sábado 27/11/21

Capacidad de adaptación para sobrevivir a la emboscada

(1-3) Unicaja Costa de Almería sufre para defender su liderato en la pista del farolillo rojo, un Intasa San Sadurniño de muchos argumentos que tan solo permitió ver la distancia en la clasificación en el último set 
Victoria del Unicaja Costa de Almería
Victoria del Unicaja Costa de Almería

ALMERÍA.- La Superliga tiene un gran nivel, y el primero frente al último no tiene absolutamente nada hecho tan solo por lucir esa condición. Se sabe que en estas pistas es donde se tienen que ganar los puestos altos, y se tuvo que afrontar un partido extraño, con frío y demasiadas interrupciones ocasionadas desde la mesa de anotación. Relativo al encuentro como tal, equipo inicial con rotaciones y mejoría notable de rendimiento cuando se fue a más en el saque, algo que costó su tiempo, más que el punto final lo firmó el juvenil Marco Carreño. Se perdió el primer set, se trabajaron el segundo y el tercero y se voló en el cuarto, con un muro de bloqueo infranqueable para sumar otros tres puntos más, de un valor que va más allá del numérico. Y es que se supo sufrir y se mostró una capacidad de adaptación sin la que se habría perdido.

El máximo anotador del encuentro, un fin de semana más, fue Pablo Kukartsev, con 27 tantos en su cuenta, dos aces, cuatro bloqueos y un escalofriante 60% de acierto atacante. Le siguió de cerca el opuesto local, el brasileño Leozao, con 25, pero en su caso sobre 51 ataques. En bloqueo, la clave final, se sumaron 11 puntos, y en el saque finalmente se hicieron 6, faceta muy igualada entre ambos rivales, con 7 por los locales. El porcentaje de ataque ahorrador estuvo muy elevado, los centrales a la par muy efectivos. Digno de resaltar, el nivel de error se contuvo muy bien, lo que además dice mucho de San Sadurniño, poco ‘ayudado’, pero capaz de hacerse con el primer set con solo tres ‘regalos’ y en el que entregó diez a los verdes. Después ya no erró tanto y Unicaja Costa de Almería tuvo que ‘ganarse’ la victoria.

Primeros compases para entrar en calor, con errores de saque en uno y en otro lado de la red y buenos ataques locales por el centro (4-2). Les costó a los ahorradores e Intasa enseñó lo que se sabía, su motivación extra para ganar por fin y más ante el líder, para por punta ponerse con tres de renta (7-4 y 8-5). Muy fuertes en la red Boris y Verdi, la desventaja se fue a cuatro (9-5), recortada hasta el 10-8, pero faltó continuidad y Berenguel paró el partido con 12-8 en contra. De nuevo, con defensa de David López, se acercaron los verdes (12-10), si bien el mejor local, el colocador Keegan, firmó su segunda finta y después se produjo un desajuste (15-12). Tocaba remar mucho y buscar a Kukartsev, siendo incapaces de reducir la cómoda ventaja gallega de entre dos y tres puntos (18-15). El saque tenía que hacer más daño.

Unicaja Costa de Almería se situó a uno por fin con el 18-17 y con el 19-18, firmado por Kukartsev, faltando una velocidad más y mayor marcaje a Keegan, que seguía fintando. Con todo, el opuesto primero y Juanmi González después empataron justo en la entrada a la veintena, obligando al tiempo local. Palharini en el saque, se paró de nuevo el partido de seguido por lesión de Boris, que afortunadamente no le hizo salir de pista. Pulso final servido, los locales pelearon el 21-20 y los visitantes igual el 21-22, primer vez por delante y sin colocador para elevar el bloqueo. Se cazó al peligrosísimo Leozao, pero se marchó fuera por muy poco, y desde ese momento avisó el opuesto brasileño de que no iba a perdonar. De un 22-23 se pasó al 25-23 con él como protagonista, haciendo un saque directo y atacando imparable.

El segundo set marcó un inicio radicalmente distinto, con dos puntos de Davi López, pero sin poner todo lo necesario, todavía, en el saque. Palharini subió el 1-3, con la pipe de Juanmi poniendo el 2-4 y Kukartsev ampliando a 3-6. El saque de Marlon le dio aire a Unicaja Costa de Almería, 3-7 y tiempo local, pero un largo parón de nuevo frenó el ritmo. De los cuatro se pasó a dos (6-8 y 7-9), pero el equipo mostró su cara más combativa y el 7-11 fue, por fin, un ace blanquiverde…de Juanmi González. No se vino abajo Sansa, que apretó en defensa (10-12), pero que concedió una falta de rotación (10-14) antes de que Kukartsev firmara el segundo ace (10-15). Tiempo muerto gallego para rehacerse, una nueva larguísima interrupción con 13-16 y por fin de juego a jugar, tres puntos seguidos, un ace de Jorge Fernández entre ellos.

El parcial se quedó ahí, con 13-19 y seis de renta, luego 14-20. El juvenil Gómez le dio esperanza a su equipo en ataque y saque (17-20), poniéndose de nuevo el mono de trabajo Juanmi González para devolver calma, como después Kukartsev (17-23) con dos bloqueos consecutivos y matando un punto largo y muy sucio (18-24). Con 20-25 se igualó la contienda, una auténtica trampa, que iba a obligar a un esfuerzo mayúsculo. La tercera manga calcó el inicio de la anterior, un 0-2 con sendos errores de Intasa, también apareciendo David López en la anotación para el 1-3. El equipo local se aferró a Leozao, pero los verdes habían cambiado del todo su modo de leer el partido (3-6 Jorge Fernández y 3-7 ace de Kukartsev). Keegan volvió a la finta a tiempo para lo suyos (5-7), y respondió Jovanovic (5-8).

No frenó su juego el Sansa, pero tampoco Unicaja Costa de Almería (de 6-8 a 6-11, afinando el saque con Jorge Fernández y Jovanovic haciendo tres puntos). Leozao tiraba del carro y de 5 se pasó a dos (10-12), y al empate (13-13 con ace), y a renta local por primera vez desde el primer set (14-13). Berenguel pidió tiempo, pero no se frenó la euforia local, todo con el saque de Marcos Blanco. Cortó la racha Pablo Kukartsev, un error niveló y el opuesto puso de nuevo por delante a los ahorradores (15-16). El saque de David López activó, obligando al tiempo muerto de Aldebarán. Con 15-18 se recuperó el control, pero en un escenario muy complicado al que puso luz Kukartsev momentáneamente entre problemas de recepción (de 16-19 a 19-19). Se apretaron los dientes en un serio final de manga (ace de Jiménez), y 22-25.

Al cuarto set de nuevo se entró con 0-2, pero este vez cayó el 0-3 con Juanmi yendo a tope en saque y ataque. El 0-4 fue un bloqueo de Jorge Fernández y Sansa pidió tiempo. David López siguió levantando el muro (0-5) y la marcha ahorradora ya sí marcaba la distancia entre primero y último (2-9 y otro tiempo coruñés). Fernández, que jugaba en su Galicia después de mucho tiempo… y por tercera vez nada más en su carrera, se hacía gigante. Saque-bloqueo de Unicaja Costa de Almería arruinó las esperanzas de San Sadurniño, Javier Jiménez apretando desde el fondo de pista (3-13). El resto del encuentro hizo ocultar el tremendo sufrimiento que se padeció a lo largo de los tres sets anteriores (6-17), si bien no se olvidará para, por un lado, el aprendizaje, y por otro, sentirse orgullosos del carácter y de la resiliencia (13-25).

FICHA TÉCNICA:

Intasa San Sadurniño (1): Boris (6), Leozao (25), Blanco (12), Verdi (7), Keegan (6) y Gómez (8), Marcos Piñón (líbero). También jugaron Roi Losada (-), Fernández (-), Lucas (-), Atiqui (1) y Alejandro Vizoso (líbero).

Unicaja Costa de Almería (3): Andrés Portero (-), Juanmi González (13), David López (8), Pablo Kukartsev (27), Palharini (2) y Jorge Fernández (14), más Paquillo Fernández (líbero). También jugaron Jovanovic (3), Fornés (-), Jiménez (5) y Marco Carreño (1).

Árbitros: David Fernández (Barcelona) y Xavier Fernández (Barcelona).

Parciales: 25-23 (30’), 20-25 (36’), 22-25 (27’) y 13-25 (21’).

Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de la Superliga Masculina de Voleibol 2021/2022 disputado en el Pabellón Municipal de San Sadurniño ante algo más de un centenar de espectadores aproximadamente. Homenaje a Andrés Portero por su brillante trayectoria en el club gallego.

Capacidad de adaptación para sobrevivir a la emboscada
Comentarios