La fórmula más beneficiosa #28A

Jueves, 18 de Julio de 2019

La fórmula más beneficiosa #28A

29 de Abril de 2019 20:05h

Fran García. Escritor
Fran García. Escritor

Dados los resultados electorales de este intenso #28A, como centrista, y tras exponer públicamente (como siempre) mi respaldo y votación hacia gobiernos plenamente constitucionalistas y moderados, no me cabe la menor duda de que la fórmula más coherente y beneficiosa para toda la ciudadanía española, de forma objetiva, sería un posible pacto entre PSOE y Cs; un pacto en el que las líneas centristas de ambas formaciones políticas darían lugar a un gobierno de plena estabilidad y moderación para un país que la necesita urgentemente para contrarrestar, además, los extremos y "extremísimos" a ambos lados del espectro ideológico.


No entendería que la formación del señor Rivera y la señora Arrimadas se opusiera ahora a negarse a un acuerdo en el que, de base, se evitarían nuevas posibilidades "tóxicas" para la convivencia y gobernabilidad. Solo lo entendería bajo el hecho del viraje (y más viraje) al que se está sometiendo el partido naranja hacia la sólida derecha. Como referí hace meses, Cs terminará desangrando a sus integrantes y votantes más centristas y acabarán en el PSOE (al final le darán la razón mayúscula a los de Sánchez, y sería muy lógico), o acabarán en el "limbo" electoral, que también los hay, y suelen ser los más decisivos... a fin de cuentas, los que terminan torciendo la balanza de la justicia política.


Conozco a bastantes votantes de la formación del señor Rivera, y algunos integrantes previamente muy incómodos con las políticas del señor Sánchez. La euforia de la pasada noche está provocando, bajo mi punto de vista, cierta ceguera en ambas partes en este sentido. Por un lado, está el "Con Sánchez nunca" y por otro el "Con Rivera no" unido al "Sí se puede". ¡Ojo con el segundo también! ¡Suelen ser votos prestados!


Tanto PSOE como Cs deberían estar finalmente a la altura de las circunstancias. De lo contrario, les instaría a que no usaran más las palabras estratégicas de "moderación", "centro", "convivencia" y, mucho menos, "concordia". Estarían faltando el respeto a quienes no se identifican ni con izquierda ni derecha sellada... y son "muchos/as".
Desearía que ambos candidatos se sentaran y reflexionaran muy detenidamente, buscando todos los puntos e intereses (también) comunes posibles.


No sigan con cordones ni experimentos inapropiados para la sociedad ahora. Ya habrá tiempo para las hemerotecas y los duelos literarios.

Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos