Ruiz defiende la campaña de violencia de género porque "hemos logrado impactar" y el PSOE la acusa de "tirar el dinero"

Sábado, 19 de Octubre de 2019

Ruiz defiende la campaña de violencia de género porque "hemos logrado impactar" y el PSOE la acusa de "tirar el dinero"

05 de Septiembre de 2019 13:15h

Imagen de archivo de la consejera de Igualdad,  Rocío Ruiz
Imagen de archivo de la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz



La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha defendido este jueves durante su comparecencia parlamentaria en comisión la campaña contra la violencia de género que presentó el 29 de julio porque "hemos logrado impactar y llamar la atención" y ha considerado la utilidad de que "tanto revuelo sirva para que las mujeres denuncien", hecho que ha puesto de manifiesto con un incremento de 1.000 llamadas que ha recibido el Teléfono de Atención a la Mujer en agosto respecto al año anterior. Mientras, el PSOE ha acusado a la consejera de "tirar el dinero, 1,2 millones", Adelante Andalucía, "de banalizar" y Vox, representada por Francisco Serrano, ha expresado su "acuerdo con un mensaje en positivo".

La consejera de Igualdad ha descrito los números de la campaña, que tiene como lema 'Ella ha sufrido malos tratos. Pero siempre es más fuerte', cuyo coste es de 1,2 millones de euros, cofinanciada con fondos del Pacto de Estado contra la Violencia de Género. Ruiz ha hablado de un impacto de 3,3 millones en las cuñas de radio, de 2,3 millones en televisión, de 1,2 millones en prensa digital y 4 millones de impresiones en redes. La campaña se desarrolla a través de tres oleadas. La primera arrancó en agosto, continuará entre septiembre y noviembre, y finalizará en diciembre.

Ruiz ha sostenido que la campaña descansa sobre las directrices de la Ley 7/2018 de medidas de prevención y protección integral contra la violencia de género porque ésta contempla "a la víctima como superviviente" y ha reivindicado proyectar a "supervivientes con posibilidad de superar la situación", así como que ejerzan de "referentes de la lucha para superar mitos y modelos". La consejera de Igualdad ha apelado también a que el Pacto de Estado invita a "la ruptura del silencio y a la difusión de mensajes positivos".

Todos estos referentes han servido a la consejera para asegurar que "es el mismo objetivo de la campaña: un mensaje de esperanza a las mujeres que sufren y para recordarles que hay salida", así como ha rechazado "las imágenes estereotipadas que las muestran resignadas y doblegadas".

Ruiz ha argumentado que las víctimas de violencia de género "no necesitan enfrentarse solas" y ha esgrimido que la campaña pretende mostrar que "la violencia de género tiene fin". La consejera de Igualdad ha reivindicado "el compromiso firme e inquebrantable" con el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), que ha proyectado en su crecimiento presupuestario de 400.000 euros, así como en el refuerzo de los Centros Municipales de Información al Mujer.

Sobre la polémica de las mujeres elegidas para la campaña, ha sostenido que se ha perseguido que "sean referentes para todas las mujeres" y ha utilizado las impactantes campañas de la Dirección General de Tráfico (DGT) como un paradigma de "cambiar los conceptos".

"Hemos logrado impactar y llamar la atención", ha defendido Ruiz, quien ha apelado como indicativo de su utilidad las 3.362 llamadas registradas en el Teléfono de Atención a la Mujer, 1.000 más respecto a agosto pasado, y 90 acogimientos, que ha calificado de "número mensual de récord" respecto a los 53 acogimientos de agosto de 2018.

La diputada socialista Soledad Pérez ha sostenido que "se ha equivocado con esta campaña, le han comprado el discurso a la ultraderecha", y ha indicado que "hemos retrocedido 15 años". "La primera campaña del Gobierno del cambio y se han retratado y bien", ha indicado Pérez, quien ha hablado de "escándalo" por considerar que la campaña ha sido un ejercicio de "normalizar la violencia".

"Han tirado el dinero, 1,2 millones", ha argumentado la parlamentaria del PSOE, quien ha deducido que "no conciencian ustedes a nadie" y ha aventurado que "nadie se va a sentir identificada". Pérez ha censurado el tono de la campaña y ha apela a la consejera a si "se imagina a una víctima de ETA sonriendo". "Sería un escándalo nacional", ha apostillado.

Pérez, que ha retratado la evolución experimentada por Ciudadanos en comparación con la pasada legislatura, ha defendido que "eso era posible cuando no existía Vox" y ha recordado a la consejera que el Instituto Andaluz de la Mujer está sin responsable tras dimitir en julio su directora, Mercedes Sánchez Vico.

La diputada de Adelante Andalucía Ángela Aguilera ha señalado que la campaña de la Consejería de Igualdad es "una interpretación pésima y parcial de la lucha contra la violencia de género" y ha aceptado que "hay que hablar de supervivientes, pero banalizan" al argumentar que "no podemos dejar la lucha sobre las espaldas de las mujeres diciéndoles que es una cuestión de valentía, de superación personal".

"No estamos hablando de un cáncer de mama", ha afirmado Aguilera, quien ha descrito "el miedo de las víctimas porque conviven con su agresor" y ha reprochado sobre la campaña que hable de "malos tratos, que es una cosa muy genérica, muy propio de la ultraderecha".

Aguilera ha percibido "pasos hacia atrás" en la Consejería de Igualdad sobre violencia de género, así como "concesiones en el discurso antifeminista muy peligrosas", que ha considerado una consecuencia del "chantaje permanente y del discurso negacionista de Vox". La parlamentaria de Adelante ha recordado que en Andalucía se registran una 1/4 parte de los asesinatos que se producen en España.

El diputado de Vox, Francisco Serrano, quien ha agradecido "las muestras de cariño por el tiempo de baja" que ha recibido en su reincorporación, ha expresado que "el mensaje de la campaña es correcto, ni banal ni trivial" y ha sostenido que "no negamos la violencia machista, pero en su justa dimensión", por lo que ha invocado entonces "la izquierda clientelar", así como "a los chiringuitos que les viene muy bien mantener". Serrano ha pedido "el endurecimiento de penas para violadores y asesinos condenados tras un proceso con todas las garantías".

Serrano ha considerado "un cliché" mostrar en una campaña a las "víctimas resignadas" y ha defendido que se haya apostado por enseñar en la campaña "la posibilidad de salir y no de depender de esa red clientelar" y ha recordado que caben "dos tipos de discursos, entre los que ha descrito "el frívolo y banal de Carmen Calvo: bonita, tú no puedes salir de tu sufrimiento sin nosotros". Serrano ha recordado que ha sido Vox, con su negativa en el Congreso de los Diputados a participar en una recepción a Irán que exigía el uso de velo por las mujeres, "el que se ha opuesto a que se ataque la dignidad de la mujer".

La diputadda de CS, Teresa Pardo, ha sostenido que la campaña "les molesta a PSOE y Adelante porque no la han hecho ellos" y seguidamente ha aportado ejemplos de campañas desarrolladas por el PSOE en otras comunidades para dar cuenta de la similitud con la campaña desplegada por la Consejería de Igualdad, con lemas tales como 'Te mereces una vida mejor', así como mostrando a sus protagonistas femeninas sonriendo. Pardo ha considerado "una irresponsabilidad fisurar la unidad en este tema por un puñado de votos".

La parlamentaria del PP Ana Vanessa García ha defendido con ironía "su crítica a esta campaña por un grave error de la consejera: no ha pedido permiso a las dueñas del feminismos, las señorías de la izquierda, en especial, el PSOE". "Permiso que no le habrían dado", ha señalado. "No les importa la igualdad, ni defender a las mujeres, solo les importa usar a las mujeres", ha proseguido argumentando García.


--EUROPA PRESS--

Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos