Ganancias y pérdidas

Martes, 25 de Junio de 2019

Ganancias y pérdidas

22 de Mayo de 2019 08:32h

Juan Antonio Palacios Escobar
Juan Antonio Palacios Escobar

La vida es una permanente búsqueda del equilibrio, entre subir y bajar, palabras y silencios, ganancias y pérdidas. A veces nos asombra como el futuro que predican algunos es el pasado que hemos sufrido muchos., como nos bandeamos gracias a encontrar un equilibrio entre el sentido común y el del humor.

Entre artes y misterios, vamos conociendo los secretos que esconden nuestras realidades y sueños, donde nos sentimos vulnerables y cuando invencibles. Y perseguimos nuestros objetivos más allá de las obsesiones, entre superar las fobias y hacer frente a las adicciones.

Nuestro deseo de compartir la experiencia de muchos años, nos convierte en valiosos, desde nuestra generosidad y alegría., superando cualquier sensación de abandono, desilusión y tristeza. A lo largo de nuestras ganancias y pérdidas nos encontramos personajes malvados y torpes, y cálidos e ingeniosos.

Demasiadas veces vivimos una vida prestada, llena de incertidumbres, donde preferimos perder que ganar, librarnos de muchas cosas que adquirir otras innecesarias. Lo más fascinante suele estar encerrado en lo más simple, y lo menos apreciable en lo aparentemente más complicado,

Cada momento tiene sus enigmas y jeroglíficos y debemos estar preparados para saber usar nuestra imaginación, y que la lucha diaria por sobrevivir suele ser más complicada que lo que cuenta o encierra cualquier leyenda.

Hay mecanismos diabólicos que están dulcemente encerrados en aparentes figuras armoniosas, o los deseos imperiosos de construir castillos en el aire y no ser capaces de afrontar los pasos que debemos dar para vivir nuestras realidades.

Normalmente tras el esfuerzo viene la recompensa, y debemos aprovechar las oportunidades para demostrar nuestras capacidades y optimizar nuestras ganancias y minimizar las perdidas. Entre finuras y groserías, nuestra energía y espíritu luchador nos ayuda a superarlo todo.

A caballo entre lo innato y lo adquirido, aprendemos a ser cautos y reflexivos para no cometer imprudencias, permaneciendo fiel a nuestras ideas y no haciéndonos eco de todo lo que nos digan. No podemos estar defendiendo un día una cosa y al siguiente toda la contraría,

No era un cuento, ni una leyenda urbana, habíamos ganado calidad de vida, éramos capaces de vivir sin móviles, de no confundir probabilidades con posibilidades, que aunque nuestro instinto no debe engañarnos tampoco debemos ponerle trabas a la lógica aplastante.

Desde las ganancias de lo imprevisible y las pérdidas de lo peligroso, debemos mostrarnos abiertos ante las diferentes posibilidades que se nos ofrecen, escuchando lo que tienen que decir nuestros corazones y disfrutando de nuestras vidas todo lo que merecemos.

Con los repartos y los respetos de las ganancias y pérdidas , debemos evitar los temas de conversación que suelen ser delicados, meternos en jardines para pisar flores que deberíamos regar , no querer tener respuestas para todo aquello que no sepamos hacer la pregunta adecuada.

Hay cosas que nos impulsan y otras que nos frenan, para aprovechar las situaciones y alejarnos de los peligros., desconectar de la rutina y recargar pilas, poner en práctica lo que predicamos, admitir nuestras equivocaciones y evitar muchos problemas.

Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos