viernes. 09.12.2022

Berenguel aúna equipo y afición para un título añorado

El técnico ahorrador recuerda que el trabajo acumulado por Unicaja Costa de Almería antes de la final de la Supercopa frente a Melilla Sport Capital ha sido corto pero bueno y recuerda la importancia de llenar el Moisés Ruiz
Manolo Berenguel, entrenador del Unicaja Costa de Almería
Manolo Berenguel, entrenador del Unicaja Costa de Almería

ALMERÍA.- Manolo Berenguel apura los últimos ajustes a pocas horas vista de la llegada de un primer gran momento de la temporada. No oculta los detalles que son obvios, relativos al escaso tiempo que ha tenido para preparar la cita, pero el equipo ha trabajado muy bien y, como clave de vital importancia, se juega en el Moisés Ruiz, ante la afición ahorradora. En ese sentido, la incluye en su reflexión: “Por supuesto que el objetivo es llenar el pabellón, sin duda; siempre nos da buen resultado y siempre he dicho que el público es muy importante para nosotros; tenemos el primer título en casa y no debemos dejarlo escapar de casa”. El ritmo de abonos y entradas “va creciendo a buen ritmo y habrá un gran ambiente”.

Además, confía en su grupo de jugadores, que han afrontado la pretemporada con ilusión y ganas, que son conscientes de que todavía no están en su mejor nivel como equipo y, por tanto, que deben hacer un esfuerzo extra para conquistar un título ‘añorado’: “Dentro del tiempo que llevamos de preparación, las sensaciones son bastante buenas; el equipo, cuando dice de tirar, tira bien, y el nivel de entrenamientos que estamos teniendo en estas semanas es más que aceptable”. No solo eso, sino que Berenguel tiene lecturas en juego real: “Me quedo también con situaciones de competición que hemos tenido ante Benfica, con sets tanto el viernes como el sábado realmente buenos”.

Igualmente intentó sacar rendimiento a la Copa de Andalucía: “El rival no era tan fuerte, pero por momentos el equipo jugó muy bien; los desajustes que teníamos durante el inicio se fueron subsanando”. Y sí, es obvio que “no ha habido todo el tiempo que queríamos para preparar esta Supercopa, pero es cierto que cuando el equipo se pone a competir y a jugar, la verdad es que transmite buenas sensaciones”, asegura de modo textual. Eso sí, es sincero al reconocer decir “no sé si será suficiente”, una frase que lleva otra añadida de modo inexorable: “Habrá que ver cómo está Melilla”. Análisis del adversario en curso, “lo que pasa es que luego el cara a cara es totalmente diferente”.

Sabe lo que esa ganar la Supercopa femenina como primer entrenador, y la masculina como segundo, allá por 2015 en El Ejido, y le gustaría completar su palmarés de trofeos tras haber conducido a los verdes a una Copa y a una Superliga: “Es una competición de la que yo siempre he dicho que es el punto de referencia entre los que han sido los dos mejores equipos de la temporada anterior; efectivamente, en esta Supercopa se cumple, fuimos los dos mejores y a mí por supuesto que siempre me gusta ganar, claro que sí; a veces me la he tomado como punto de referencia, pero un titulo en casa no quiero dejarlo escapar”. Eso sí, “tampoco dejo de mirar qué sensaciones tendremos en la temporada”.

Sobre su adversario, lo conoce muy bien, ya que ha conservado a gran parte de su plantel y sobre todo da continuidad a posiciones clave. Sobre fichajes, dos de ellos son también conocidos para Manolo Berenguel: “Eso es lo que tienen a favor, porque los que les dio resultado el año pasado, como puede ser el colocador y el opuesto, siguen, llevan tiempo juntos y se compenetran a la perfección; luego creo que tanto David como Balsa van a aportar muchísimo a un equipo que claramente se ha reforzado”. Es muy pronto, hay que saltar a la pista, y por ello “al final todo queda en palabras y hasta que no nos pongamos en situación de competición el uno contra el otro, no vamos a saber cómo va a salir”.

Regresando al punto de referencia que supone la Supercopa, piensa en lo que será este Unicaja Costa de Almería 2022/2023: “Siempre digo que al final lo que debe predominar es la palabra ‘equipo’, siempre quiero que cada uno tenga claro su rol y que se haga bien ese rol”. Un ejemplo claro es que “sabíamos que el año pasado el referente para hacer los puntos era Kukartsev, este año no está, y sí que podemos tener el punto de referencia de Ferreira, pero es que también hay otra gente dentro del equipo que pueden aportar en esa faceta”. Así, “ahora mismo está todo por decidir y conforme se vaya alargando en el tiempo el rodaje se irá definiendo mejor el rol de cada uno”. Así, insiste: “Ahora, equipo”.

La misión inminente y que debe perdurar durante toda la temporada es la de “que cada uno entienda lo que tiene que hacer dentro del campo”, y en ello se está, en “los ajustes que tenemos que hacer”, insistiendo en que “tenemos poco tiempo”. No obstante, otorga el mérito del esfuerzo a sus hombres, dispuestos para todo en cada momento: “En esta semana hemos hecho entrenamientos más específicos, más tácticos de cómo queremos jugar, y la gente lo está entendiendo; hay veces que toca bajar la intensidad de la sesión para ir aclarando cosas que se plantean dentro del campo, el equipo reacciona bien y al final son jugadores de vóley que vienen con muchísima experiencia”.

Hay otros “con menos trayectoria”, pero, como todo, “la conjunción de todo esto va a ser la clave”. De cara a la Supercopa, que ya está encima, será un gran espectáculo, seguro, entre dos equipos que entiende que “no están al cien por cien, ni mucho menos, o por lo menos eso es lo de esperar, y los desajustes están en ambos”. Una cosa no quita la otra y su esperanza es que, “en este primer título que organiza la nueva directiva, si bien hubo suerte de cerrar la Superliga en casa, el público responda, y por el esfuerzo que estamos haciendo todos, nos merecemos que se quede en casa”. Convocada la afición, se sabe que hay delante un complicado compromiso que tiene como premio el título número 31.

Berenguel aúna equipo y afición para un título añorado
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad