la restauración, los gimnasios y hoteles. Unas consecuencias menos relevantes las detectadas en la ocupación de oficinas y retail pero con grave incidencia en ingresos de gestión de parking (60% en rotación y 20% en abonos) y centro de negocios y coworking.

Pumar fue nombrado para este cargo por primera vez en diciembre de 2005 puesto que continúa ocupando en la actualidad.
INSUR es una compañía de gestión integral inmobiliaria, que desarrolla la promoción y construcción de viviendas y activos inmobiliarios con una trayectoria de 75 años. 

Más de una treintena de empresarios de la provincia, de muy diferentes sectores, participan en esta cuarta edición de este programa de formación ejecutiva basada en el conocimiento a través de la experiencia, único de estas características, y que incluye como una parte fundamental de cada sesión, las relaciones interpersonales y profesionales de los asistentes para la creación de posibles sinergias.

FAEEM constata la incertidumbre del sector inmobiliario por la pandemia
Comentarios