sábado 27/11/21

La Junta reclama 7.000 hectáreas de regadío más en el plan hidrológico y la CHD apela a aplicar políticas preventivas

La Junta ha reclamado hoy que el nuevo plan Hidrológico de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) incorpore 7.000 hectáreas de regadío a las 49.000 planteadas y "en ejecución", petición que el órgano de cuenca estudiará, si bien ha advertido de que es partidario de aplicar políticas preventivas para "no poner en peligro" las inversiones realizadas por los regantes.

VALLADOLID, 8 (EUROPA PRESS)

La Junta ha reclamado hoy que el nuevo plan Hidrológico de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) incorpore 7.000 hectáreas de regadío a las 49.000 planteadas y "en ejecución", petición que el órgano de cuenca estudiará, si bien ha advertido de que es partidario de aplicar políticas preventivas para "no poner en peligro" las inversiones realizadas por los regantes.

Así lo han señalado, en declaraciones recogidas por Europa Press, el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, y la presidenta de la CHD, Cristina Danés, después de mantener una reunión que ha pivotado sobre el nuevo plan hidrológico que tiene su horizonte en 2027 y cuyo periodo de alegaciones finaliza el próximo 22 de diciembre.

"Desde el punto de vista del incremento y la transformación de hectáreas de secano a regadío, el plan contempla unas 49.000 mil hectáreas, muchas de ellas en plena ejecución y otras están ya previstas. Pero queremos un plan ambicioso y debemos de perseguir una agricultura no sólo de futuro, sino con garantías de futuro. La agricultura lucha contra el fenómeno despoblación, y eso pasa necesariamente por el regadío. Por eso, a las planificadas, pedimos que se incorporen otras 7.000 hectáreas", ha argumentado Carnero.

En concreto, esa ampliación beneficiaría a las zonas de Valderas, en la provincia de León, el sector quinto del Cea-Carrión, la zona de Valdavia, ambas en Palencia, y una ampliación "adecuada" de la Armuña, en Salamanca.

También ha expresado su "preocupación" porque en la Comunidad, el regadío supone nueve puntos menos de los cultivos de la media nacional y que la regulación de la cuenca está "infradotada" con respecto a la del país, por lo que entiende que hay capacidad de "crecer" hasta el 50 por ciento --en estos momentos están al 30 por ciento--.

En este punto, Carnero ha incidido en que las regulaciones en el Órbigo se deben "agilizar"; ha tachado de "insuficiente" el presupuesto y de "falta" de ejecución en la del Carrión y Cuezas y ve como solución al problema del uso de las aguas subterréneas la presa de Santa Teresa y las regulaciones del Cega que beneficiaría a los regantes de zonas de Ávila, Salamanca, Segovia y Valladolid.

En resumen, Carnero aspira a un plan con "mayor ambición", bajo las premisas del "respeto absoluto" al equilibrio y la utilización "adecuada y eficiente" del agua. "Creemos que podemos llegar a un buen acuerdo con la Confederación Hidrográfica del Duero. Queremos que en su escudo siga habiendo un agricultor y la clave para ello es que haya agua", ha concluido.

Por su parte, la presidenta del órgano de Cuenca, ha saludado la "voluntad de trabajo conjunto" por parte de las dos administraciones y se ha mostrado prudente ante las reivindicaciones de la Junta de Castilla y León.

En este sentido, Cristina Danés ha apelado a políticas "preventivas" para "no poner en peligro" las inversiones realizadas por los regantes. "Ese es el difícil equilibrio en el que nos movemos. El cambio climático ha provocado que las aportaciones de agua hayan disminuido y lo sigan haciendo y eso genera incertidumbre y, ante ella, hay que aplicar una política muy preventiva", ha argumentado.

Así, ha incidido en que ese principio, el de la prevención, es el que desde el órgano de cuenca se aplicará, si bien se ha comprometido a estudiar las reivindicaciones realizadas por el consejero.

Por otra parte, ha alertado de que el principal problema en la gestión de las aguas subterráneas es la "contaminación difusa", "prioritario" para la órgano de cuenca y para el que hay presupuestado mil millones "en todo el ciclo". "Es muy importante que los regantes puedan contribuir a evitar este problema, que además va ligado a las nuevas ayudas PAC", ha continuado.

CASTROVIDO, ÓRBIGO Y CHOPOS

Por último, Danés se ha referido al estado de las obras en Castrovido, que se ha visto favorecida por las últimas lluvias. "Está bastante llena, sigue su curso en cuanto a la puesta en carga. Hay obras adicionales en las que se está trabajando, pero va todo bastante bien", ha señalado.

También ha hablado de las balsas en el Órbigo (León) donde se procederá "en breve" a su licitación y por último ha hecho referencia al conflicto sobre los chopos, donde considera que se ha llegado a un acuerdo que "satisface a todos". "Al río hay que darle su espacio. Hemos planteado de forma conjunta con la Confederación del Ebro y la Confederación del Miño-Sil para establecer unos unas corredores ecológicos en los que no se va a poder plantar y, por contra, donde ahora no se puede plantar, se podrá hacer posteriormente. Es muy importante mantener el ecosistema fluvial", ha apostillado.

La Junta reclama 7.000 hectáreas de regadío más en el plan hidrológico y la CHD apela a...