Junta validó la línea eléctrica que causó presuntamente el incendio en Cabo de Gata un año antes

Viernes, 16 de Noviembre de 2018

Junta validó la línea eléctrica que causó presuntamente el incendio en Cabo de Gata un año antes

15 de Septiembre de 2018 11:44h

Incendio forestal en El Pozo de los Frailes en junio de 2017
Incendio forestal en El Pozo de los Frailes en junio de 2017



La Junta de Andalucía validó la línea eléctrica que abastece la pedanía de El Pozo de los Frailes, en Níjar (Almería), un año antes de que ocasionase presuntamente el incendio forestal que calcinó 85,5 hectáreas del parque natural de Cabo de Gata y concluyó que, tras la verificación realizada por la compañía Endesa, no tenía "defectos graves o muy graves".

Por su parte, el Ayuntamiento de Níjar no realizó "ningún requerimiento" a la propia Endesa desde 2014 hasta 2017 en los que se refirieran a problemas en el mantenimiento y la conservación de la citada línea eléctrica.

Así se desprende de los dos informe aportados a la causa penal que se sigue en el Juzgado de Instrucción 1 de Almería en respuesta a sendos oficios de la su titular, Belén López. En el procedimiento, están investigados la compañía eléctrica y una subcontrata por presunta negligencia como personas jurídicas y dos personas físicas.

El informe de la Delegación Territorial de Innovación, Ciencia y Empresa, que responde al interés de la jueza por conocer una valoración de líneas eléctricas de Endesa en El Pozo de Los Frailes y consultado por Europa Press, se indica que la instalación fue "objeto de regularización administrativa" mediante resolución del delegado el 27 de julio de 2016.

Recoge, asimismo, que, para ello, la línea estándar de media tensión 20kw y los centros de distribución que la conforman fueron objeto de verificación en un informe que firma uno de los investigados con fecha 1 de junio y que concluyó "sin defectos graves o muy graves".

La jueza instructora también interesó al Ayuntamiento de Níjar en el marco de la investigación, declarada compleja, que le comunicase el "número de requerimientos e incidencias realizadas a Endesa" sobre "problemas de mantenimiento y conservación" de la línea durante los años 2014, 2015, 2016 y 2017. En su respuesta, el consistorio asegura que no se ha encontrado ninguno.

Este procedimiento penal fue archivado provisionalmente si bien se acordó reabrirlo en noviembre tras las diligencias ampliatorias remitidas al juzgado por el Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil en las que se concluía que las causas del incendio desatado el 28 de junio en el paraje Los Herederos estaban en una supuesta "negligencia" en la "conservación, mantenimiento, deberes de supervisión, vigilancia y control" de la línea eléctrica de alta tensión.

La causa mantiene como investigadas a Endesa como propietaria de la línea y la subcontrata encargada del mantenimiento, así como a dos de sus representantes por la presunta comisión de un delito de incendio forestal por imprudencia grave y como perjudicado figura el vecino que puedo salvar la vida al resguardarse en una balsa con agua.

La Guardia Civil se remitía en su atestado al informe técnico-pericial emitido por el Infoca, que cuantifica los gastos generados por el dispositivo de extinción en 37.450,57 euros, y al informe emitido por el asesor técnico de la Delegación Territorial de la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia de la Junta de Andalucía.

El primer informe, consultado por Europa Press, remarcó que la causa es una "negligencia" por falta de mantenimiento de la línea y por "no cumplir las medidas preventivas de lucha contra incendios forestales", en este último caso por el segundo foco de llamas. Concretó, así, en el aislador de un apoyo partido y en un cable caído al suelo como origen del fuego que tuvo dos focos y detalla los vestigios recogidos.

"En la revisión periódica de la línea no se ha detectado el estado de deterioro de los aisladores de vidrio pese a tratarse de una zona calificada como de alta contaminación salina, además de estar situada en parque natural con las consecuencias que una avería de este tipo puede tener, ni se ha intervenido preventivamente a efectos de evitar roturas que deriven en accidentes", reprochó.

El Infoca precisó que el primero de los incendios tuvo origen "por contacto entre las líneas eléctricas, provocando chispa que prende la vegetación", a lo que contribuyó "el fuerte temporal de viento", mientras que en el segundo, que se produjo tras reparar el tramo que provoca el anterior incendio, hubo "rotura del cable eléctrico que cae sobre la vegetación y origina el incendio". "Más negligente aún porque se produce justo en el tramo que se había dejado de reparar y contiguo al primero", añadió.

"SE PUSO EN RIESGO LA VIDA DE UNA PERSONA"

Relató, asimismo, que los vecinos de El Pozo de los Frailes sufrieron cortes de luz en sus viviendas, que se puso "en riesgo la vida de una persona que se salvó al meterse en una pequeña balsa con poco agua" tras quedar su cortijo arrasado y que se produjeron desperfectos en la fachada de un segundo inmueble.

En su informe, la Delegación Territorial de Medio Ambiente indicó, con datos aportados por la Dirección Conservadora del parque natural de Cabo de Gata-Níjar que, de la superficie afectada, 15,1 hectáreas se sitúan en zona A1 o de especial protección mientras que un 25,18 y un 43,51 hectáreas están en zonas B1 de interés general y B2 seminaturales con usos tradicionales, respectivamente.

Por último, concluyó que existe "responsabilidad" de la empresa propietaria de la línea y subraya que, tras producirse la avería, la empresa contratista "sustituyó todos los aisladores que sujetan el vano caído".


--EUROPA PRESS--
Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos