lunes. 27.06.2022

ALMERÍA.- El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha advertido este viernes a Gobierno y patronal de que harán una "batalla durísima" si no adoptan una posición "razonable" con respecto a la subida de los salarios y ha afirmado que no descarta que "finalmente vayamos a una movilización general".

"Hemos abierto un proceso de conflicto muy serio y quiero que la patronal sea muy consciente, que el país sea muy consciente y que el Gobierno sea muy consciente de que este conflicto, con una inflación absolutamente desbocada y fuera de control, no se salda sin una subida de los salarios", ha dicho.

En declaraciones a los periodistas antes de participar en una asamblea de UGT en Almería junto a la secretaria general en Andalucía, Carmen Castilla, ha aludido al encuentro celebrado en jueves en Madrid junto a CCOO y 1.500 negociadores de convenios colectivos como el principio de la lucha ante una situación que ha calificado de "desastre para los trabajadores", solo paliado por el alza del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

"Los datos del INE de hoy que confirman la subida del IPC demuestran que la situación actual es un desastre para los trabajadores de este país y que se les tiene que compensar con subida de los salarios porque estos precios está claro que han venido para quedarse", ha trasladado Álvarez.

Ha defendido como "francamente moderada" la propuesta que han planteado de un incremento progresivo de los salarios en tres años, "eso sí con una cláusula de revisión salarial", ya que "nadie puede pretender que los sueldos suban un 3,5% y los precios suban el 8%, y más cuando eso no se corresponde con lo que está ocurriendo en las empresas".

"No hay ninguna razón objetiva para no subir los salarios porque, si está subiendo el IPC, es porque las empresas están subiendo los precios y no lo están haciendo en proporción a lo que suben las materias primas", ha señalado.

En esta línea, y tras remarcar que las movilizaciones han empezado en junio, "pero continuarán en septiembre", ha trasladado que espera que la patronal "tenga cabeza suficiente como para sentarse y llegar a acuerdos que desbloqueen las negociaciones de los convenios colectivos".

Álvarez ha asegurado que las movilizaciones que se registran estos días en el sector del metal en Cantabria, como antes se registraron en Cádiz, "con compañeros batiéndose el cobre", son "solo el inicio de la coordinación de las movilizaciones, de la paralización del país en sectores muy importantes de la producción".

"Lo hacemos y lo haremos fundamentalmente por aquellos sectores donde los trabajadores, muchos de ellos mujeres, están menos organizados sindicalmente porque hemos detectados que donde no están subiendo los salarios es en aquellos sectores en los que no hay organización sindical", ha subrayado.

Por otro lado, el líder de UGT ha señalado que España tiene "suficientes trabajadores" y que hay "suficiente mano de obra" para "poder hacer frente a las demandas" de la patronal, y les ha avisado de que si quieren cubrir puestos de trabajo, "tienen que pagar más porque nadie se va a quedar atrás". "Es la economía de mercado", ha concluido.

EUROPA PRESS

Álvarez (UGT) avisa de una "batalla durísima" si Gobierno y CEOE "no son razonables"...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad