martes 30/11/21

ALMERÍA.- La Confederación Empresarial de la Provincia de Almería, ASEMPAL, Unicaja Banco y la Diputación de Almería han reivindicado la importancia del sector del regadío de Almería como un recurso trascendental para el desarrollo de la provincia y la generación de empleo.

El encuentro digital “Necesidades de infraestructuras para el regadío de la provincia de Almería”, organizado por Asempal y Unicaja Banco, con la colaboración de la Diputación de Almería, ha reunido a representantes de distintas comunidades de regantes y juntas centrales de usuarios y ha contado también con la participación del director técnico de la Sociedad Mercantil Estatal de Infraestructuras Agrarias (SEIASA). 

La Jornada ha sido inaugurada por el presidente de la Confederación Empresarial, José Cano; el director territorial en Andalucía Oriental de Unicaja Banco, Francisco Pérez, que estuvo acompañado por el director comercial de dicha Dirección Territorial Financiera, Antonio Rodríguez, y la diputada de Iniciativas Europeas, Empleo y Empresa de la Diputación de Almería, Carmen Navarro. 

Durante su intervención, el presidente de Asempal ha destacado la aportación del regadío al crecimiento económico y su efecto tractor en toda la cadena de valor agroindustrial exportadora, así como su papel en la vertebración del territorio fijando población y empleo. José Cano ha reclamado las infraestructuras hídricas que regantes y agricultores vienen demandando desde hace años. “Hablamos de un sector huérfano de infraestructuras hídricas, con proyectos atrasados, cuando no olvidados”. 

El presidente de los empresarios almerienses, que remarcó la oportunidad de la estrategia Agua-Energía y Alimentos que promueven Asempal y la Diputación provincial para impulsar la economía, subrayó la importancia de los fondos europeos, que “tienen que ser un acicate para que esta provincia tenga las infraestructuras hídricas que permitan dar respuesta al problema más importante de Almería: el agua”.

Así mismo, los representantes de Unicaja Banco han resaltado "el continuo apoyo por parte de Unicaja Banco al sector agrario, que le lleva a colaborar en iniciativas que, como esta jornada, contribuyen a promover el desarrollo económico de esta actividad, su tejido empresarial, así como la docencia e investigación. Asimismo, cabe destacar la estrecha relación que la entidad mantiene desde hace años con Asempal, en colaboración de manera permanente con acciones que facilitan la actividad de las empresas y el desarrollo económico de la provincia de Almería".

Por su parte, la diputada de Iniciativas Europeas, Empleo y Empresa, Carmen Navarro, ha mostrado el firme compromiso de la Diputación Provincial con el agua y las infraestructuras hidráulicas en la provincia y ha señalado que “el agua es básica para nuestro desarrollo. Trabajar con ilusión en esa trilogía con ASEMPAL: Agua, Energía y Alimentos nos parece fundamental porque las instituciones debemos estar donde se nos necesita, cerca de los empresarios que crean empleo, riqueza y desarrollan nuestra tierra, así como con los regantes y las entidades financieras que hacen posible que todo esto sea una realidad. El uso del agua lo consumimos todos a través de los alimentos en los que se transforma. Es un bien absolutamente necesario. Jornadas como ésta nos dan visibilidad y nos ayudan a conseguir nuestros objetivos”.

Conclusiones de la mesa redonda

Para exponer la situación actual y las necesidades en infraestructuras hídricas, Asempal y Unicaja Banco han reunido en una mesa redonda a Antonio López, presidente de la Comunidad de Usuarios de Aguas de Níjar (CUCN); Fernando Rubio, presidente de la Junta Central de Usuarios del Valle del Almanzora (JCUAVA), y José Antonio Fernández, en su doble condición de presidente de la Federación de Regantes de Almería (FERAL) y tesorero de la Junta Central de Usuarios del Acuífero del Poniente de Almería (JCUAPA). El debate ha estado moderado por el empresario y directorgerente de Batchline Control, Antonio Pérez Vidal.

Todos los participantes han coincidido que, a la histórica falta de infraestructuras hídricas, se han sumado el encarecimiento de la energía eléctrica (con una subida del 400%), el incremento del precio de los insumos, el precio del agua y la competencia desleal de terceros países como amenazas para la competitividad del regadío. En el debate, también se han puesto de relieve los altísimos costes de la desalación y la necesidad de vincular el binomio Agua-Energías renovables. “En la tierra del sol, no se entiende que los proyectos de desalación no lleven incorporado el uso de las energías renovables”. 

Embalses en Níjar y ampliación de Carboneras

Antonio López, presidente de la CUCN, ha recordado que, aunque Níjar cuenta con agua de la Desaladora de Carboneras, es fundamental disponer de acopios o embalses para almacenar el agua. “Si no se tienen embalses la desaladora produce unos desequilibrios que no se pueden soportar en la agricultura. Nuestro consumo, por ejemplo, en enero o febrero está por debajo de lo que produce la desaladora y si no contamos con infraestructuras para recoger el agua, ya no se puede recuperar”. Además, ha insistido en la necesidad de recuperar el acuífero y en la ampliación de la capacidad productiva de la planta de Carboneras, resaltando igualmente la importancia de la desaladora Mar de Alborán para paliar el déficit hídrico de Níjar.  

Sin trasvases, la situación es crítica en el Almanzora-Levante. La iniciativa privada tira de las inversiones

Fernando Rubio, presidente de la JCUAVA, ha recordado los hitos de los trasvases Tajo-Segura y del Negratín-Almanzora y los beneficios que han aportado en el desarrollo de la zona. Ha puesto el acento en la crítica situación que viven los regantes del Levante-Almanzora, sin trasvases, la desaladora del Bajo Almanzora sin reparar desde 2012 y abocados a pagar el precio del agua desalada más caro de Europa, a través del aporte indirecto de la desaladora de Torrevieja. “Es inviable que sigamos como hasta ahora, con los costes del agua desbocados”. 

Rubio ha detallado algunas de las infraestructuras necesarias para paliar la falta de agua como el Embalse de la Cerrada de la Puerta, que permitiría una mayor regulación del Guadalquivir y el Negratín, aprovechar el agua y producir energía. “Le hemos dicho al Ministerio que estamos dispuestos a financiar parte de esa obra, pero no hemos tenido respuesta”. También se ha referido a otros proyectos como la nueva desaladora que quieren poner en marcha, con iniciativa privada, y a un embalse en la parte alta del Almanzora para regular el abastecimiento de Olula del Rio o Albox, municipios que están teniendo complicaciones porque solo se nutren del Negratín-Almanzora.

Lentitud de las administraciones

José Antonio Fernández, tesorero de la JCUAPA y presidente de FERAL, ha señalado el trabajo que desarrollan los regantes para recuperar el acuífero sobreexplotado y proyectos de gran relevancia para el campo de Dalías como la desalobradora de la Balsa del Sapo y los planes para solucionar los problemas de la Cañada de Ugíjar, “ambas infraestructuras se han proyectado con energía solar porque nuestro objetivo es lograr la huella hídrica cero”. 

También se ha referido a la necesidad de mejorar el terciario de la EDAR de Roquetas de Mar, la conexión de las comunidades entre sí para optimizar el uso conjunto de las infraestructuras y al pantano de Benínar, “Es un coladero, hay que impermeabilizarlo para tener una presa en condiciones”.

El presidente de Feral ha señalado la lentitud de las administraciones y la falta de un plan hidrológico nacional y consensuado como importantes escollos para solucionar los problemas del agua. 

Inversiones de SEIASA- Colaboración público-privada

El director técnico de SEIASA, Víctor Morales, ha participado en la jornada con una ponencia titulada “Singularidades en las obras de modernización de regadíos en la provincia de Almería” donde ha expuesto la experiencia de SEIASA en obras de modernización de regadíos en todo el territorio nacional y especialmente en la provincia de Almería, donde la Sociedad Mercantil Estatal ha ejecutado un total de 7 actuaciones hasta la fecha, modernizando más de 18.000 ha y beneficiando a más de 7.300 regantes, con una inversión superior a las 71 millones de euros en la Comunidad de Regantes Villa de Dalías, Comunidad de Usuarios de Aguas de la Comarca de Níjar y la Comunidad de Usuarios Acuíferos de la Sierra de Gádor.

El director Técnico de SEIASA ha puesto de manifiesto la complejidad técnica del desarrollo de las obras de modernización de regadíos en la provincia de Almería (comparándola con otras zonas de España) debido a diversos factores como las pendientes del terreno, la red hidrográfica, el patrimonio natural, los anchos de trabajo disponibles para las redes de riego o la multitud de servicios afectados que surgen, poniendo en valor la amplia experiencia de la Sociedad Mercantil Estatal en sus más de 20 años de existencia.

Por último, ha reseñado las 7 actuaciones en la provincia de Almería que con una inversión de 52 millones de Euros forman parte de la primera fase del "Plan para la mejora de la eficiencia y la sostenibilidad en regadíos" incluido en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, destacando que se trata de actuaciones totalmente alineadas con los objetivos del Plan y que van encaminadas fundamentalmente al uso de energías renovables y de aguas no convencionales (como las desaladas o las regeneradas), en una zona como Almería, donde el recurso hídrico es utilizado con una altísima tasa de eficiencia.

Asempal, Unicaja Banco y Diputación de Almería reivindican el regadío como palanca de...
Comentarios