domingo. 25.09.2022

María Dolores Durán, Juan Antonio Muñoz, GEM y las revistas Velezana, Farua y Axarquía, premios Alcazaba

El ‘espinoso’ Chumbo Verde, del lado negativo, ha recaído en los responsables de la destrucción del Acueducto de las Cumbres de Huércal de Almería
Mª Dolores Durán, Premio Alcazaba
Mª Dolores Durán, Premio Alcazaba

ALMERÍA. – Tras un año de parón a causa de la pandemia, y tras la decimosegunda edición celebrada en febrero de 2020, la asociación Amigos de la Alcazaba retoma este año sus prestigiosos y simbólicos ‘Premios Alcazaba’, que celebrarán su gala el próximo miércoles, 6 de abril, en el centenario Teatro Cervantes, a partir de las 19.00 horas. Una edición de la que hoy se han dado a conocer sus premiados, todos ellos proclamados por unanimidad en asamblea.

Del lado positivo, el premio Alcazaba se entregará a la profesora, investigadora del arte y la cultura almeriense, María Dolores Durán; al profesor e investigador del patrimonio cultural, Juan Antonio Muñoz; a la asociación pionera en la defensa del medio ambiente, Grupo Ecologista Mediterráneo, que este año celebra su 45º aniversario; y las revistas comarcales de Historia, Revista Velezana, Revista Faura y Revista Axarquía, pilar básico de la investigación y difusión. 

Del lado negativo, el ‘espinoso’ Chumbo Verde ha recaído en la empresa promotora Alvores y al Ayuntamiento de Huércal de Almería en la persona de su alcalde, Ismael Torres Miras, por la destrucción del Acueducto de las Cumbres. 

Así lo ha desvelado en el escenario del Teatro Cervantes la presidenta de Amigos de la Alcazaba, María Teresa Pérez, acompañada por varios miembros de la junta directiva. “La XII edición de nuestros premios tuvo lugar en 2020, unas semanas antes del confinamiento. En este 2022, Amigos de la Alcazaba, que no ha dejado su actividad durante todo este tiempo, queremos retomar la entrega de nuestros premios como un homenaje a las personas que trabajan por nuestro patrimonio investigando, defendiendo, difundiendo, y convertir esta entrega de premios en una Fiesta del Patrimonio almeriense”.

Tal es así que, por primera vez, todos los premios Alcazaba, los positivos, serán entregados por cada una de las Administraciones. Así lo indica Pérez, “este año hemos querido escenificar la necesidad de que la importancia de nuestro patrimonio sea reconocida y amparada por las distintas administraciones y por ello hemos solicitado que sean los representantes políticos del Gobierno de España, la Junta de Andalucía, la Diputación y el Ayuntamiento quienes entreguen estos premios, y ellos generosamente así lo han entendido y aceptado”.

Una fiesta por el patrimonio almeriense que, como tal, contará también con actuaciones. “Como en todas las fiestas, queremos que haya alegría y música, y para ello contaremos con varios artistas: la violinista ucraniana Nadiie Rudenko, el grupo cubano Soneros de Ley y, para finalizar, Antonio Quero y su cuadro flamenco de la Chanca, con presentación del actor Jesús Herrera”, ha desvelado la presidenta. 

    Premios Alcazaba

    María Dolores Durán es la gran experta del Movimiento Indaliano y los pintores almerienses, destacando sus numerosas publicaciones sobre Perceval, Cañadas, López Díaz, Dionisio Godoy, Miguel Rueda, Moncada Calvache, Jose Leal… Es una gran especialista de los museos de la provincia, tema sobre el que ha publicado la “Guía de Museos y Centros de Interpretación de la provincia de Almería”, con varias ediciones. Es autora también de “El Hospital Real Santa María Magdalena: imagen y memoria” y coautora de publicaciones como “La Casa de las Mariposas” o “El Homenaje al arquitecto Guillermo Langle”, coordinando otras como “La Almería Barroca” o “El convento de los agustinos de Huécija”. Es socia fundadora de Amigos de la Alcazaba, y ha colaborado con nuestra asociación en numerosas ocasiones, como el pasado año participando en el primer ciclo de “Mujer y Patrimonio Cultural” organizado con motivo del día de la Mujer en 2021, demostrando siempre su gran poder de comunicación y su compromiso con nuestro patrimonio.

    Juan Antonio Muñoz es maestro, y licenciado en Humanidades por la Universidad de Almería. Una de sus grandes pasiones es la docencia y por ello la ha ejercido en todas las etapas educativas, desde primaria hasta la Universidad. Con su labor investigadora ayuda a reivindicar ese patrimonio popular tan importante como frágil: la arquitectura tradicional, la cultura del agua, la técnica de la piedra seca, siempre en contacto con el territorio, que ayuda a interpretar de manera interdisciplinar. Ha colaborado con ayuntamientos y Grupos de Desarrollo Rural, es investigador del Laboratorio de Antropología Social y Cultural de la Universidad de Almería y es autor o coordinador en numerosas publicaciones como ‘Arquitectura Tradicional, Comarca del Desierto y Cultura del Agua’, y ha colaborado en otras como: ‘La ciudad de Almería y la Historia de Almería’, del Instituto de Estudios Almerienses.

El Grupo Ecologista Mediterráneo es una de las organizaciones ecologistas de más amplia trayectoria de España. Tratándose de una organización ecologista, protagonizó alguna de las primeras reivindicaciones en defensa del patrimonio cultural de Almería, como fueron las manifestaciones para que no se derribara el Chalet del Gitano de la plaza de Santa Rita en 1981. Entre los muchos combates del GEM destaca su defensa del litoral almeriense, y muy especialmente del Parque Natural de Cabo de Gata Níjar así como sus campañas para fomentar la biodiversidad y rescatar especies cultivadas de forma tradicional en Almería y su intenso trabajo en educación ambiental. Los premios que desde 1986 otorga han sido una inspiración para Amigos de la Alcazaba, puesto que tienen la valentía no solo de premiar con los “Duna” la labor de preservación del medio ambiente, sino también de señalar con los premios “Carbón” la contribución negativa en el entorno. Amigos de la Alcazaba fue merecedora de uno de sus premios Duna en 2009.

En cuanto a las revistas, la Revista Velezana celebra este año su 40 aniversario. Está editada por el Centro de Estudios Velezano del Ayuntamiento de Vélez Rubio con la colaboración del IEA, que viene dando su apoyo desde el inicio en 1982, y las aportaciones de Cajamar y los ayuntamientos de la comarca. Su director es José Domingo Lentisco. Es una publicación periódica, decana en Almería y, probablemente, la más antigua y sistemática de las revistas de temas locales de Andalucía y todo el Sureste.

La Revista Farua cumple este año su 25 aniversario. Está editada por Centro virgitano de Estudios Históricos del Ayuntamiento de Berja en colaboración con IEA. Su director es Javier Sánchez Real. Con su amplia temática, la revista sigue dando voz, un cuarto de siglo después, a la historia y las tradiciones de la Alpujarra Almeriense, convirtiéndose también en un punto de encuentro de los historiadores y amantes del patrimonio de Almería.

La Revista Axarquía investiga y difunde el patrimonio cultural de la Comarca del Levante Almeriense. Se ha editado durante 22 años, y aunque en los últimos años no se ha publicado, se espera que este premio signifique un impulso para que pronto vuelva a la actividad. Está editada por Arráez Editores, íntimamente ligada a la trayectoria de Juan Grima, su promotor y actual presidente, que es también el coordinador de la revista. Cuenta con la colaboración del IEA.

Chumbo Verde

El acueducto de las Cumbres de Huércal de Almería era uno de los elementos más significativos de la cultura del agua en la provincia. Fue destruido por las excavadoras el 26 de julio de 2021 para construir en su lugar una urbanización, a pesar de las movilizaciones llevadas a cabo por vecinos y organizaciones ecologistas y patrimonialistas. En este caso y como ha ocurrido en tantas ocasiones, la unión de los intereses inmobiliarios y la dejadez y mala práctica de las administraciones ha tenido como consecuencia una pérdida irreparable para el patrimonio.

Desde la Asociación consideran que “resulta además sangrante la forma en la que el acueducto ha sido derruido en su totalidad el primer día de inicio de unas obras que para mayor escarnio ahora se hallan paralizadas, pese a las promesas de la empresa de salvar al menos un tramo del mismo, de forma que, si alguna vez en los jardines de la urbanización proyectada contemplamos la réplica de una parte de este bien patrimonial, no será sino el recuerdo de este atentado contra nuestro legado cultural, que no pudimos evitar y nunca debió producirse”.

El acueducto, que canalizaba las aguas del canal de San Indalecio para regar una finca, medía más de 100 metros de longitud y poseía 23 ojos construido en piedra y argamasa. Formaba parte de un conjunto de 46 bienes vinculados con la cultura del agua propuestos para su inclusión en el catálogo general del Patrimonio Andaluz, pero no fue finalmente protegido por Cultura al admitirse una alegación de la empresa promotora Alvores. El acueducto no estuvo tampoco nunca protegido en el catálogo municipal por el Ayuntamiento de Huércal de Almería.

La protección del patrimonio vinculado a la cultura del agua es vital para Almería, un territorio semiárido y en grave peligro de desertificación en el cual los acueductos, balsas, acequias, partidores, fuentes… son testigos de una época en la que existía la Almería de las tres vegas y el valle del Río fue más verde y más fértil que nunca a lo largo de su historia.

María Dolores Durán, Juan Antonio Muñoz, GEM y las revistas Velezana, Farua y Axarquía,...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad