jueves. 30.05.2024

ALMERÍA.- Una semana después de haber metido a su equipo, el ACCS París, entre los ocho mejores equipos de Europa de fútbol-sala, el entrenador almeriense Sergio Mullor hace un balance más que positivo de la participación de su equipo en la competición europea, donde se ha codeado con los grandes favoritos al título a pesar de que el conjunto francés compite, a nivel doméstico, en la segunda división de su país; a que está atravesando por una delicada situación financiera, y a que contó de nuevo con la importantísima baja del considerado como mejor jugador del mundo, Ricardinho, en sus filas durante la competición.

El ACCS París de Sergio Mullor llegaba a Tiumén (Rusia), donde disputaba su último grupo clasificatorio, con las esperanzas de poder sorprender a los dos grandes favoritos, los anfitriones del Tyumen, y el Kairat Almany. “Eran los grandes favoritos por presupuesto y situación de club; nosotros también queríamos dar la sorpresa dentro del grupo”, señala el técnico almeriense.

El primer partido se saldó con derrota por 5-2 frente al Tyumen, “un partido que no fue un gran partido nuestro, pero en el que vimos muchas cosas de que podíamos estar cerca de ellos”. Los parisinos afrontaban el segundo partido frente al Kairat Almany (Kazajistán) “como una final”, en la que la victoria les podía haber dado esperanzas de un triple empate en el liderato que hubiera dado la clasificación para la Final Four de abril. “Fuimos mucho mejores que ellos durante prácticamente todo el partido, pero son un equipo con un gran potencial y al final nos empataron (3-3)”, apunta Mullor.

Ese resultado dejaba al ACCS París sin posibilidad de clasificación, pero todavía quedaba un último partido frente al Viten Orsha (Bielorrusia) para poder “terminar como uno de los mejores segundos en esa clasificación virtual de Europa”. Tras un primer tiempo brillante (5-1), el segundo fue más abierto y divertido para el espectador (10-5). 

El ACCS París terminaba en la sexta posición virtual de la Liga de Campeones de Europa, un resultado que permite a Sergio Mullor estar “muy contento con la participación de un equipo que, recordemos, compite en Segunda División todas las semanas” y que está atravesando importantes problemas económicos.

El entrenador almeriense de fútbol-sala Sergio Mullor había alcanzado por segunda temporada consecutiva el ‘top 16’ de la Liga de Campeones de fútbol-sala (la pasada temporada lo hizo con el Berettyóújfalu húngaro) y por vez primera vez llegaba al ‘top 8’, dejando al ACCS París en una fantástica sexta posición. En liga, el conjunto parisino, vigente campeón francés pero que se vio obligado al descenso administrativo. Actualmente, en la Segunda División francesa, el ACCS París marcha invicto tras siete partidos disputados.

Sergio Mullor lleva al ACCS París, de segunda división, a ser el sexto mejor equipo de...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad