El Museo Casa Ibáñez ingresa dos fotos de Ruiz de Luna en su colección

Viernes, 19 de Julio de 2019

El Museo Casa Ibáñez ingresa dos fotos de Ruiz de Luna en su colección

24 de Enero de 2011 17:55h

Una de ellas retrata a Sorolla pintando en Lagartera.

Sorolla pintando en Lagartera
Sorolla pintando en Lagartera

OLULA DEL RÍO.- Dos nuevas fotografías de gran valor enriquecen desde hoy los fondos del Museo Casa Ibáñez de Olula del Río. Se trata de dos imágenes tomadas por Juan Ruiz de Luna, artista de Talavera de la Reina, en el año 1912. Ambas son copias de época, en tamaño de 15 X 20 cms, positivadas por el propio fotógrafo el mismo año 1912 y provienen directamente de su colección personal, a través de sus herederos. Se encontraban entre los documentos y objetos que él custodiaba personalmente.

Una de ellas es un retrato de un personaje desconocido perteneciente, probablemente, a su círculo de amigos. La otra es una instantánea tomada en el atrio de la iglesia de Lagartera (Toledo), entre los días 22 y 28 de marzo de 1912. Representa a Joaquín Sorolla pintando uno de los estudios preparatorios para el panel de Castilla con destino a la decoración neoyorquina de la Hispanic Society, encargada por el multimillonario americano e hispanista Archer Huntington. En la imagen se ve al pintor retratando del natural a un grupo de cuatro hombres que, ataviados con el traje típico lagarterano, le posan junto una de las columnas del atrio de la iglesia. Es el momento de los primeros trazos sobre el lienzo; el cuadro terminado, de 200 X 109 cms, se encuentra en el museo Sorolla.

Durante la semana que permaneció en Lagartera, Sorolla ejecutó otros dos estudios más de tipos lagarteranos, en total tres grandes lienzos que hoy pueden verse en su museo madrileño. Enterado el ceramista, pintor y fotógrafo Ruiz de Luna de la campaña pictórica de Sorolla en tierras toledanas, acudió a Lagartera, desde Talavera, para inmortalizar el momento con su cámara. Se inició entonces una amistad que llevaría a Sorolla, poco después, a encargarle todos los azulejos de estilo toledano que instaló en su nueva casa de Madrid, hoy museo Sorolla.
La adquisición de esta imagen tiene un interés especial para el museo Casa Ibáñez; enriquece los fondos fotográficos de la institución con destino al futuro museo de la fotografía, que hará un recorrido por los mejores autores españoles del siglo XX en esta disciplina y, además, ofrece un testimonio visual del proceder pictórico de Joaquín Sorolla, artista representado en la pinacoteca de Olula con el espléndido lienzo que retrata a la Condesa de Albox, la joya más valiosa, probablemente, de toda la colección.


La fotografía tiene un enorme valor documental por el momento capturado y es una bella toma, muy representativa del arte fotográfico de entonces. Se trata de una imagen totalmente inédita hasta hoy; el museo Sorolla conserva otra foto tirada el mismo día, con un encuadre diferente y un positivado más deficiente. El museo Casa Ibáñez ha mostrado su adquisición a Blanca Pons Sorolla, experta mundial en la obra del valenciano, quien ha calificado la fotografía como de “excelente calidad”.

En estos días, se ha escaneado la fotografía a alta resolución, se ha retocado digitalmente para eliminar pequeños deterioros que dificultan su óptima visión y se ha positivado en un tamaño mayor para su exhibición temporal. Desde hoy puede contemplarse en el museo olulense.



Ruiz de Luna.

Juan Ruiz de Luna y Rojas nació en Noez (Toledo) en 1863 –el mismo año del nacimiento de Joaquín Sorolla- y murió en Talavera en 1945. Desde muy joven ayudó en el taller familiar donde su padre realizaba castañuelas y guitarras para los teatros. Tenían también encargos europeos con destino a las representaciones de la Carmen de Bizet, que requerían de castañuelas para su puesta en escena.

Se dedicó después junto a su hermano Jerónimo a la decoración, obteniendo pronto éxito y numerosos encargos. Tras la decoración de una farmacia en Belvís de la Jara, que les reportó gran reputación y una lluvia de encargos, decidieron establecerse en Talavera de la Reina. Allí, Juan ejerció también como pintor y fotógrafo. Durante este tiempo descubre, asombrado, la riqueza y esplendor de la antigua cerámica talaverana; una artesanía que tuvo un pasado glorioso y se encontraba en franca decadencia. Recopila multitud de piezas que colecciona. Se propone entonces devolver a la cerámica su magnificencia de antaño y en 1908 nace su alfar de Nuestra Señora del Prado, donde se interpreta la tradición y, con el tiempo, se supera.

Pronto recibe reconocimientos. En 1911 se le otorga el Gran Premio y medalla de oro de la exposición general de Artes Decorativas, por un gran retablo cerámico de estilo neorrenacentista. En 1923 entra a formar parte de la Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo. Decora el ferrocarril de Buenos Aires y la Academia de Artilleria de Segovia. Obtiene la medalla de oro en la Exposición Iberoamericana de Sevilla. En 1943 publica, junto a Diodoro Vaca, la obra “Gran historia de la cerámica de Talavera”, que sigue siendo fundamental para el conocimiento, difusión y permanencia en el tiempo de esta artesanía universal.

En 1996 se inaugura en Talavera el museo Ruiz de Luna en una antiguo convento agustino del siglo XVII, convertido a la postre en el más importante museo de cerámica de toda España. Su colección atesora todo el legado de Ruiz de Luna; una importante colección, incluidas sus más importantes obras personales, que ilustra la evolución de la cerámica toledana desde el siglo XVI hasta el XX.

Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos