"Debates"

Lunes, 23 de Septiembre de 2019

"Debates"

25 de Abril de 2019 13:13h

Fran García. Escritor
Fran García. Escritor

A pocos días de unas elecciones, a buen seguro, de las más importantes desde la Transición, me gustaría dar mi visión (muy somera) a propósito de esos "debates"; y lo entrecomillo, no como moda, sino como el brillo del desvanecimiento de lo que, al menos, yo considero el mínimo de "realidad" (valga el entrecomillado) y seriedad que debería circunscribir al ejercicio político actual, en general.


No obstante, he aquí mi pequeño resumen de lo visto y oído, hasta ahora, en ciertos medios de comunicación:
1. Teatralidad desmesurada hasta incluso desembocar en riñas de estilo "freak". Alguna que otra hasta me recordó a mi primer ensayo de proyecto audiovisual (sin comentarios añadidos).
2. Atasco verbal absoluto o, lo que es lo mismo, verborrea de relleno en modo "loop" (bucle).
3. Mucho ruido, y pocas nueces, para los intereses reales de los ciudadanos, elaborado con la más sofisticada psicología aplicada (aparente y relativamente, claro).
4. Quién sabe si el mismo cuento, con el lobo feroz ausente, pero bien presente.


Lo que está más que claro es que ahí se han dibujado dos posibles realidades, a grandes rasgos: un posible gobierno "constitucionalista" y otro presunto gobierno "galimatías". El segundo, en mi humilde y libre opinión, se trataría de un gobierno cada vez más próximo al social-comunismo, al republicanismo mayúsculo y a 'otras hierbas' (aquí, al final, el verdadero problema); más distanciado del centro, la moderación, la concordia, el sentido común y del esquema de Estado que, justamente, nos brindó aquella importantísima Transición Democrática.


No pretendo con este artículo crear propaganda electoral barata específica, para nada, pero sí sentido político en un momento clave para todo nuestro país, donde no debemos actuar ni con impulsos, ni "cortoplacismos" ni tampoco sin visión añadida de "Pacto de Estado".
Queridos y respetados lectores, todos y todas, hoy en día recuerdo mucho a un vecino, que ya "es cosa del pasado", pero que tanto nos enseñó a actuar con coherencia, seriedad, compromiso, humildad, honor y visión holística.


Les animo a que no voten por dogmatismo, sectarismo o cercado ideológico, sino con sentido común, razonamiento y propósito de atender a un gran país que precisa una buena dosis de análisis global y de historia; pero de historia general y conciliadora.

Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos