Diálogos y negociaciones

Lunes, 23 de Septiembre de 2019

Diálogos y negociaciones

11 de Septiembre de 2019 14:15h

Juan Antonio Palacios Escobar
Juan Antonio Palacios Escobar

En política es posible casi todo. Pactos, conciliaciones y acuerdos entre amigos, enemigos, iguales y diferentes. Resulta más emocionante cuando las posturas están alejadas y hay disparidad de criterios. Acercar posiciones y conseguir pactar y conciliar las desavenencias, en ocasiones, es todo un reto


Resulta mortal para cualquier responsable público, negarse a sentarse a hablar, incluso aunque lo hagan de pie, pero nunca rompan la posibilidad de tender un puente para acordar o discrepar. Y en esta comunicación, no vale hacerse trampas al solitario o echar pulsos inútiles, ni engañarnos, ya que las consecuencias serán siempre negativas


Los más miserables son aquellos que te están prometiendo lealtades eternas y a la vez , te están pegando puñaladas traperas , y jamás serán capaces de dialogar o negociar si el resultado final no es un claro beneficio para sus intereses.


La experiencia nos enseña que los extremos nunca son buenos, aunque compartan muchas cosas, porque es más lo que esconden de sus intenciones que lo que manifiestan. Cuando se pinta poco en la toma de decisiones, puede llevarse toda la razón, pero la derrota está garantizada.


Cada cual puede trazar su hoja de ruta en función de sus objetivos, lo importante es que no se vete ni se excluya del diálogo y la negociación a todo el que quiera hablar., que en la mesa estén todos lo que deban estar para lograr que domine la decencia sobre la demagogia.


Habrá ocasiones en las que los diálogos se abran o se cierren hasta nunca o hasta siempre, en serio o en broma, otras en las que se escondan las evidencias o se pongan encima de la mesa y se desenmascaren inmunidades, en las que se intentarán encontrar los cabos sueltos y buscar la realidad de las fantásticas historias.


Entre el acuerdo y la disidencia., lo esperado y lo inesperado, voluntades y protecciones, los perdedores insufribles y la sencillez de los ganadores accesibles, hemos de mantener mucha calma, hay cosas que nos quedan lejos y otras están tan cerca de ti que terminan invadiéndonos.


La estrategia del todo o la nada , nos lleva a situaciones límites , en las que nada tiene sentido., mientras vamos sorteando peligros y encontrado salvaciones, incluso vamos descubriendo la belleza de los nombres y la fealdad de algunas actuaciones.
Cuando hablamos, reinventamos ilusiones y superamos obstáculos, montamos revoluciones y combatimos injusticias, abrimos caminos y derribamos muros, practicamos la sencillez o presumimos del cesarismo de nuestros poderes, a veces tan insignificantes, que solo vemos nosotros.
Nos capturan en el círculo de los ilustrados, superando argumentos fáciles, elogios y etiquetas, batacazos románticos, excusas bajo lenguajes pomposos, elogios que encierran críticas y viceversa, y una fuente inagotable de disparates.
Vamos descubriendo a través de los diálogos y las negociaciones que hay enfados que nos hacen un gran favor y apoyos que resultan mortales en nuestras aspiraciones y superando trampas y amaños, nos movemos entre lo malo y lo peor, lo bueno y lo magnifico.
Debemos estar atentos a los pequeños detalles. No debemos permitir que nadie nos tome por lo que no somos. Hemos de aprender a descifrar los símbolos de nuestros sueños, donde suelen estar las claves para seguir avanzando y aprovechar cualquier ocasión que nos permita entablar relaciones y contactos nuevos, que nos permitan hacer los cambios necesarios y avanzar con éxito.

Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos