Desmanteladas en Almería tres plantaciones de marihuana que estaban siendo gestionadas por una pareja

Domingo, 23 de Septiembre de 2018

» Marihuana

Desmanteladas en Almería tres plantaciones de marihuana que estaban siendo gestionadas por una pareja

17 de Abril de 2018 11:28h

♣ Han sido aprehendidas 429 plantas de cannabis sativa, tres kilogramos de la misma sustancia en cogollos, 82 transformadores, 94 lámpara halógenas, un revolver con munición y dinero en efectivo entre otros efectos

Imagen de una de las plantaciones
Imagen de una de las plantaciones

ALMERÍA.- Agentes de la Policía Nacional en Almería han detenido a un hombre y una mujer de 32 y 28 años de edad respectivamente, por el cultivo y posterior venta de marihuana. Los dos detenidos gestionaban tres plantaciones indoor de dicha droga en la barriada de Pescadería en Almería. La energía necesaria para alimentar las instalaciones era tomada de forma fraudulenta de las acometidas generales. Los registros practicados han permitido la aprehensión de 429 plantas de cannabis sativa con un peso total de 65 kilogramos, tres kilogramos de cogollos listos para su venta, 82 transformadores, 94 lámparas halógenas, un revolver con un cartucho sin percutir, extractores, fertilizantes y 400 euros en efectivo entre otros efectos.

Las investigaciones se iniciaron a principios del mes de febrero del año en curso cuando agentes de la Policía Judicial conocieron la existencia de una familia ubicada en la zona de Pescadería que se estaría dedicando al cultivo de marihuana.  

Las gestiones permitieron averiguar que se trataba de una pareja ambos de nacionalidad española.

 

Tenían tres domicilios en propiedad, albergando en dos de ellos las plantaciones indoor, dotadas de completas y sofisticadas instalaciones para conseguir cultivos intensivos. La electricidad necesaria para el funcionamiento de las mismas era tomada de forma fraudulenta de las acometidas generales, con el consiguiente perjuicio económico para la empresa distribuidora. Otra tercera vivienda estaba siendo utilizada como domicilio habitual de la pareja y desde esta a su vez gestionaban las ventas.

 

Una vez realizado el crecimiento, secado y recogida de la sustancia estupefaciente, la misma se vendía de manera integra a terceras personas, las cuales la distribuían en barrios marginales para su posterior venta al por menor a los consumidores.

 

En el marco de la operación se han practicado tres registros, desmantelándose en dos de ellos las plantaciones de la sustancia estupefaciente. Dicha actividad ilícita estaba generando cierta alarma social en la barriada no solo por el intenso olor, sino que además se estaban produciendo cortes de suministro eléctrico en la zona fruto de los enganches ilegales que tenían los ahora detenidos.

 

Después de la actuación policial, y adoptando las correspondientes medidas de seguridad por parte de agentes de atención al ciudadano, los operarios de la compañía Endesa, se procedió al desenganche ilegal de luz de todas las viviendas y restablecimiento normal del suministro en la barriada.

 

Este tipo de fraude eléctrico es un grave problema para la seguridad y la salud de las personas que conviven cerca ya que las instalaciones manipuladas no cumplen la normativa en materia de seguridad, generando un importante riesgo para los que las tocan o circulan por las proximidades de las instalaciones. También existe un perjuicio para las personas dadas de alta legalmente y que abonan sus facturas a las compañías eléctricas correspondientes. En Almería ya se han registrado casos de incendios en viviendas como consecuencia de dichas manipulaciones.

 

Los detenidos, a quienes se les imputa presuntos delitos de tráfico de drogas, defraudación de fluido eléctrico y tenencia ilícita de armas, han sido puestos a disposición del juzgado de instrucción en funciones de guardia de Almería. 

Agentes de la Policía Nacional en Almería han detenido a un hombre y una mujer de 32 y 28 años de edad respectivamente, por el cultivo y posterior venta de marihuana. Los dos detenidos gestionaban tres plantaciones indoor de dicha droga en la barriada de Pescadería en Almería. La energía necesaria para alimentar las instalaciones era tomada de forma fraudulenta de las acometidas generales. Los registros practicados han permitido la aprehensión de 429 plantas de cannabis sativa con un peso total de 65 kilogramos, tres kilogramos de cogollos listos para su venta, 82 transformadores, 94 lámparas halógenas, un revolver con un cartucho sin percutir, extractores, fertilizantes y 400 euros en efectivo entre otros efectos.

 

Las investigaciones se iniciaron a principios del mes de febrero del año en curso cuando agentes de la Policía Judicial conocieron la existencia de una familia ubicada en la zona de Pescadería que se estaría dedicando al cultivo de marihuana.  

 

Las gestiones permitieron averiguar que se trataba de una pareja ambos de nacionalidad española.

 

Tenían tres domicilios en propiedad, albergando en dos de ellos las plantaciones indoor, dotadas de completas y sofisticadas instalaciones para conseguir cultivos intensivos. La electricidad necesaria para el funcionamiento de las mismas era tomada de forma fraudulenta de las acometidas generales, con el consiguiente perjuicio económico para la empresa distribuidora. Otra tercera vivienda estaba siendo utilizada como domicilio habitual de la pareja y desde esta a su vez gestionaban las ventas.

 

Una vez realizado el crecimiento, secado y recogida de la sustancia estupefaciente, la misma se vendía de manera integra a terceras personas, las cuales la distribuían en barrios marginales para su posterior venta al por menor a los consumidores.

 

En el marco de la operación se han practicado tres registros, desmantelándose en dos de ellos las plantaciones de la sustancia estupefaciente. Dicha actividad ilícita estaba generando cierta alarma social en la barriada no solo por el intenso olor, sino que además se estaban produciendo cortes de suministro eléctrico en la zona fruto de los enganches ilegales que tenían los ahora detenidos.

 

Después de la actuación policial, y adoptando las correspondientes medidas de seguridad por parte de agentes de atención al ciudadano, los operarios de la compañía Endesa, se procedió al desenganche ilegal de luz de todas las viviendas y restablecimiento normal del suministro en la barriada.

Este tipo de fraude eléctrico es un grave problema para la seguridad y la salud de las personas que conviven cerca ya que las instalaciones manipuladas no cumplen la normativa en materia de seguridad, generando un importante riesgo para los que las tocan o circulan por las proximidades de las instalaciones. También existe un perjuicio para las personas dadas de alta legalmente y que abonan sus facturas a las compañías eléctricas correspondientes. En Almería ya se han registrado casos de incendios en viviendas como consecuencia de dichas manipulaciones.

Los detenidos, a quienes se les imputa presuntos delitos de tráfico de drogas, defraudación de fluido eléctrico y tenencia ilícita de armas, han sido puestos a disposición del juzgado de instrucción en funciones de guardia de Almería. 

Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos