lunes. 15.04.2024

EL EJIDO.- Conociéndolo, estaba muy claro que no podía pasar mucho tiempo separado de las canchas y de la competición oficial, por lo que es muy probable que no sorprenda su fichaje por el Poli Ejido Club de Fútbol. Estamos hablando, cómo no, de don Jesús Bustos Lara, quien regresa a la acción un año después de retirarse.

Todo fue idílico, tras una más que merecida temporada en el profesionalismo de la Segunda División (con tres goles incluidos), rozando el ascenso a Primera División, recibiendo la ovación de un Pabellón Municipal de El Ejido (su ‘otra casa’) lleno hasta la bandera, donde posteriormente se le homenajeó retirándose el dorsal número 8, como una leyenda que es.

La leyenda continúa y el eterno Bustos vuelve a vestir la camiseta celeste, abriendo una nueva etapa en el Poli a sus 40 años, dejando atrás toda una vida en el El Ejido FS (luego llamado CD El Ejido 2012 y escindido al actual CD El Ejido Futsal), en cuya primera plantilla debutó con solamente 16 años.

Su trayectoria sénior se completa con una campaña en Segunda División, 16 en la Segunda División B y seis en la Tercera División Nacional, cuarta categoría del futsal en España (no ha habido reestructuración como en el fútbol) y en la que milita el Poli Ejido CF desde el pasado ejercicio 2021/22, de modo que pronto serán siete cursos en Tercera.

Juntos en el Poli

Nacido en la localidad jienense de Quesada, cuna del Río del Guadalquivir, de niño se mudó al Poniente almeriense y ha echado raíces en todos los ámbitos para ser un ejidense más, Bustos por fin se une de nuevo a los amigos de siempre que tantas batallas han librado juntos por los pabellones de media España, cuando crecieron todos en el anterior club.

Un asiduo a la práctica del atletismo, el tono físico de Bustos a buen seguro que no ha mermado y lo que se comprobará es si el ‘descanso’ competitivo de un año ha afectado a su puntería de cara a puerta, recordando que se proclamó pichichi del Grupo 18 de Tercera División en dos ocasiones consecutivas.

El ahora jugador del Poli, en 2016 anotó 44 tantos en 19 encuentros (coeficiente de 2,3158), mientras que en 2017 firmó 60 dianas en 24 partidos (coeficiente de 2,5000), destacando que en las estancias en Segunda B ha sido un habitual en la clasificación de los más goleadores del Grupo 5.

Hablar de fútbol sala en El Ejido es hablar del incombustible Jesús Bustos, otra vez calzándose las botas (o más bien las zapatillas deportivas) y demostrando que la retirada realmente no se trató de un ‘adiós’ sino un ‘hasta la próxima’, y precisamente esta próxima temporada 2022/23 quizás luzca el ‘8’ a la espalda con el escudo del Poli en el pecho.

El eterno Bustos se calza de nuevo las botas para ¿ser el ‘8’? del Poli Ejido de fútbol...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad