AVE contra CARACOLES

Jueves, 26 de Abril de 2018

AVE contra CARACOLES

01 de Diciembre de 2017 07:41h

Pedro Ignacio Altamirano
Pedro Ignacio Altamirano

El desgraciado accidente del tren de media distancia que circulaba de Málaga a Sevilla, deja al descubierto el grave déficit ferroviario en Andalucía y Extremadura, más allá de las enormes inversiones en las líneas AVE. Un desequilibrio en inversiones, que está creando un verdadero problema de movilidad y seguridad en las líneas de cercanías y media distancia, las más utilizadas por los ciudadanos.

Mientras que de Málaga, Sevilla y Córdoba se tarda un suspiro en llegar a Madrid, todo pasa por y para Madrid, los andaluces, en aquellos casos en los que hay líneas de ferrocarril – recordar que Granada lleva años sin tren por las interminables obras del AVE – perdemos el día, la paciencia y ahora, a la vista está, con problemas de seguridad, para viajar de Málaga a Sevilla, de Sevilla a Cádiz, Huelva, o ya hablar de Sevilla a Jaén o Almería ya ni le cuento… andando se tarda menos y con más seguridad. Un verdadero desastre.

En Andalucía tenemos líneas férreas en pésimo estado, sin electrificar y con trazado del siglo XIX, que hace insufrible el viaje. Jamás se diseñó, ni está previsto su diseño, una red de ferrocarriles moderna, que, sin llegar a alcanzar las velocidades ni inversiones necesarias para el AVE, sin se adecuen a la media europea de líneas de cercanías y medias distancias, con una velocidad media y con alto grado de seguridad. En resumen, o tienen la menor intención de hacerlo.

En una época en la que, por muchos motivos, en todo el mundo civilizado se apuesta por potenciar al máximo el transporte público basado en el ferrocarril, en Andalucía se tiene abandonado dicho medio de transporte. Sólo importa presumir de ser uno de los países con más líneas de alta velocidad del mundo, mientras que los ciudadanos de todos los días, los que cogen cercanías o media distancia para sus desplazamientos diarios se juegan la vida.

Ahora, la presidenta de la Junta de Andalucía se pone, y pide explicaciones a Adif. ¿No conocía, no conoce la Susana Díaz el estado de las líneas andaluzas? ¿No es consciente que la obra de la nueva supuesta línea Málaga – Sevilla lleva años paradas a medio construir? ¿A que se dedican su tiempo los 61 diputados andaluces en el Congreso de los Diputados y del Parlamento de Andalucía?

No se han ocupado jamás de dotar a Andalucía de unas infraestructuras básicas para facilitar la movilidad entre los andaluces, y potenciar el comercio y la industria. Andalucía tenía más líneas férreas en el siglo XIX que hoy en día. El futuro de Andalucía, de los andaluces, jamás les ha interesado ni al Gobierno del actual Estado español, ni a la Junta de Andalucía en manos del PSOE-A. Nunca se ha pensado en vertebrar el territorio ni la seguridad en los desplazamientos de los ciudadanos, sea en tren o por esta insufrible ¿autovía? A-92.

Los sucesivos Gobiernos del PSOE-A siempre ha confundido el mapa de Andalucía con el de Portugal, ya que siempre, todas las inversiones importantes en infraestructuras apuntan hacia arriba, hacia Madrid. Recordar que Andalucía es horizontal no vertical, pero ese hecho básico geográfico lo saben, y muy bien, lo que ocurre es que los políticos españolistas andaluces, solo les interesa la verticalidad, esa verticalidad a realizar el salto a Madrid, ese que tanto les gusta dar a todos a la mínima oportunidad posible. Mientras ellos suben a Madrid en AVE, los andaluces viajamos a lomos de caracoles.

Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos