miércoles 20/10/21

Coexphal colabora para lograr una solución a la gestión de los residuos inorgánicos del sector

Campaña cero residuos
Campaña cero residuos
ALMERÍA.- COEXPHAL ha participado en la webinar “Soluciones innovadoras para la reducción de residuos inorgánicos: La experiencia REINWASTE en el sector hortofrutícola andaluz” organizada por el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (IFAPA) de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía para dar a conocer los resultados del proyecto REINWASTE, en los cuales hay que destacar la experimentación con nuevas tecnologías y materiales que minimizan la generación de residuos inorgánicos en el sector agroalimentario.

COEXPHAL ha intervenido en el proyecto REINWASTE en calidad de experto junto con el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (IFAPA)y la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía (AGAPA), a lo largo del periodo 2018- 2020. Durante la fase inicial del proyecto, que tuvo lugar entre octubre de 2018 y junio de 2019, se identificaron y caracterizaron los principales residuos inorgánicos que se producen a nivel de explotación, en 15 empresas del sector hortícola bajo invernadero de las provincias de Almería y Granada.  Once de estas empresas fueron evaluadas por parte de COEXPHAL y 4 de ellas por la empresa Ecogestiona.

En una segunda fase y en base a criterios técnicos, se seleccionaron 5 empresas de las 15 que participaron en la fase I con el objetivo de implementar diferentes soluciones innovadoras que permitieran minimizar la generación de residuos inorgánicos en el sector productivo de hortícolas bajo abrigo.  Tres de estos 5 pilotos que finalizaron en mayo de 2020, se llevaron a cabo desde COEXPHAL:

  • Uso de plásticos de acolchado de materiales alternativos: En colaboración con la empresa Natursur S.C.A., se han testado dos materiales alternativos de polietileno de baja densidad (PEBD), uno de acolchado compostable y otro biodegradable en suelo, que mantuvieron sus prestaciones durante casi 8 meses de cultivo. 
  • Valorización energética de residuos de difícil gestión: Junto a la empresa Coprohníjar S.C.A. se proponía valorizar energéticamente los residuos que, por su alto grado de deterioro, no son aceptados por los gestores autorizados, como son los plásticos de solarización, acolchado o mantas térmicas, mediante gasificación, trasladándolos a una planta para su transformación en la empresa Syngas combustible o como una síntesis de productos químicos.
  • Comparación de modelos asociativos de gestión de residuos: en S.A.T. Costa de Níjar se propusieron 5 alternativas según el grado de implicación que la cooperativa puede asumir en la gestión de los residuos inorgánicos de sus asociados, concluyendo que el papel de ésta es fundamental como eje vertebrador para impulsar una gestión adecuada de los residuos que generan sus asociados, a través de acuerdos de colaboración con gestores autorizados entre otras alternativas, siendo fundamental, en todos los casos, impulsar la instalación de puntos SIGFITO (Puntos de recogida de envases y fertilizantes) o AEVAE (Asociación Española para la Valorización de Envases). 

Rosa García, técnico de COEXPHAL explica la importancia de este proyecto para el sector hortofrutícola almeriense y las principales conclusiones que se han alcanzado con el mismo: “El principal objetivo que nos planteamos con nuestra participación en el proyecto fue la búsqueda de soluciones innovadoras y viables que puedan dar solución a la problemática asociada a la gestión de los residuos inorgánicos en el campo almeriense y transferir esta información al sector. Los pilotos que se han desarrollado han demostrado que el futuro de una gestión adecuada de los residuos inorgánicos puede conseguirse mediante la combinación de distintas herramientas, desde el uso de nuevos materiales biodegradables y/o compostables (plásticos de acolchado, rafias…) que ya están disponibles en el mercado y que ofrecen las prestaciones técnicas adecuadas para su utilización, hasta la valorización energética mediante pirólisis o gasificación para el caso de aquellos materiales que no puedan ser reciclados, de tal manera que puedan incorporarse de nuevo al circuito productivo y pasen de ser un residuo a ser un recurso”. 

García considera que “el papel de las cooperativas es fundamental en cuanto a la organización de un modelo de gestión de los residuos inorgánicos de sus asociados que garantice la trazabilidad de estos. Por último, y no menos importante, hay que seguir trabajando en actividades concienciación y divulgación enfocadas al sector”. 

Coexphal colabora para lograr una solución a la gestión de los residuos inorgánicos del...
Comentarios