Primero los acantilados, luego Las Salinas

Sábado, 26 de Mayo de 2018

Primero los acantilados, luego Las Salinas

12 de Febrero de 2018 21:44h

Javier Salvador, @jsalvadortp
Javier Salvador, @jsalvadortp

Los vecinos de Roquetas de Mar tienen que hacerse mirar muy seriamente el asunto de Las Salinas, y no por el hecho de que unos quieran hacerla y otros no, sino por el indiscutible coste en imagen que están teniendo todos, sean del PP, del PSOE, de Ciudadanos o de Izquierda Unida, con esa huida hacia delante que se plantea un alcalde que está más enfilado hacia la salida de la vida política que en la dirección de dejar una huella de provecho.

Roquetas de Mar no puede permitirse un segundo caso de los acantilados con Las Salinas, porque ya tienen una herida por la que se desangra la credibilidad de un municipio que mes a mes es vinculado con la presunta mayor trama de empresas vinculada a un alcalde y que no es una invención de un partido político, sino una investigación en la que especialistas en crimen organizado señalan en una única dirección. Y es por ello que los roqueteros, en su conjunto, tienen que gritar basta ya, por lo menos hasta que se aclare todo lo pendiente.

No pueden permitirse este intento de cargarse por todos los medios el humedal de Las Salinas por el mero hecho de demostrar quien manda en el municipio, y quizás es hora de que sean los roqueteros quienes salgan a las calles a gritar bien fuerte que quienes mandan son ellos.

No es posible acometer un proyecto de este tipo cuando aún colea el caso de los acantilados de Aguadulce. Un promotor que compra a una empresa de Roquetas, investigada por las relaciones personales de sus socios con el alcalde, un terreno con una licencia de obras para construir en un acantilado. Empieza las obras y luego declaran la licencia ilegal. Vamos, que Algarrobico fue un juego de niño comparado con la que iban a colar allí y, mira por donde al final sólo queda el peor de los resultados, una montaña que debería ser el muro de las lamentaciones de toda persona que tenga derecho a voto en Roquetas de Mar.

Si nos ponemos a rascar un poco en Las Salinas de Roquetas de Mar todavía nos podemos encontrar nombres como el de Miguel Rifá, el mismo que sencillamente fundió una de las señas de identidad de Almería, el Gran Hotel, el mismo que iba a hacer un súper hotel de lujo en la Compañía de María y no sé cuántas cosas mas. Y claro, íntimo amigo del alcalde.

Con estos precedentes los vecinos de Roquetas de Mar ya no pueden pensar en modo soy de uno u otro partido, sino anteponiendo el ser roquetero y la herencia que van a dejar.

Al alcalde de su localidad no sólo le investigan en los juzgados o se le caen los negocios por los que siempre ha sido conocido. Esposa, hijas, yernos, sobrinos, cuñados y hermanos aparecen un mes si y otro también en medios de comunicación nacionales señalados como una red que hace caer la imagen de todo un pueblo por los suelos.

Piensen una cosa. Si los terrenos de Las Salinas se pueden urbanizar, también se podrá hace dentro de unos años y puede que hasta por mas valor, por mucho más valor. Igual, en ese momento ya no sucede como ocurrió con los terrenos de Gran Plaza, que también pasaron por la familia del alcalde, sino que en ese instante el último euro lo ganarán los legítimos propietarios del suelo.

No sé si es defendible el perfil medioambiental de la zona afectada, pero lo que si creo por encima de todo es que, si Roquetas planta cara y frena esta operación hasta que como mínimo se solucione toda la situación judicial que rodea al actual alcalde, y los asuntos pendientes como el de los acantilados de Aguadulce, demostrarán que es el pueblo quien pone la norma y no el pleno de un ayuntamiento cuya mayoría no refleja a día de hoy lo que votó el pueblo.

Un literato francés escribió en una ocasión que el pueblo perdona a los que le oprimen, pero no perdona nunca a los que le engañan, y éste es ese momento en el que los vecinos de Roquetas de Mar tienen que decidir si creer que Gabriel Amat, su alcalde, les ha contado toda la verdad.

Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos