Bravo ve el Presupuesto de 2020 como "una apuesta decidida por las reformas" y, la política, como "diálogo y cesión"

Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Bravo ve el Presupuesto de 2020 como "una apuesta decidida por las reformas" y, la política, como "diálogo y cesión"

27 de Julio de 2019 11:26h

El consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo
El consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo



El consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo, ha señalado que el Presupuesto de 2020 representará "una apuesta decidida por las reformas" una vez que el Presupuesto de 2019 se ha enfocado a conservar el gasto en sanidad, educación y dependencia, un proyecto que le ha servido para que "todo ese campo de mejora que hemos visto en el de 2019 podamos volcarlo en el de 2020", y ha reivindicado que, "aunque no estemos acostumbrados, la política debe ser, negociación, diálogo, consenso, cesiones, para hacer unos Presupuestos que reflejen la voluntad de todos los andaluces".

En una entrevista con Europa Press, el consejero de Hacienda ha reconocido "que tener que hacer tres presupuestos en un año (prórroga del Presupuesto de 2018 y elaboración de las cuentas de 2019 y 2020) te lleva a eso: a no poder disfrutarlo", y cuando se le pregunta si reconoce al Presupuesto de 2019 como 'conejillo de indias' del de 2020, ha admitido que "nos ha servido como análisis del conjunto de la Junta de Andalucía", así como ha descrito la condición de neófitos de todo un Gobierno "porque no sólo éramos nuevos en la Consejería de Hacienda, sino todo el Gobierno andaluz", pero ha señalado que "siendo bueno el Presupuesto de 2019, pensamos que el de 2020 va a ser mejor".

Bravo, cuando se le pregunta si el Presupuesto de 2019 era más significativo como símbolo político sobre la estabilidad del Gobierno que por su contribución económica, ha argumentado que "la parte política del Presupuesto de 2019 era señalar cuáles eran los objetivos de este Gobierno, que nos marcó el presidente", entre los cuales "nos dijo que había que hacer los mayores esfuerzos en lo que nos habían pedido los ciudadanos: sanidad, educación, dependencia, empleo y bajada de impuestos".

El consejero de Hacienda ha reivindicado la voluntad de hacer del Gobierno de coalición de PP y Cs, porque, aunque reconoce "como algunos nos decían que lo más cómodo era prorrogar el Presupuesto de 2018", ha descrito que el propósito era otro "porque este Gobierno quería transmitir a los ciudadanos que este Gobierno ha venido a hacer cosas y hacer cosas diferentes".

Sobre si las exigencias de Vox con su enmienda a la totalidad del Presupuesto de 2019 apuntaban más a sentar a Ciudadanos a una mesa como imagen de un acuerdo a tres bandas PP-Cs-Vox, Juan Bravo ha argumentado que "la situación política actual, como se está viendo con el Gobierno de España, ha conllevado la necesidad de negociar a muchas bandas".

Si el pacto suscrito el 13 de junio por PP, CS y Vox es de contenido más filosófico que presupuestario, Bravo ha descrito que el debate era "ver si tenía efecto muy directo sobre el 19 o el 20", pero "por la estrechez de los tiempos, que daba juego a pocos cambios, ha aplazado esas exigencias a las cuentas de 2020 porque "todos coincidíamos en la apuesta por las políticas sociales".

El consejero de Hacienda ha considerado que "Vox pretendía hacer cambios en el Presupuesto, según el programa con que habían comparecido en las elecciones ante los ciudadanos, pero como han hecho Adelante Andalucía y el PSOE con sus enmiendas".

Bravo ha apostado por una concepción de la política como un ejercicio pactista, "aunque no estamos acostumbrados", y ha pasado a describir atribuciones de la política como "entendimiento, negociación, diálogo, consenso, cesiones", encaminado ese ejercicio a un propósito como "hacer unos Presupuestos que reflejen la voluntad de todos los andaluces", que el consejero de Hacienda ha dado por sentado por la inclusión en el trámite de enmiendas "de propuestas del PSOE, de Adelante, de CS, de Vox y del PP". "Recoge la sensibilidad de todos los andaluces", ha concluido Bravo.

Bravo ha reivindicado como un hito presupuestario que "hemos conseguido aprobar más de 50 enmiendas a todas las formaciones políticas" y ha reconocido consecuentemente que "los Presupuestos son mejores que los que se presentaron inicialmente en la Cámara, para eso está el ámbito parlamentario".

"Vamos a tener mayor capacidad de actuación en 2020", ha asegurado el consejero tras reconocer que "en tres meses y medio era difícil de hacer", y a la circunstancia del tiempo de ejecución, ha insistido que "ahora tenemos mayor conocimiento de la Junta".

A partir de este momento, ha descrito el Presupuesto de 2020 como "la apuesta decidida por hacer reformas, que es lo que los andaluces quieren", y en el horizonte del Presupuesto ha señalado metas para hacer cambios como "el sector instrumental, el funcionamiento de la Administración, la Administración electrónica, bajar impuestos, o la fiscalidad verde".

PRESUPUESTO INICIAL Y EJECUTADO

Tras polemizar con los periodistas sobre el uso de la comparativa Presupuesto inicial-Presupuesto ejecutado, y cuestionarle si puede acabar siendo víctima de esa comparativa, Bravo ha argumentado que "no he inventado nada, está ahí, existe en los Presupuestos, en sus controles" y ha abundado en su explicación para razonar que "cuando encuentras una diferencia tan grande entre el Presupuesto inicial y lo que finalmente se ejecuta, y te puedes encontrar con ejecuciones que puede ser de un 30%, de un 40, o de un 50%, te das cuenta de que esos Presupuestos no se corresponden con la realidad, con la voluntad política, a la hora de ejecutarlo".

"Si me preguntan para 2019 con cinco meses de ejecución cuánto vamos a ejecutar, vamos a intentar que sea el más alto posible, aunque estamos limitados por el ámbito temporal", ha señalado Bravo. "Queremos que donde hemos puesto el dinero tenemos el convencimiento de ejecutarlo", ha proseguido Bravo, que ha reclamado "un poco de consideración" para quienes "apenas llevamos unos meses frente a los anteriores que llevaban 37 años".

El consejero de Hacienda ha hecho de las modificaciones presupuestarias emblema de su discurso para retratar la herencia recibida, de las que ha señalado más de 800 modificaciones presupuestarias en las cuentas de 2018, y, cuando se le ha requerido con cuántas modificaciones se conforma, ha señalado que "no me pongo número", para explicar seguidamente que su intencionalidad ha sido "trasladar que hay dos explicaciones: o me he equivocado al presupuestar o había presupuesto sabiendo que no iba a ejecutarlo, es decir, o no sé que llevo entre manos o, sí lo sé, pero simulo una apariencia para quedar bien".

Bravo ha reconocido que "a lo largo del ejercicio presupuestario hay que hacer modificaciones porque van surgiendo necesidades", pero ha negado benevolencia a "esas más de 850 modificaciones porque conllevan una mala planificacion presupuestaria y los andaluces nos han votado para que hagamos cosas diferentes".


--EUROPA PRESS--

Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos