UGT-A y CCOO-A alertan de la alta tasa de paro juvenil y precariedad y CSIF-A señala la caída de empleo público

Lunes, 14 de Octubre de 2019

UGT-A y CCOO-A alertan de la alta tasa de paro juvenil y precariedad y CSIF-A señala la caída de empleo público

29 de Enero de 2019 13:14h

Evolución del paro juvenil en Andalucía, según la EPA.
Evolución del paro juvenil en Andalucía, según la EPA.



Los sindicatos UGT y CCOO en Andalucía han valorado el descenso del paro en 2018 en la comunidad, pero han alertado de la alta tasa de paro juvenil y de la precaridad del empleo que se crea; mientras que CSIF-A ha advertido de la caída en el empleo público y ha exigido medidas para volver a la senda del crecimiento.

El sindicato UGT-A ha advertido este martes de que el paro sigue siendo "el principal de los problemas socioeconómicos de Andalucía" y ha afead que los políticos tanto a nivel estatal como autonómico "no han hecho los esfuerzos necesarios para comenzar a poner fin a la dramática situación por la que atraviesan cientos de miles de familias trabajadoras andaluzas".

En una nota, el sindicato ha indicado que la juventud andaluza ha sido la que en mayor medida ha visto agravada su situación laboral durante el pasado año. La tasa de paro juvenil es del 45,09 por ciento por lo que se reduce casi un punto con respecto a la registrada el pasado trimestre (46,00%). La tasa de desempleo juvenil andaluza supera en 11,5 puntos la obtenida para el conjunto del Estado (33,54%) que, sin embargo, ha incrementado.

Por su parte, la tasa de paro femenino (25,39%) se ha visto reducida en 1,7 puntos y reduce, levemente, la brecha con respecto a la obtenida en el caso de los trabajadores andaluces hombres (17,92%), que también se reduce. A su juicio, la llegada de la ultraderecha al Parlamento de Andalucía supone "una nueva amenaza para los derechos, ya no solo laborales, sino sociales, de una mujer andaluza que, ahora más que nunca, tiene que dar un paso al frente en la defensa de sus intereses legítimos".

La cifra de parados de larga o muy larga duración se reduce hasta situarse en los 388.300, pasando a representar el 46,54 por ciento del conjunto de parados, menos que en el trimestre pasado. En este sentido, el sindicato ha valorado que el Gobierno finalmente prorrogue de manera indefinida el subsidio extraordinario de desempleo de 430 euros, aunque ha apuntado que "no es suficiente para resolver el déficit de protección que padecen los desempleados".

De esta manera, ha exigido una reforma "integral" del Sistema de Prestaciones Públicas por Desempleo que mejora la cuantía de las mismas y, especialmente, su grado de cobertura.

UGT-A ha valorado el descenso del paro y la creación de empleo registrada durante el año, pero también ha denunciado la insuficiencia de los mismos, así como la nueva reducción de la población activa. En multitud de ocasiones hemos exigido una estrategia integral de empleo que haga frente a todos y cada uno de los principales problemas que tiene nuestro mercado laboral y que hemos puesto de manifiesto en nuestro Plan Empleo 10, con sus 210 medidas.

La apuesta de UGT Andalucía por el empleo, por la generación de riqueza, por un reparto justo de la misma y por el avance en términos de igualdad, sostenibilidad ambiental, cohesión social y equilibrio territorial pasa por un objetivo clave: el fomento de la industria innovadora convirtiendo, las características de nuestro tejido empresarial basado en pymes, no en una debilidad de la economía andaluza, sino en una oportunidad de desarrollo.

Por su parte, para CCOO el descenso del número de personas desempleadas en el cuarto trimestre del año es "una buena noticia y como tal la valoramos"; en cambio, el secretario de Empleo y Nuevas Realidades Laborales del sindicato, Sergio Santos, ha matizado que "el empleo que se está generando es, mayoritariamente, precario y con una tasa de temporalidad del 35 por ciento, diez puntos por encima de la media de España". Ante ello Santos ha reiterado que "es elmomento de que el empresariado haga un reparto justo de los beneficios que está obteniendo".

Igualmente el sindicato insiste en la eliminación de la reforma laboral, "foco de desigualdad y de generación de empleo precario con salarios de miseria, que condena a los trabajadores y trabajadoras en general y, muy especialmente a los colectivos más vulnerables, como las mujeres, a una situación de desprotección absoluta".

A modo de ejemplo, Santos se ha referido a los descuelgues de convenios, "que generan una situación de desprotección brutal hacia estos colectivos". "La mejor política hacia la igualdad pasa, de manera irrenunciable, por la eliminación de la reforma laboral y de todos los elementos negativos que esta contiene y en CCOO no pararemos hasta conseguir que así sea".

En cuanto al papel del nuevo gobierno andaluz, el sindicato considera que tiene que "orientar su acción a situar a los trabajadores y trabajadoras en el centro, creando no cualquier tipo deempleo sino uno con el apellido de calidad". Igualmente, Santos ha pedido al Ejecutivo que priorice las Políticas Activas de Empleo porque "como siempre hemos defendido en el sindicato, las PAE son un pilar importante para la incorporación o reincorporación al mundodel trabajo". Prueba de ello, señala el dirigente sindical, es que "gracias al Acuerdo por la mejora de la calidad del empleo firmado por el anterior gobierno con los agentes económicos y sociales, muchos andaluces y andaluzas han salido de las listas del desempleo y estánmejorando sus posibilidades de encontrar trabajo".

Por su parte, CSIF Andalucía ha alertado del descenso del empleo público en Andalucía en el último trimestre. Según estos registros, Andalucía destruyó 18.500 puestos públicos en el último trimestre, a pesar de que el paro general en la Comunidad descendió y que a nivel nacional se creó empleo público.

Por ello, ha advertido de la gravedad de estos datos y ha exigido medidas para volver a la senda del crecimiento del empleo público, como llevaba sucediendo en los tres trimestres anteriores.

Con la destrucción de estos 18.500 puestos, el empleo público andaluz vuelve a situarse en los niveles de mediados de 2017, con 565.600 empleados públicos de todas las administraciones, aunque para CSIF-A "lo más alarmante" es la inestabilidad y la temporalidad de estos empleos públicos, que afectan, en primer lugar, a las condiciones de los propios empleados públicos y, en segundo lugar, a la calidad de esos servicios públicos esenciales que recibe la ciudadanía andaluza.

Respecto al empleo privado, el sindicato se congratula del descenso del paro, que se redujo en 63.900 personas en el último trimestre y que, aunque sigue siendo elevado, mantiene la línea de reducción que comenzara en el tercer trimestre de 2017. Así, desde entonces se han creado 171.300 empleos, 126.300 en el último año, datos para CSIF-A muy positivos "si no fuese por la precariedad de estos nuevos empleos".

No obstante, para el sindicato sigue siendo muy preocupante que el paro andaluz siga representando más del 25% del desempleo nacional y que de las 834.300 personas en desempleo, el 14% (116.300) sean menores de 25 años.

Para CSIF-A, que uno de cada cuatro parados de España provenga de Andalucía y que este parado andaluz tenga muchas posibilidades de ser mujer menor de 25 años son datos que deben activar todas las alarmas en Andalucía para lograr encontrar medidas para combatirlos mediante el diseño de una nueva y efectiva concertación social.
--EUROPA PRESS--

Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos