miércoles 19/1/22

Asensio, ‘plantado’ en su cita con el regreso a las pistas

El joven receptor cumple los plazos más optimistas para volver tras la fractura del meñique izquierdo, pero los positivos COVID de Melilla le impiden reaparecer ante el rival con el que se lesionó tres meses atrás   

Raúl García Asensio, del Unicaja Costa de Almería
Raúl García Asensio, del Unicaja Costa de Almería
ALMERÍA.- Es cierto que salió al saque en Valencia, tercer set, y que le dio fuerte al balón, pero fue una suma de Manolo Berenguel al proceso de recuperación del chaval. Tan solo eso, una jugada en pista y en la zona trasera, y así Raúl García ‘Asensio’ se volvió a sentir jugador y dio un último acelerón para ‘cicatrizar sus heridas’. Cierto es a su vez que de seguido, de vacaciones en Berja, lo pilló la COVID-19, pero esta semana ya era de nuevo ‘caballo’ yendo al bloqueo con determinación y sin miedo. Objetivo para estar al cien por cien, la Copa del Rey, aunque el joven receptor ya está aquí y ha acudido a su cita, si bien Melilla, sin quererlo, lo ha dejado ‘plantado’.

La propuesta era estar recuperado del todo para regresar ante el mismo rival contra el que cayó lesionado en una jugada desgraciada el 10 de octubre. Tanto sacrificio propio y del staff médico que lo ha cuidado para obrar la mejor recuperación ha dado sus frutos, y con tan solo 18 años sabe valorar el proceso de un modo constructivo: “En este tiempo te planteas la lesión, cómo fue, si se podría haber evitado, pero son cosas que no puedes recuperar, no se puede volver atrás, hechas están”. La define como “una lesión dura”, que “me ha arrastrado casi tres meses, pero la mente hay que tenerla en otras cosas, en volver a entrenar, en hacerlo bien, en ir poco a poco cogiendo ritmo… por así decirlo, mi pretemporada acaba de comenzar de nuevo”.

Lo prioritario en el momento actual es “coger buenas sensaciones y de ahí ya arriba del todo”, con la mirada puesta en la Copa del Rey: “Si podemos llegar a estar a tope un poquito antes, incluso mejor -sonríe-, pero sí, es súper bueno llegar rodado para esa fecha, aunque lo intentaré antes”. Agradecido, sabe valorar y todo el arropo recibido durante el proceso: “Todos han estado conmigo desde el primer día, desde el Hospital HLA Mediterráneo, el doctor, Jorge… han estado encima de mí todos los días y diciéndome lo que tenía que hacer para que la lesión fuera lo más leve posible y que pudiera volver cuanto antes, y de hecho volver contra Melilla lo tenía en mente porque sabía que iba a tener ese apoyo de ellos, del staff médico; al fin y al cabo, sí se ha cumplido, y estoy muy satisfecho por ello”.

Lo fundamental es que sus sensaciones propias con el dedo “son bastante buenas” y así se lo ratifican “las pruebas desde el staff médico”. Volviendo a esa cita en la que le han dado plantón, no esconde que tenía su parte emocional: “Es verdad que era un partido más, ante un rival a priori bastante duro, y así se refleja en la tabla, si bien esa parte especial sí la tiene, porque fue allí en Melilla donde me lesioné; iba a volver cuando se dijo en ese momento, cumpliendo el objetivo de que fuese contra este mismo equipo, no al cien por cien físicamente, porque empecé a bloquear este martes, por ejemplo, pero lo importante es que sí al cien por cien con el grupo”. Y es que, a tan corta edad, ha aprendido lo que se sufre desde fuera.

En ese sentido, ‘Asensio’ sonríe rememorando lo que ha pasado sin poder ayudar en la pista: “Se sufre por la parte que te toca, porque siempre es más liviano estar en el campo, con tus amigos, apoyando, que lo que me había tocado hasta ahora, no jugar en el Moisés, los viajes verlos desde la pantalla… es más duro, pero contra Valencia al menos ya puede estar con ellos, no a tope, desde luego, aunque tengo que pensar que, al fin y al cabo, ya estoy aquí y lo pasado, pasado está”. Se queda con lo que sintió en Valencia, cuando Berenguel se giró y lo reclamó en pista para el saque: “Es duro, te impone la situación, pero cada uno asume su rol y si Manolo me dice que tengo que ir a zurrarle al saque, pues hay que ir a zurrarle, no hay otra”.

El virgitano pone en valor la consecución del objetivo de quedar invictos la primera vuelta y, además, tira de ambición: “Ese ya se cumplió y ahora si podemos hacer lo mismo sería lo idóneo, pero por supuesto también hay que estar preparado para la derrota, saber asimilarla, porque cuando vienes de una racha de una dinámica tan ganadora es más difícil encajar una derrota; ojalá que no pase y nos vayamos esta temporada sin perder ni un solo partido, pero hay que ser realistas, hay que saber que puede llegar y afrontarlo de la mejor manera posible para que desde ahí sea ir para arriba nada más”. Una prueba de fuego iba a ser ante Melilla, “que le ha ganado a los grandes y no cualquiera puede hacerlo en esta liga, aunque esté tan igualada”.

Raúl García puede con todo, incluido superar la COVID de seguido a recuperarse de la lesión: “Me encuentro mejor tras haberme contagiado con el bicho este, pero bueno, pasé la semana de cuarentena allí en Berja, ni siquiera vine aquí a Almería y ahora estoy dispuesto a dar guerra; los dos primeros días tuve todos los síntomas, un poquito regular, sí es verdad que al tercero se rebajó un poco y los cuatro últimos los pasé asintomático”. Ensalza al club por la gestión de todo esto: “Es imprevisible, te puede tocar a ti, como ha sido mi caso, y este tema se gestiona bastante bien en Unicaja; desde el primer momento se estuvo en comunicación conmigo, el doctor estaba todos los días dispuesto para que lo llamase por cualquier cosa y los posibles contagios se evitan bastante bien, aunque hay que insistir en que es tan imprevisible que puede afectar a cualquiera, a nosotros, a otros clubes, como ahora Melilla”.

Asensio, ‘plantado’ en su cita con el regreso a las pistas
Comentarios