Y de las elecciones locales, ¿qué?

Lunes, 20 de Mayo de 2019

Y de las elecciones locales, ¿qué?

06 de Mayo de 2019 14:14h

José Luis Raya
José Luis Raya

He de contarte que la semana pasada, además de tener elecciones, se conocieron las listas para elegir a los concejales de los ayuntamientos, también para el ayuntamiento de Almería; y en esta elección, como en cualquier elección política, las cuestiones importantes son habas contadas: programa, lista, historia y estrategia.

De los programas, qué decirte, más allá de que se acaban con las elecciones; que los partidos no tienen por qué cumplirlos, que ni tan siquiera los consideran un acuerdo de mínimos, y que son escasos los ciudadanos que se los leen. Pues eso, que mucho ruido y pocas nueces. Lo de “programa, programa, programa” es pura retórica electoral. He echado un ojo para ver qué nos cuentan y aún no los tienen colgados para leerlos, pero ya comienzan a aparecer eslóganes, frases hechas, titulares que definen lo que van a ser para éstos. Y así el PSOE habla de “eliminar el trabajo precario”, como si los ayuntamientos tuvieran competencias en materia laboral, más allá de colocar a los suyos. IU, Podemos, aquello de “la ciudadanía protagonista de su ayuntamiento” (esto siempre me recuerda que “en una democracia suele elegir la inteligencia individual, y gobernar la ignorancia colectiva”). Cazorla (porque en Almería parece que Ciudadanos se ha personalizado), vende sus logros y su talante como signos de programa “cultura del consenso político” ha dicho y me quedé perplejo ante la ocurrencia. Y el PP es un “valor seguro”, según ellos; y ciertamente se presentan con lo que han hecho, en lo bueno y en lo malo, aunque parece que esto último no se lo recordará ni la oposición. Me queda VOX, pero estos aún no están y me temo que ni se les espera, más preocupados de rentabilizar su tirón electoral que de sumar votos locales mediante propuestas municipales, claro que en esto se parecen a la izquierda.

Por otro lado, hemos conocido a los candidatos, y te diré algo obvio dados los tiempos que corren, la izquierda presenta a mujeres y la derecha a hombres. Y aunque pocas, algunas novedades: el incombustible concejal de IU Rafael Esteban se va y aunque no era santo de mi devoción he de reconocer que no ha estado mal en su andadura (al menos se le entiende, cosa que no puedo decir de su sucesora); el PSOE, presenta a como candidata a Adriana, mujer que con poco que haga superará, con creces, a sus antecesores además parece una persona avispada; Ciudadanos continua con un “quiero que sea otro, pero no puedo” Miguel Cazorla, personalista y trabajador como el que más, no tiene precio como equipo unipersonal; del PP te diré que presenta a su alcalde actual, acompañado de los que han elegido para él, porque Ramón además de ser buena persona es un chico de partido; y Vox, que ha elegido a un candidato desconocidamente joven y dejado sin la presencia en el ayuntamiento del carismático y azote de la corrupción del PP y del PSOE, Eugenio Bayo, un militar condecorado, empresario y hombre cabal, como diría el abuelo; ellos sabrán.

 De la historia, de lo que han hecho, bueno, cada cual tiene su historia de personalismos, corrupciones o corruptelas, y el recuerdo de su gestión en lo público.  Pero ya más particularmente, tenemos historias, otras cortas pero intensas y una que más que historia puede ser prehistoria. Entre las primeras tenemos la del PP, con su falta endémica de gestión de lo público municipal, más allá de contentar a sus militantes y simpatizantes haciendo obras dirigidas a quien las hace y donde las hace. Al PSOE, con esas ganas de poner al frente del partido y el ayuntamiento, a personas faltas de ambición pública, carentes de equilibrio, y grises, aunque la candidata parece tener algo de color, espero que no sea un espejismo. De IU/podemos, lo de siempre, más preocupados de los grandes temas filosóficos (feminismo, animalismo, buenismo, precariedad, techo de cristal, violencia machista, …) y de controlar las asociaciones de “sus barrios”, que de los presupuestos municipales o el control de lo que hace el PP. En la historia corta tenemos a C’s, bueno a Cazorla, que su figura, con lo bueno y lo malo ha canibalizado al partido, tanto por incomparecencia del segundo como por méritos del primero. Y nos queda VOX, que obviamente no tiene historia municipal, pero al que le intentarán colgar la prehistoria franquista cuando no la de Mussolini o la de Hitler, o hacerle responsable de la extinción de los dinosaurios.

Pero el resultado electoral, también va a depender de la estrategia de cada uno, y visto lo de las generales, nos moveremos entre el “no pasarán” y el “no hagáis prisioneros”. Esto va a ir de derechas e izquierdas, de franquismo / republicanismo, de mujeres/ hombres, de unidad de españa / dialogo… y de todo lo contrapuesto que te imagines y encuentren los ideólogos de izquierdas, que son los que en este país marcan “el paso de la oca”, en un intento de narcotizar a un electorado que sufre el municipalismo pero que vota visceralmente. Y los partidos políticos lo saben.

Y ya solo me queda vaticinar quien gobernará después del sunami nacional y a la vista de la inutilidad de los programas, el carisma de los candidatos, la historia o la prehistoria y la estrategia de campaña. Y en este sentido, si partimos de los resultados del pasado 28 A, y los transponemos a las locales, tendríamos que 9 concejales serían para el PSOE, 6 para el PP, 6 para C’s, 5 serían para VOX, y como los votos de Unidas Podemos no se repartirán al 50% , y hay que contar con las confluencias, pues uno o ninguno (si se repartiesen al 50% y sin confluencias, tendrían 2, y si uno sacase muchos más votos que los otros, uno). Para hacerlo más claro, aunque sé que no lo necesitas, voy a poner la tabla de cómo se reparten los concejales según el número de votos (resultados reales de las elecciones del 28A), para que veas que a veces con 3 votos un concejal baila de partido político.

Observa que el último concejal está entre e PP y C’s, se lo lleva ciudadanos por 2 votos. A esto se refieren los partidos con que cada voto cuenta.

Pero, tranquilo, esto no será así, sin duda las elecciones locales tienen un componente de proximidad que no tienen las andaluzas o las nacionales, por lo que seguramente, el PP no obtendrá tan malos resultados; pero no deberían de obviar los partidos políticos de derechas el llamamiento al “no pasarán” que esgrimirá la paleo izquierda. En cualquier caso, la matemática electoral establecerá que solo cabe (con los resultados arriba articulados, y cualesquiera otros resultados probables) un gobierno PSOE+C’s, y uno PP+ C’s con el apoyo activo o pasivo de VOX.

Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos