No me lo puedo creer

Jueves, 20 de Junio de 2019

No me lo puedo creer

13 de Junio de 2019 14:43h

Juan Antonio Palacios Escobar
Juan Antonio Palacios Escobar

Hay muchas formas de afrontar las distintas situaciones que la vida nos plantea, desde quienes se empeñan con toda su voluntad en cooperar o poner chinas en el camino, a aquellos que quieren encontrar la mejor de las soluciones, mediante la negociación, la evitación de la pelea directa o indirecta.


Nuestro país, España, al igual que el conjunto de las naciones del mundo desarrollado y más concretamente de los que forman parte de la Unión Europea , no pasa por el mejor de los momentos como consecuencia de la crisis política y el auge de los populismos que están generando problemas sociales, que todas las personas de bien quisiéramos ver resueltos.
Los gobiernos de acuerdo con sus opositores, están tomando las medidas necesarias y convenientes, para intentar superar estos malos momentos de la mejor manera posible, desde un ejercicio de generar confianza y pensando más en lo que es mejor para el futuro de sus países que en la miseria de la clave electoral partidaria.


En este escenario de dificultades, están los que frente a arrimar el hombro y hacer frente a la actual situación con el mayor ánimo y la mayor fortaleza , esgrimen su mal talante , intentando sembrar la catástrofe y la crispación con el único y corto objetivo de recoger un puñado de votos.


Esta es la estrategia en la que lleva instalado el PP, desde el mismo que perdió el poder en 2018 como consecuencia de la moción de censura que hizo Presidente a Pedro Sánchez, decir que NO a todo lo que el gobierno propone y poniendo todos los palos que puede en las ruedas para minar la confianza interna y externa en nuestra economía, con declaraciones dentro y fuera de nuestro país.


No se es más patriota porque se enarbolen banderas, ni se rasguen las vestiduras, empleando adjetivos gruesos contra el gobierno de turno con frases hechas y eslóganes para ocultar los propios problemas como el caso Gürtel o la fragilidad y debilidad del liderazgo de Pablo Casado.


Eso es patrioterismo barato y peligroso, ya que en el intento de querer dejar tuerto al Presidente del Gobierno pueden dejarnos invidentes a la ciudadanía, y aunque no hay peor ciego que el que no quiere ver, lo de la derecha española resulta impresentable e increíble.
Aunque no nos debe extrañar porque su canción es repetitiva. En su época el señor Aznar; que nos sigue “ayudando” con declaraciones como que “la economía española ha quedado pulverizada” o que “hay quien duda de que España pueda financiar su deuda en el futuro”; acuñó aquello de “váyase señor González”.


Ahora su discípulo Casado afirma que “los problemas de España son los más graves”. Lo que es lo mismo que pegarse en el pie, ya que ellos han estado gobernando ocho años. No me puedo creer que sean tan torpes, que con la que está lloviendo se dediquen a hacer política basura, sin querer soluciones sino destrucciones...


La pasada semana , cuando el Presidente en funciones de todos los españoles , aceptó el encargo del Jefe del Estado de afrontar el proceso de investidura , lo primero que se le ocurrió al señor Casado es decir que NO , y meterle prisa a Pedro Sánchez . En su frágil memoria no estaba el gesto patriótico del PSOE de abstenerse para que gobernara Rajoy.

También CIUDADANOS y el señor Rivera, podrían haber sido PATRIOTAS, y haber ayudado, a enviar un mensaje de confianza a la sociedad española y a los mercados financieros sobre la decisión y la capacidad de España para afrontar el presente y el futuro por encima de los intereses partidistas.


No me lo puedo creer, que ustedes tengan un único y obsesivo objetivo, echar a Sánchez y les de igual la situación de nuestra nación.

Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos