domingo. 02.10.2022

El ‘Proyecto Oxirrinco’ cierra el brillante ciclo de conferencias del Museo de Almería y Amigos de la Alcazaba

Esther Pons y Maite Mascort, codirectoras de la investigación, comparten sus espectaculares últimos hallazgos en la sesión de clausura de la exposición ‘Investigación Arqueológica Española en Egipto’
Ultima conferencia sobre Egipto de la Asociación Amigos de la Alcazaba
Ultima conferencia sobre Egipto de la Asociación Amigos de la Alcazaba

ALMERÍA. – La exposición ‘Investigación Arqueológica Española en Egipto’ en el Museo de Almería ha cerrado su presencia de la misma forma que la empezó, con una brillante conferencia a cargo de los responsables de las expediciones que trabajan en este fascinante mundo de cultura y civilización. Concretamente, la última sesión celebrada anoche, contó con la presencia de Esther Pons y Maite Mascort, codirectoras del ‘Proyecto Oxirrinco’ que se inició en 1992 y que ellas dirigen desde 2019. Todo ello con la organización del Museo de Almería y Amigos de la Alcazaba.

Oxirrinco, la actual El-Bahnasa (provincia de Minia, Egipto) es un gran yacimiento arqueológico situado a unos 190 kilómetros al sur de la ciudad del Cairo, y a la orilla izquierda del Bahr Yussef, brazo del Nilo que desemboca actualmente en el oasis de El-Fayum. Esther Pons detalla que “es una ciudad que está situada en el Egipto medio y allí tenemos una cronología muy amplia que va desde el 600 a. C. hasta la llegada de los árabes en torno al 600 d. C. Estamos excavando en la zona de la necrópolis de esta ciudad. Este año se hacen 30 años desde el inicio, empezamos en 1992, con la Universidad de Barcelona pero somos un equipo de investigadores de toda España, Montpellier, Hamburgo, tenemos investigadores italianos, egipcios, norteamericanos, belgas…”.

Un trabajo coral que tuvo justo el mes previo al primero de los confinamientos en primavera de 2020 uno de sus más importantes y destacados hallazgos. “En la campaña de 2020 encontramos unas tumbas de la época persa que son de piedra con un interior momificado, con la malla funeraria encima sobre él”. A lo que Maite Mascort añade que “sabemos que es de época saíta, que es un enterramiento masculino, los jeroglíficos están en mal estado pero están en estudio para dar con el nombre. Pero lo más importante es que se encontró intacto con todo el ajuar funerario en el interior de la tumba. Lo más interesante para nosotras ha sido ver cómo estaban colocados todos estos materiales del ajuar, los vasos canopos, donde se colocaban las vísceras que se momificaban aparte, con sus figuritas pequeñas que acompañaban al difunto…

Esther Pons amplía asegurando que “había muchos amuletos entre las vendas, la malla funeraria y un escarabeo de corazón que estaba en el corazón del individuo. Se encuentra tal y como lo enterraron y nos abrió nuevas vías para estudiar cómo enterraban, en qué posición, en qué zona de la tumba, la disposición. Ya habíamos encontrado otro ajuar funerario pero en cámaras revueltas, por lo que no sabíamos entonces su colocación original”.

Ambas investigadoras han elogiado la iniciativa de Museo de Almería y Amigos de la Alcazaba y afirman que “España juega un papel muy importante en la Egiptología. Es cierto que llegaron muy tarde sus trabajos en Egipto en comparación con alemanes, franceses o británicos, no fue hasta los años sesenta cuando llegó nuestra primera excavación y fue aumentando con el tiempo”.

El ‘Proyecto Oxirrinco’ cierra el brillante ciclo de conferencias del Museo de Almería...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad