Desgana o incompetencia

Jueves, 13 de Diciembre de 2018

Desgana o incompetencia

20 de Noviembre de 2018 13:22h

Eusebio Villanueva. Presidente AA VV La Palmera
Eusebio Villanueva. Presidente AA VV La Palmera

La Asociación de Vecinos La Palmera viene, desde hace más de 40 años, reivindicando la mejora de nuestro barrio con múltiples iniciativas, siempre en sentido positivo y aportando soluciones.

Hace un par de años presentamos al Ayuntamiento un plan para actuar en nuestro barrio de una manera integral en calles, espacios y edificios abarcando una zona del barrio. Esa primera zona de actuación estaba integrada por el edificio del mercado y espacios adyacentes, que incluían la calles peatonales, de circulación rodada y la plaza 1o de Mayo.

Se proponía este planteamiento en contraposición con las actuaciones llevadas a cabo hasta esa fecha, donde se intervenía en calles completas (Marchales, Av. de los Ángeles, 5a Avenida...) lo cual producía grandes problemas de comunicación además de ignorar las calles perpendiculares e ir dejando zonas sin actuar.

La intención de nuestra propuesta era tener una visión de conjunto y poder ir acometiendo arreglos parciales, en función de la disponibilidad presupuestaria, al amparo de un proyecto general. De este modo se podían acometer actuaciones que mejoraran infraestructuras, eliminaran barreras, aumentaran vegetación y mejoraran los espacios.

En la propuesta presentada se tomaba el mercado de Los Ángeles, motor económico y centro neurálgico del barrio, como punto de partida, realizando obras de mejora y modernización del edificio y de los espacios circundantes, sobre todo de la plaza, donde se proponía una actuación unitaria que eliminaba el muro de separación entre la actual plaza y la calle peatonal de acceso al edificio; se proponía la colocación de arbolado en las calles circundantes y la mejora de las condiciones de las calles peatonales entre los bloques de viviendas.

La Asociación tiene su sede en el mismo edificio del mercado, junto a la biblioteca municipal. En sus locales se realizan múltiples actividades en los que participan y se benefician niños, niñas, vecinos y personas mayores, tanto del barrio como de la ciudad, estando permanentemente ocupados de lunes a viernes.

Desde hace cinco años venimos padeciendo cada vez que llueve unas goteras salvajes que inundan los locales, estropean el mobiliario e impiden las actividades durante varios días. Hace un año, después de múltiples peticiones, se hicieron unas obras de arreglos de cubiertas, pero sin colocar, a pesar de nuestra insistente petición, una trampilla de acceso para el mantenimiento de las cubiertas, por lo que para acceder a las mismas, en caso de atranque de las canales, es necesario el uso de una escalera de gran tamaño o llamar a los bomberos. El resultado es que a pesar de dichas obras nos sigue entrando agua en los locales y desde septiembre de este año hasta la fecha llevamos cinco inundaciones.

En fechas recientes se han arreglado dos calles de las previstas en nuestra propuesta: la que hace fachada con el mercado y una de las peatonales. Pero las obras se han limitado a un cambio de pavimento y a la eliminación de zonas verdes, sin ningún criterio de actuación, con el único objetivo de hacer obras para que se vea que algo se hace, aunque sea un disparate. Y el mejor ejemplo lo tienen en la actuación en la calle peatonal donde, como puede verse en la foto, han dejado una calle sin alma, sin sombra y sin personalidad, para mejor gloria de unos edificios paupérrimos. Si comparamos con la otra foto, el de la calle paralela, donde a pesar de unos suelos deteriorados un par de árboles humanizan y dan calidad al espacio, la comparación no sostiene la más elemental crítica.

Lo mismo que para ser flamenco no basta con ponerse un traje de gitana o una chaquetilla corta, mejorar una calle no es solo cambiar el pavimento, sino que también hay que conseguir que los vecinos y ciudadanos se sientan a gusto, la usen y la disfruten, en definitiva: se apropien del espacio público.

La comparación del aspecto de ambas calles que podemos apreciar en las fotos es demoledor. El arreglo ha conseguido desvirtuar la imagen urbana produciendo un espacio anodino, feo, frío y carente de la más mínima sensibilidad, un espacio inhóspito que lejos de favorecer su uso lo que invita es a salir corriendo.

No tengo muy claro si estas actuaciones se hacen por desgana o por incompetencia de los políticos municipales. Si fuera por lo primero el remedio es más motivación; pero si es lo segundo solo hay una solución: el cambio de los inútiles.

Eusebio Villanueva Pleguezuelo. Presidente AA VV La Palmera

Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos