Andalucía pierde 31.412 vecinos británicos en diez años y 3.185 respecto a 2016, cuando venció el 'Brexit' en referéndum

Domingo, 21 de Julio de 2019

Andalucía pierde 31.412 vecinos británicos en diez años y 3.185 respecto a 2016, cuando venció el 'Brexit' en referéndum

20 de Abril de 2019 10:29h

Mijas
Mijas



El número de ciudadanos con nacionalidad británica residentes en Andalucía se ha reducido en 31.412 personas respecto al año 2009, y en 3.185 en relación al año 2016, cuando triunfó el 'sí' en el referéndum celebrado en el Reino Unido para decidir la salida de dicho país de la Unión Europea, según los datos provisionales de la revisión del Padrón Municipal de Habitantes a fecha del pasado 1 de enero de 2019.

En concreto, los datos provisionales del Padrón Municipal de Habitantes a 1 de enero de 2019, consultados por Europa Press y publicados recientemente, cifran en 76.870 personas el número de ciudadanos británicos residentes en Andalucía, frente a los 80.055 que vivían en la comunidad según el padrón de 2016, de los que 40.044 eran hombres y 40.011 mujeres.

Hace una década, en 2009, eran 108.282 británicos --54.598 hombres y 53.684 mujeres-- los que residían en Andalucía, una cifra que se fue incrementando progresivamente en los tres años siguientes --2010, 2011 y 2012--, hasta los 121.329 que contabilizaba el padrón de 2012, que arroja la cantidad más elevada de vecinos británicos en la región en el periodo de 2009 a 2019.

Desde entonces, la cifra de británicos residentes en Andalucía ha ido disminuyendo año a año, salvo entre 2018 y 2019, cuando se ha producido un repunte del 1,99% que se traduce en la existencia de 1.498 ciudadanos más del Reino Unido que viven en la comunidad autónoma respecto a los 75.372 contabilizados en 2018, una cifra que era inferior a la de 76.047 de 2017.

La división de británicos residentes en Andalucía a comienzos de este año 2019 en función del sexo es muy similar, ya que el padrón contabiliza 38.603 hombres del Reino Unido y 38.267 mujeres.

Los 76.870 británicos residentes en Andalucía representan el 24,2% del total de 317.082 ciudadanos extranjeros procedentes de algún país de Europa que viven en la comunidad a fecha del 1 de enero de 2019, y el colectivo más numeroso entre los originarios del Viejo Continente, con excepción de Rumanía, país del que proceden 79.264 ciudadanos residentes en la comunidad.

MÁLAGA, A LA CABEZA

Por provincias, Málaga es la que, con diferencia, concentra a un mayor número de británicos en Andalucía, hasta 47.193, que suponen más de la mitad del total de residentes del Reino Unido en la comunidad. Según el padrón de 2018, el municipio malagueño de Mijas contaba con 7.431 vecinos nacidos en dicho país.

Por detrás de la provincia malagueña se sitúan Almería, con 14.931; Granada, con 5.549, y Cádiz, con 5.015. Sevilla ocupa el quinto lugar en este ranking, con 1.750 británicos residentes, seguida de Córdoba, con 913; Huelva, con 869, y Jaén, que es la provincia andaluza en la que viven menos ciudadanos del Reino Unido, un total de 650.

El pasado 11 de abril, los gobiernos de la Unión Europea de los Veintisiete acordaron plantear al Reino Unido retrasar el 'Brexit' hasta el 31 de octubre, una prórroga cuatro meses más extensa que lo deseado por Londres y sujeta a una serie de condiciones, incluida la celebración en Reino Unido de elecciones al Parlamento europeo el próximo mayo, una propuesta que aceptó la primera ministra británica, Theresa May.

De este modo, está previsto que el Reino Unido deje de ser Estado miembro un día antes de que tome posesión la nueva Comisión Europea, que el 1 de noviembre dará relevo al Ejecutivo que hoy preside Jean-Claude Juncker.

ANTE UN POSIBLE 'BREXIT' SIN ACUERDO

El Consejo de Ministros español aprobó el pasado 1 de marzo un real decreto-ley para un posible 'Brexit' sin acuerdo. En ese caso, y en virtud de dicho decreto, los alrededor de 400.000 británicos que viven en España tendrán de plazo hasta el 31 de diciembre de 2020 para solicitar su Tarjeta de Identidad de Extranjero, el documento que acreditará de forma definitiva su residencia legal en España, en el caso de que el Reino Unido salga sin acuerdo de la UE.

Además, sus permisos de conducir tendrán en España una validez de nueve meses y en ese plazo podrán canjearlo por uno español. Después de ese periodo no será posible el canje hasta que España y Reino Unido firmen un convenio bilateral para ello.

Así, el decreto regula el procedimiento para la emisión de una autorización de trabajo a los nacionales del Reino Unido que sean trabajadores fronterizos en España, e incluye medidas para que los británicos en este país puedan seguir trabajando, con el reconocimiento de sus cualificaciones profesionales, incluso para aquellas profesiones para cuyo acceso y ejercicio se exigiese ser nacional de un Estado miembro.

También mantendrán sus puestos los funcionarios públicos que sean británicos en el momento de la retirada. A los que se estén presentando a procesos, deben cumplir los requisitos para ellos el día de la salida.

Se incluyen también medidas para los pensionistas, y cuestiones como la exportación de pensiones, la totalización de cotizaciones realizadas hasta la fecha de retirada del Reino Unido para el acceso y cálculo de las pensiones, la incapacidad temporal y las prestaciones por maternidad, paternidad y desempleo.

PENSIONES Y ASISTENCIA SANITARIA

Además, para proteger a los 14.000 residentes en el Campo de Gibraltar --9.000 son españoles-- que se desplazan diariamente a trabajar a Gibraltar, estos trabajadores podrán acceder a las prestaciones por desempleo reconocidas por España por los periodos cotizados en Gibraltar antes y después de la fecha de retirada, sin que les sea requerido haber cotizado al sistema de Seguridad Social español por esta contingencia.

Por otro lado, España continuará prestando a los nacionales de Reino Unido asistencia sanitaria en España en los mismos términos y con las mismas condiciones establecidas con anterioridad a la retirada del Reino Unido de la Unión Europea, siempre que sea con reciprocidad y que Reino Unido garantice el reembolso de los gastos en los mismos términos que hasta ahora.

Las tarjetas sanitarias expedidas a favor de los nacionales del Reino Unido mantendrán su vigencia, y para los desplazamientos temporales y tratamientos programados será válido el documento acreditativo de la cobertura sanitaria a cargo de las entidades británicas.

Por otro lado, se prevé que aquellos alumnos procedentes de los sistemas educativos de Reino Unido o Gibraltar puedan seguir acogiéndose a los procedimientos de acceso a la Universidad española que les eran aplicables antes de la fecha de retirada durante el curso 2019-2020 y 2020-2021.

Respecto a los servicios aeroportuarios, la salida del Reino Unido de la Unión Europea determinaría que dejarían de aplicarse las tarifas de embarque y prestaciones públicas de catering previstas para vuelos dentro del Espacio Económico Europeo. Por ello, se prevé el mantenimiento de estas tarifas para vuelos al Reino Unido hasta el 28 de febrero de 2020.

COMITÉ DE LA JUNTA

Por su parte, la Junta de Andalucía ha constituido un comité encargado de elaborar un programa de medidas que reduzcan el impacto del 'Brexit' en Andalucía y de marcar los pasos a seguir en el caso de que el Reino Unido llegue a salir sin acuerdo de la UE.

En comisión parlamentaria, el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, explicó hace unos días que se espera tener una propuesta final en torno al 12 de mayo y elevarla posteriormente al Consejo de Gobierno.


--EUROPA PRESS--

Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos