sábado 16/10/21

Miki Fornés termina el blindaje de un proyecto temible

Renovación del central mallorquín, que vivirá su tercera temporada en Unicaja Costa de Almería cerrando un plantel de quince integrantes: “Grupo muy competitivo, y el trabajo para ganar títulos no va a faltar”
Miki Fornés, del Club Voleibol Almería
Miki Fornés, del Club Voleibol Almería

ALMERÍA.- En la cuenta que hacía todo el mundo, interesado por el proyecto de esta campaña tan ilusionante, faltaba una pieza. Efectivamente, había dos centrales, corto para la exigencia de un club como el ahorrador y sus pretensiones… hasta hoy, el día en el que se ha hecho oficial la renovación de uno de los mejores de Europa. Así, el lujo con el que se cierra la plantilla 2021/2022 de Unicaja Costa de Almería es acorde al alto nivel del proyecto, puesto que renueva nada menos que Miki Fornés. Tras pasar por el Europeo con los Red Lynxes, el mallorquín ha decidido dar continuidad a su militancia con el verde, afrontará su tercera temporada en dos etapas distintas, y las miras puede que se encaminen a un futuro más largo en la planificación almeriense.

De hecho, es uno de los ‘jugadores referente’ para Unicaja Costa de Almería, pieza clave y ansiada con la que se completa la apuesta en firme a ser candidatos a todo en los meses venideros. Bien ‘guinda verde’ a un pastel espectacular, o bien ‘niño bonito’, por aquello de ser el décimo quinto en anunciarse, lo cierto es que el número 14 seguirá en la espalda poderosa de un extraordinario jugador al que se le valora su profesionalidad y los valores que ello conlleva, comenzando por la humildad. Por su lado, Miki Fornés ha expresado su satisfacción por haber cerrado la renovación: “Muy feliz e ilusionado de continuar un año más en un club y en una ciudad donde me he sentido tan a gusto”. Más ‘sentimiento de pertenencia’, más poder verde.

Pasa así Unicaja Costa de Almería a ser el equipo en la que más temporadas va a estar, superando a Knack Volley Roeselare de Bélgica, donde militó en la 2016/2017 y en la 2017/2018. Cabe recordar que antes de volver a lucir los colores ahorradores jugó en Francia, en el Tourcoing Lille Metropole. Su primera etapa en Almería fue en la 2014/2015, después del Molfetta italiano y antes del Narbonne francés, y su otro club en España ha sido Teruel. Tanto de verde como de naranja ya sabe lo que es ganar títulos, campeón de la Superliga con sendos colores. Siempre sereno, con la capacidad de ser cauto y ambicioso en perfecto equilibrio, va a por todas en este nuevo curso: “Ne gustaría ir paso a paso, pero lo que si está claro es que un objetivo a largo plazo debería ser luchar por un título, y el trabajo para ello no va a faltar”.

En ese sentido, se siente bien arropado, satisfecho con el bloque que con él mismo se ha cerrado: “Como siempre, es un grupo muy competitivo, con una buena mezcla de jóvenes y gente más experimentada; estoy seguro de que cada uno de nosotros podrá aportar algo bueno al equipo para hacerlo mejor”. Mirando a su posición más en concreto, viene con la seguridad que le da conocer a sus compañeros muy bien y saber que la sintonía es extraordinaria: “Muy contento de compartir posición con Jorge y con David; hemos coincidido bastantes veces en la Selección y he podido aprender de ellos en cada entreno, además de que siempre nos hemos llevado muy bien los tres”. Sus dos metros y dos centímetros, con su experiencia, hacen crecer.

Atento a las noticias vertidas por el club durante este último periodo, y avisado sobre las intenciones de futuro de Unicaja Costa de Almería, considera que es un acierto la idea de continuidad hacia metas mayores: “Es fantástico y de agradecer que un club como este siempre quiera crecer, y me parece que intentar llevar el nombre de Almería y de la entidad por Europa, es la mejor manera para ello”. Pero, por ahora, se queda con lo ‘inmediato’: “De la temporada lo primero que espero es formar entre todos un buen grupo humano y una buena relación entre jugadores, cuerpo técnico y directiva, y después no me cabe duda de que trabajaremos duro para llegar a cada partido de la mejor manera posible”. No es una novedad en él, si se le conoce.

De hecho, repite lo de que “paso a paso es como se consiguen los objetivos”, pese a que, “como en estos últimos años, algunos rivales se han reforzado muy bien, han manteniendo a varios jugadores importantes también, y eso hace que no te puedas relajar en ningún partido”, textualmente. Como motivo añadido de ilusión y alegría, la posibilidad cada vez más cercana de que haya un buen número de espectadores en las gradas, estando esperanzado por la evolución de la COVID y una incidencia bastante menor: “Desde luego que este año soy más optimista, gracias en parte a las vacunas, pero también debemos seguir con mucho cuidado y evitar los riesgos innecesarios para cada día estar un paso más cerca de disfrutar de una temporada buena con normalidad, y ver los pabellones llenos apoyando a sus equipos”.

Es fue una parte negativa de lo vivido estos meses atrás, resumiendo en términos generales que “la temporada fue difícil en todos los ámbitos de la vida”. A pesar de ello, hubo algo maravilloso que pone en valor: “Me quedo con la capacidad de lucha de todo el equipo, a pesar de esas dificultades”. Del final de liga, que se perdió ante Guaguas, al Europeo luciendo la elástica roja de España, como ha hecho durante toda su vida en las distintas categorías por edades de los combinados nacionales. De la participación española en el torneo continente resume que, textualmente, “por momentos hemos alcanzado un muy buen nivel de juego, pero sí tendríamos que mejorar en nuestra continuidad e intentar estar más acertados en momentos clave del partido”. El futuro de los Red Lynxes también promete: “Si podemos mejorar eso, vendrán los resultados”. Fornés se incorporará al grupo en el stage de Lisboa.

Miki Fornés termina el blindaje de un proyecto temible
Comentarios