martes. 27.02.2024

ALMERÍA.- Disfrutaron Teruel, el club y su gente. Charly Carreño tuvo a Fran Ruiz como jugador en sus dos temporadas en Los Planos, allá por las temporadas 2014/2015 y 2015/2016. Está claro que es un receptor en el que confía, ya que lo ha hecho regresar consigo a su vuelta al Moisés Ruiz. Los dos guardan un gran recuerdo de su paso por la entidad aragonesa, a la que se muestran agradecidos, y ambos saben que el del sábado es un partido muy especial, y no solo por su pasado: “Un Unicaja-Teruel es siempre un partido grande, por cómo se llevan disputando tantos títulos, con encuentros grandísimos; es un partido que llama la atención y así lo estamos tratando, como un partido grande”.

Esas palabras de Carreño son parecidas a las de Ruiz: “Se espera todo un ‘clásico’ de la Superliga, del voleibol español, un Unicaja contra Teruel, y como jugador de voleibol que soy tengo muchísimas ganas de vivirlo, de que llegue el sábado, además de que tengo muy buena experiencia de cuando jugué allí”. El cordobés abunda sobre ello: “La verdad es que yo solamente puedo decir cosas súper buenas y súper positivas de los dos años que estuve en Teruel, me trataron como un hijo, a mí e incluso a mi familia”. Charly, muy parecido: “Me gusta el club en general, tiene una gran historia que se la ha trabajado por méritos propios, que empezó como hay que empezar, que es desde abajo”.

Después, “trabajando y yendo poco a poco han conseguido muchos títulos, teniendo años bastante buenos”. Por eso no echa demasiadas cuentas a que Pamesa Teruel Voleibol llegue al Moisés Ruiz en sexta posición: “Es cierto que sus resultados son variables, pero no deja de ser un buen equipo con potencial físico, con centrales con una buena calidad técnica, con buen bloqueo, un equipo que en recepción tiene tres jugadores que pueden llevarlo a construir un buen juego… yo creo que es un equipo completo”. Lo último, pase a los octavos de la Challenge Cup: “Jugar competición europea puede afectar bien y mal; es cierto que el ritmo de competición europea es muy interesante para el equipo, el poder competir a ese nivel y jugar a ese nivel hace que el equipo coja un ritmo diferente, siempre que el equipo tenga experiencia y tenga fuerza para llevarlo”.

Superada la eliminatoria, los turolenses se centran ya en su clasificación para la Copa del Rey, más peligrosos si cabe en su llegada al tempo almeriense: “Tiene un grupo de jugadores muy interesante, joven con algunos con experiencia, bien dirigido por Maxi, tal y como demostró el año pasado”. Sus hombres lo saben, y el peso de la historia también influye: “Cada jugador tiene que venir motivado de serie, eso está clarísimo, pero lo que sí es cierto es que hay partidos que tienen un plus; este tiene ciertos matices que lo hacen interesante, como la historia, dos clubes muy grandes se juntan y medirán fuerza”. Los verdes están preparados: “El equipo está sólido, llevamos la primera vuelta jugando muy bien, líderes, pero todo muy igualado con Soria y Guaguas”.

Es el momento de seguir: “Estamos luchando, estamos jugando bien, faltan dos partidos para terminar en la primera vuelta, y después el resto del campeonato, el equipo es sólido, pero bueno, no todas las semanas, no todos los meses son lineales; yo creo que hemos empezado en una línea muy ascendente, estamos arriba, y habrá que aguantar cuando el equipo tenga esos altos y bajos”. Recuerda Charly a la afición que se despide el año en casa: “No volvemos a jugar aquí hasta el 6 de enero y es un buen día para venir, para aportar a los niños y niñas que tienen dificultades, que no pueden tener un juguete, traer un juguete y disfrutar con el equipo, que creo que está realizando un buen espectáculo”.

Por su parte, Fran Ruiz desvela el sentir del equipo ahorrador ante este cita, que se toma en la misma dinámica que el resto del campeonato: “Como cada fin de semana pensamos en nosotros y en lo que hemos trabajado durante los días previos, pero nos queda ya tan solo uno en casa, este es el último, y queremos acabar invictos y haremos todo lo posible para que así sea”. De hecho, confiesa el receptor que no ha estudiado en profundidad a Pamesa Teruel, “pero imagino que será un equipo que vendrá con muchas ganas, tantas como nosotros, de jugar este partido que es súper famoso en la liga española”. En todo caso, “yo creo que lo mejor es centrarnos en nosotros para ganar el partido”, textual.

Uno de sus últimos duelo con los turolenses fue la final de la Copa del Rey de 2019, que él mismo decidió en ataque en el tie-break: “Yo creo que al fin y al cabo, cuando uno gana un título, sea cual sea, se recuerda con mucho entusiasmo y mucha positividad, y sí, ese partido me tocó a mí cargármelo a la espalda, pero bueno, cómo le podría haber tocado a otro compañero”. Porque para él el grupo es fundamental: “Solo puedo decir cosas que son súper buenas, es lo que más valoro, que todos tenemos el mismo pensamiento y que todos vamos hacia la misma meta, y eso se refleja en el campo, pero sobre todo también fuera, y creo que se marca un poco más la diferencia”.

Tal cual, el cordobés insiste en que “hemos creado un grupo súper bueno, somos como una familia, literal, y eso también se nota y no siempre se suele conseguir”, dicho de un modo literal. Sin techo al equipo: “Como siempre decimos tanto yo como mis compañeros, acabemos cada fin de semana porque al fin y al cabo esto es muy largo, la liga cada año va mejorando; trabajamos cada semana con el objetivo que nos pusimos y lo que tenga que ser, será, pero lo dicho, semana a semana, partido a partido”. Frente a San Roque no estaba al cien por cien físicamente, y pudo el compromiso para salir a cancha, sabedor de que los demás lo harían: “Quien me conoce sabe que yo voy a muerte con todo y mis compañeros hubieran hecho lo mismo, porque tenemos todos la misma meta en cabeza”.

Por último, Charly Carreño espera una gran afluencia y la participación activa en algo tan especial como la recogida de juguetes del club y de la Fundación Bancaria Unicaja: “Me ha parecido siempre muy bonito que se hagan estas cosas, cómo se implica la gente”. Y ya en pista, reencuentros y sentimientos: “Tengo una experiencia fantástica, estuve año y medio en Teruel y me quedo con que he podido participar, luchar y vivir lo que es ser un ‘naranja’ más, así lo llevo en mi corazón, hice grandísimos amigos tanto dentro como fuera de la pista, disfruté, conseguí dos títulos, que seguramente fueron pocos para el equipo que teníamos, porque teníamos un grandísimo equipo, y solo espero haber dejado ahí un poquito de mí y de mi trabajo”.

Charly y Fran Ruiz, dos verdes a los que les gusta el naranja
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad