A favor y en contra

Viernes, 21 de Septiembre de 2018

A favor y en contra

12 de Septiembre de 2018 15:58h

Juan Antonio Palacios Escobar
Juan Antonio Palacios Escobar

Desde nuestra libertad de pensamiento y expresión, podemos sostener distintas posiciones y realizar diferentes actuaciones, estar a favor de algunas cosas y en contra de otras. Incluso posicionarnos favorablemente hacia algo, sin necesidad de convertirnos en enemigos de lo contrario.

Lo que no me negaran que resulta difícil y complicado, y si me apuran por muchos equilibrios que hagamos hasta imposible es que juguemos a la vez a estar a favor y en contra de lo mismo, porque o nosotros demostramos nuestro desequilibrio o intentamos que el resto de la comunidad se vuelva majareta para entendernos.

Como se puede estar a favor y en contra al mismo tiempo de la globalización y la economía de mercado, de tener un pisito en un barrio modesto y un chalet en una zona privilegiada, a favor del proyecto europeo y defender las posiciones autocráticas de Nicolás Maduro en Venezuela.

Tampoco es razonable que defendamos el sistema público de salud y potenciemos la sanidad privada con todos sus perejiles y beneficios, a costa de un peor servicio a los pacientes y un aparentar mucho marketing, o decir que se apoya una Educación Pública, laica y mixta, y llevar a tu hijo a un colegio religioso que segrega por sexos.

Hay casos escandalosos, en los que el uso de la Ciencia, puede resultar beneficioso o perjudicial para la humanidad, no se puede estar sincrónicamente en favor y en contra del dogma y de la democracia, del debate y de no respetar el criterio y la opinión de los demás.

Tampoco podemos sacar pecho a la vez y dar nuestra batalla contra la corrupción y por la justicia, cuando en realidad se puede estar facilitando un mayor atraso de las soluciones y fomentando una mayor pobreza. No se puede estar a favor de la solidaridad y no estar en contra del ultraliberalismo.

Mientras que el autoritarismo se alimenta de la mentira, la democracia no puede vivir sin la verdad. Tenemos que administrar nuestras declaraciones y evitar nuestros errores, y no dejarnos engañar por palabras bonitas y falsas promesas.

Cuando nos sentimos con energía para culminar nuestros proyectos y obtener el éxito, aunque nuestra inventiva esté muy favorecida, debemos saber separar nuestros sueños de la realidad, y mostrando de forma clara donde están nuestros límites para que las aguas vuelvan a su cauce.

Todo se va y vuelve, menos la vida y los años. Cuando nuestra mente funciona con claridad, y sustituimos las intenciones perezosas por los pensamientos activos, mejora nuestro estado de ánimo y la sonrisa vuelve a nuestra cara.

Entre el no puedo más y hasta aquí hemos llegado, hay avisos que no se atienden y llamadas que no existen, acuerdos que se rompen y confrontaciones que se sellan, el tener ganas de hacer muchas cosas pero también de relajarse.

No debemos desanimarnos y dedicarnos a disfrutar y sentir, escapar de las preocupaciones y que los problemas pasen a un segundo plano, No tenemos que dejar el tiempo pasar y tomar cartas en aquellos asuntos que nos afectan.

A favor de la gente decente y coherente, y en contra de los chorizos y vividores. Los trepas son una fauna peligrosa , sobre todo si pasan de la amabilidad y la inteligencia, a la sumisión y la babosería .Nos damos cuenta en ese camino de la diarrea al infarto , que ser educados y correctos no es ser serviles y parásitos.

Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos