domingo. 26.06.2022

ALMERÍA.- La Junta de Andalucía, a través de la Delegación Territorial de Cultura y Patrimonio Histórico en Almería, ha incoado un procedimiento para la inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como bien de interés cultural (BIC) con la tipología de Monumento, La Puente de Alhama de Almería (Almería).

La resolución, recogida por Europa Press, insta además a concretar provisionalmente un entorno en el cual las alteraciones pudieran afectar a los valores propios del bien, a su contemplación, apreciación o estudio.

Dicho entorno abarca una serie de espacios públicos y privados, ya que el valor paisajístico constituye uno de los elementos diferenciales y definitorios La Puente. En este sentido, el Gobierno andaluz establece un entorno de protección compuesto por un área continua que rodea al barranco del Moralillo y la rambla sobre la que se dispone el mismo.

La Puente se encuentra situada sobre el barranco del Moralillo en el municipio de Alhama de Almería y está integrada en el camino de las Fundiciones Reales, en el antiguo camino real que ponía en comunicación la Sierra de Gádor, el valle del Andarax y la Alpujarra oriental con la capital almeriense.

Se trata de una importante construcción de estilo neoclásico, de aproximadamente 26 metros de altura, 45 metros de longitud y unos siete metros de luz en el vano central. Se estructura en dos cuerpos; el primero de ellos, directamente sobre el cauce y construido en piedra caliza, está conformado por un arco de medio punto. El segundo se compone de tres arcos del mismo tipo, siendo el central de mayor tamaño que los laterales.

Las dovelas de los arcos y las pilas se corresponden con sillares, mientras que los rellenos son de mampostería. El pretil, de mampostería, está separado por una doble hilada de ladrillo que actuaría como alero y sobre la que aparecen los desagües de la calzada, compuestos por pequeños vanos adintelados, rematados por canaleras de piedra del lugar.

Destacan unas prominentes impostas y cuatro plintos contrafuertes rematados por bolas en el interior del vano central del segundo cuerpo. Toda la obra está cimentada en la roca esquistosa de la zona apenas desbastada, sobre la que se asentaron las primeras hiladas.

Las sillerías bajas, así como los dos arcos laterales del cuerpo superior están encajados en la piedra natural, aumentando así las superficies de apoyo y disminuyendo las tensiones sobre el terreno.

La placa conmemorativa de 1807 que aparece en el pretil del edificio reza: "Se remató esta obra el día 2 de agosto de 1807". Es el único dato histórico concreto que existe de su construcción, por lo que se relaciona con las grandes obras de ingeniería proyectadas durante el reinado de Carlos III y el auge de la minería en la sierra de Gádor.

Para la protección del monumento se ha delimitado su entorno a través de una serie de parcelas que se ocupan de manera parcial. El entorno del bien, en su parte este, mide algo más de 150 metros, en su lado más extremo, ya que incluye los restos, en ruina, de un pequeño puente y un molino de agua que le da sentido al conjunto.

Conforme se vira al oeste, la delimitación del entorno se ajusta a las curvas de nivel del barranco. Por su parte, la distancia entre el BIC y la delimitación de su entorno en su lado oeste es de 50 metros.

La incoación del expediente conlleva la apertura de un periodo de información pública a fin de que quienes tengan interés en el asunto puedan examinar el expediente y alegar lo que estimen conveniente por un periodo de 20 días a contar desde este viernes.

EUROPA PRESS

La Junta incoa procedimiento para inscribir La Puente de Alhama como BIC en el Catálogo...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad